CRÓNICA POLÍTICA: ¿Acuerditos entre Morena y PVEM?

Rosy RAMALES

El pleno del Senado de la República se vio pésimo con la triple votación en la cual primeramente negó la licencia al senador Manuel Velasco Coello para separarse de sus funciones legislativas por tiempo indefinido, y luego se la concedió.

Inicialmente “en votación económica -repetida en dos ocasiones-, senadoras y senadores de la LXIV Legislatura, negaron (la) licencia…”. Así lo asienta el comunicado.

La negativa obedeció a la oposición de la mayoría a la intención del Manuel Velasco de regresar como gobernador del estado de Chiapas, cargo del cual se separó en la víspera de la instalación de la nueva Legislatura Federal para asumir como senador.

Previamente, estando como mandatario promovió una serie de reformas constitucionales en el Congreso chiapaneco para preparar su retorno inmediato como “gobernador sustituto” y concluir el sexenio para el cual fue electo, y el cual concluye en diciembre próximo.

¡Qué jugada política la de Manuel Velasco, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM)! Por cierto, en el Senado era el coordinador del respectivo Grupo Parlamentario .

Cuando se dio la primera votación, la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz justificó la abstención de la bancada del PAN dando a entender la existencia de una actuación políticamente incorrecta en la jugada maestra de Velasco Coello.

Y la senadora Blanca Esthela Piña Gudiño, de Morena, argumentó que “las modificaciones aprobadas en Chiapas representan un nuevo exceso en contra de la ciudadanía…”

Solo gastaron saliva. Porque en una tercera votación el Pleno aprobó con 82 votos a favor, 31 en contra y cuatro abstenciones, una nueva solicitud de licencia al senador Manuel Velasco Coello. Previa autorización para incorporar a la Orden del Día un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para dar trámite a la nueva petición.

Por además estuvieron los argumentos de las senadoras y senadores que se opusieron a la licencia y a tal incorporación. Claro, la Jucopo encontró los resquicios jurídicos para darle legalidad al asunto. ¿Alguien impugnará? Lo dudamos.

¡La Jucopo la preside Ricardo Monreal Ávila, de Morena (y ex priista y ex perredista), quien incluso defendió el derecho de Manuel Velasco a solicitar licencia como senador, “al asegurar que nunca en la historia del Congreso se ha negado una petición de este tipo.”

Y aunque reconoció que en tal solicitud sí subyace un asunto político, dijo no entender “por qué los senadores quieren convertirse en un tribunal de conciencia, si en Chiapas o en cualquier estado del país, hay procedimientos para exigir la rendición de cuentas”.

Ciertamente, los senadores tienen derecho a solicitar licencia para separarse del cargo. Sin embargo, la masiva voluntad popular en las urnas electorales de julio pasado, expresa la exigencia de cambios. Ya no más las mismas prácticas que han pervertido el sistema.

¿Qué no México ya entró a la era de la nueva República? Entonces, es hora de empezar a erradicar, o por lo menos acotar, los nocivos vicios parlamentarios. Y uno de ellos es la proliferación indiscriminada de licencias de legisladores.

Y si bien puede haber vacíos legales al respecto, la nueva LXIV Legislatura Federal tiene en sus manos hacer las leyes o reformas pertinentes para garantizar la permanencia de los legisladores propietarios, salvo en casos urgentes o de importancia nacional o estatal.

No que tanto senadores como diputados propietarios solicitan licencia por cualquier cosa, pero sobre todo para satisfacer sus intereses personales, incluyendo aquí sus aspiraciones a otro cargo. Y la ciudadanía ya está harta de la práctica chapulinera.

En todo caso, cuando los propietarios pidan licencia, que los suplentes asuman el cargo de manera definitiva. Ha sido práctica subir y bajar a los suplentes conforme la gana de los propietarios, y ni unos ni otros cumplen a cabalidad la función. En fin.

¿QUÉ MENSAJE MANDA EL SENADO?

Elija usted entre las siguientes hipótesis.

Novatez de las senadoras y senadores de la nueva LXIV Legislatura de la Cámara Alta. Por eso la triple votación en torno a la licencia de Manuel Velasco Coello. (Sin embargo, entre ellas y ellos, los hay con experiencia y de colmillo retorcido).

Falta de comunicación entre los líderes de los grupos parlamentarios y sus integrantes, lo cual provocó primero una votación en contra y luego a favor.

Apretón de Morena al PVEM para algún acuerdo. Por ejemplo: El voto de los Verdes para que los morenistas puedan realizar leyes y reformas legales y constitucionales sin ningún problema en cuanto a la votación exigida.

Pacto entre el PVEM y Morena. Para un acuerdo como el referido en el párrafo anterior, y otros más.

Que no hay cuarta transformación. Ver las mismas prácticas viciadas, supone que nada cambiará, salvo que los morenistas apliquen el “no importan los medios, sino los fines”.

HASTA EN CHIAPAS

Hasta Morena le entró a la jugada maestra de Manuel Velasco Coello, quien tras pedir licencia como Senador de la República, se convirtió otra vez gobernador de Chiapas, del PVEM.

En el Congreso Local, en una sesión extraordinaria urgente, los diputados del PRI, PAN, PRD, PT, Morena, Mover a Chiapas y Chiapas Unido, de manera unánime, lo eligieron como gobernador sustituto por un periodo de tres meses y cuatro días.

¿Qué tal? Cuán grande es el acuerdo.

RAÚL BOLAÑOS CACHO CUÉ

Y ante la licencia de Manuel Velasco Coello en el escaño, el senador oaxaqueño Raúl Bolaños Cacho Cué fue nombrado como nuevo Coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM en la Cámara Alta.

Raúl es un cuadro joven, con cierta experiencia política y administrativa, de recién ingreso al PVEM, y quizá el proyecto de este partido para la sucesión oaxaqueña.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com 

Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas,CRÓNICA POLÍTICA

Deja una respuesta