CRÓNICA POLÍTICA: El golpeteo oaxaqueño rumbo al 2018, por el Senado


Rosy RAMALES

Ni bien pasó la elección del Estado de México y se soltaron los demonios rumbo al 2018, no solo para la elección presidencial, sino también para los comicios de diputados y senadores al Congreso de la Unión, así como para los cargos locales para la competencia concurrente en alrededor de 30 entidades federativas.

En Oaxaca, por ejemplo, han tundido en redes sociales al Secretario de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh), Raúl Bolaños Cacho Cué, por la situación personal de Jorge Octavio Holder Cruz, quien fungía como Director de Seguimiento a Programas Bienestar de dicha dependencia, cargo que obligadamente dejó cuando le descubrieron su presunta implicación en delitos cometidos en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) durante el sexenio pasado.

Holder Cruz fue Director de Asuntos Jurídicos de los SSO y hace unos día le fue librada orden de aprehensión en el mismo expediente que al ex Secretario de Salud, German Tenorio Vasconcelos; ambos funcionarios en la administración del coalicionista Gabino Cué Monteagudo:

Tenorio Vasconcelos ya fue detenido por la presunta comisión de abuso de autoridad.

Dicen que Holder Cruz tan pronto como supo de la acción penal en su contra botó el cargo en la Sedesoh y ni adiós dijo. Y ya sabrán, en redes sociales hasta cuestionan al titular de esta dependencia por los pecados de aquél. Mmm… el ataque al Secretario de Desarrollo Social y Humano más bien tiene hedor electoral, ¿no les parece?

Verán: Raúl Bolaños Cacho Cué es uno de los secretarios del gabinete de Alejandro Murat Hinojosa con más actividad en las comunidades oaxaqueñas por la naturaleza misma de la Sedesoh, entonces el servidos público, como titular de una dependencia cabeza de sector, casi todos los días anda en campo. Y así se le ve mediáticamente.

Por lo tanto, en la antesala del proceso electoral concurrente del 2018 es lógico pensar que quienes tienen aspiraciones al Senado de la República o a la primera posición de la lista plurinominal de diputados locales, pues le empiezan a hacer la guerra al titular de la Sedesoh sobre todo mediáticamente con el ánimo de desdibujarlo como prospecto a cualquiera de ambos cargos de elección popular.

Ja. Los priistas oaxaqueños en vez de andar peleando rudamente las candidaturas (además de manera adelantada), deberían agruparse para construir una sólida estructura partidaria a prueba de todo para enfrentar exitosamente las elecciones del 2018 en la entidad, para Presidente de México y diputados y senadores al Congreso de la Unión, así como para diputados locales y concejales a los ayuntamientos.

O por lo menos para que la debacle no les sea tan dolorosa, en su caso. Porque 2018 pinta cruento, sobre todo en entidades como Oaxaca donde la izquierda es más fuerte que el PRI; recuerden que en el 2016 este partido ganó la gubernatura con apenas el 30% de la votación valida emitida, mientras la oposición en su conjunto obtuvo el 70%.

Ah, y Morena como creció de un jalón en el estado de Oaxaca, prácticamente es la segunda fuerza electoral; en un descuido y pronto le quita todo al PRI.

Y miren que Alejandro Murat parece estar consciente de ello porque hasta ha declarado que no basta ganar en las urnas electorales, sino es necesario legitimarse con el trabajo diario. Ciertamente. Y hasta el momento, este gobernador, que no es nativo de Oaxaca, casi todos los días anda en comunidades por lo menos escuchando a la gente y atendiéndola en la medida de las posibilidades de una entidad colapsada económicamente y donde hasta hoy tampoco hay Plan Estatal de Desarrollo aprobado. Ups.

En fin, mejor Alejandro Murat, que no es originario, anda sudando la camiseta. Bueno, como quiera que sea es e jefe político de los priistas oaxaqueños y como tal está obligado a entregar buenas cuentas al PRI nacional en las elecciones del 2018, o por lo menos regulares. Mmm, tienen que ser buenas si acaso pretende posicionarse como figura priista de peso nacional con futuro presidencial.

Retomando en tema: Decíamos que mejor Murat Hinojosa anda sudando la camiseta, mientras muchos priistas oaxaqueños andan en la algarabía electoral en la búsqueda por las candidaturas al 2018, sobre todo al Senado de la República y a la primera posición de la lista de diputados plurinominales al Congreso local. Por eso el golpeteo.

Raúl Bolaños Cacho Cué ha dicho que no busca la candidatura al Senado, que está bien como Secretario de Desarrollo Social y Humano cumpliendo la encomienda dada por el gobernador. Sin embargo, quienes aspiran siguen sintiendo pazos en la azotea; caso contrario, nadie se ocuparía de arremeter mediáticamente en contra del joven servidor público. Eso quiere decir que lo sienten rival electoral y lo ven fuerte.

Ha despertado el celo electoral.

¿Y qué tal si no es él la persona a encabezar la primera fórmula al Senado de la República por el Estado de Oaxaca? Claro, todo mundo pelea la primera posición porque si el PRI pierde, entraría por primera minoría. ¿Y si mejor van con mentalidad ganadora en vez de perdedora?

Las personas que aspiran al escaño o a la primera curul plurinominal local, no han leído que en el juego político-electoral priista pueden venir cuadros inimaginables, muy cercanos a Alejandro Murat.

AMLO, ¿NECIO O CONGRUENTE?

Andrés Manuel López Obrador declaró que para el 2018 Morena solo iría en coalición con el PT. Evidentemente, no con el PRD y menos con el PAN.

Pero ¿le alcanzarán la suma de los votos del PT para ganar la Presidencia de México? El voto petista es pírrico. Y AMLO ya vio en el ejemplo del Estado de México que solo difícilmente no podrá obtener el éxito electoral, y la compañía petista no es suficiente. Claro, nada es imposible, pero sí complicado.

Su postura de no coaligarse con el PRD y menos con el PAN, ¿es en realidad congruencia, capricho o necedad? ¿O es estrategia para llegado el momento negociar lo más favorable para Morena a cambio de cristalizar la coalición?

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly

Leave A Reply