CRÓNICA POLÍTICA: Hora de la renuncia de Ricardo Anaya, y los panistas oaxaqueños


*.- Moreno Valle no es bien visto en Oaxaca

Rosy RAMALES

Después de la debacle del PAN en el Estado de México, Ricardo Anaya Cortés debería renunciar a la dirigencia nacional de este partido político; por dignidad. Además para permitir mejorar las condiciones internas rumbo a la selección del candidato o de la candidata presidencial para las elecciones del 2018.

Y por supuesto, para la sección de las y de los abanderados para los comicios de diputados y senadores al Congreso de la Unión, así como para los cargos locales a disputarse en el mismo año en al menos 30 entidades federativas. ¡Cuánta elección concurrente! Sin duda, el 2018 será difícil electoralmente.

Y si Ricardo Anaya no pudo con la elección a la gubernatura del Estado de México, menos podrá con el cúmulo electivo del 2018. Se puso de necio y postuló un perfil perdedor como Josefina Vázquez Mota, y le salió mal la jugada; ahora, la derrota panista en suelo mexiquense le resta calidad moral para seguir al frente de Partido Acción Nacional (PAN) en el país.

Además, Anaya Cortés no debe ser juez y parte en la selección del candidato o de la candidata del PAN a la Presidencia de México. Eso de conducir al partido y buscar al mismo tiempo la candidatura resulta inequitativo frente a los demás aspirantes, y deja al descubierto su falta de honestidad.

Bueno, si en el 2018 se coaligan PAN y PRD para las elecciones presidenciales, los perredistas querrán poner al candidato o a la candidata, entonces los panistas se verían en la necesidad de guardar sus aspiraciones para mejor ocasión. Mmm, la elección mexiquense cambia los escenarios aliancistas, pues el partido del Sol Azteca obtuvo mejores resultados que cuando ha competido coaligado.

Aunque una coalición PRD-Morena tendría más posibilidades de ganar las elecciones presidenciales. El problema es la testarudez de Andrés Manuel López Obrador y la falta de visión de los perredistas.

En fin, veremos qué pasa en el contexto del 2018. Por lo pronto, se hace necesaria la renuncia de Anaya Cortés a la dirigencia nacional del PAN, donde la división interna se enseñorea en la víspera del inicio del proceso electoral federal, el cual arrancará en tres meses más.

MORENO VALLE, NO ES BIEN VISTO

El ex gobernador poblano Rafael Moreno Valle giró invitaciones para la presentación de su libro “La fuerza del cambio” en la capital de Oaxaca, estado donde el panista no es bien visto en cierto sector social tras la conclusión del mandato del gobernador coalicionista Gabino Cué Monteagudo.

¿Y por qué no es bien visto? Porque existe la percepción de que el saqueo a las arcas oaxaqueñas ha beneficiado a Moreno Valle, quien tuvo al ex gobernador oaxaqueño Diódoro Carrasco Altamirano como Secretario General de Gobierno en Puebla.

Entonces, la percepción política y social es que el grupo diodorista en el estado de Oaxaca ha trabajado a favor de Moreno Valle; en ese grupo se ubica precisamente a Gabino Cué; al asesor financiero de éste, Jorge Castillo Díaz, y a varios servidores públicos que la actual administración oaxaqueña investiga por el quebranto a las arcas públicas.

Vaya, en algún momento hasta al ahora perredista José Antonio Estefan Garfias se le vinculó con el grupo Diódoro-Cué-Moreno Valle, sobre todo en la campaña a la gubernatura oaxaqueña.

En fin, en Oaxaca es tan fuerte el hedor, que los adversarios políticos no pierden oportunidad para achacar beneficios al referido grupo del saqueo.

PAN-OAXACA

Los triunfos electorales no solamente se construyen en las cúpulas de las dirigencias nacionales de los partidos políticos, sino también en las entidades federativas con la cohesión de las dirigencias locales y la unidad del panismo.

Eso no lo entienden en estados como Oaxaca, donde los panistas siguen sin conseguir unificarse; es más, continúa impugnada la elección de la dirigencia local en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Ups. ¡A solo tres meses del inicio del proceso electoral concurrente!

El presidente del Comité Directivo Estatal, Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, no ha podido operar al cien por ciento: Primero porque a propósito le retrasaron la entrega-recepción y luego ante la incertidumbre jurídica debido a la impugnación, cuyo desenlace podría dejarlo fuera del cargo.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly

Leave A Reply