CRÓNICA POLÍTICA II: Megchún, ¿cumple los requisitos para titular Órgano Fiscalizador?



Rosy RAMALES

Hoy vence el plazo para el registro de aspirantes a integrar el Órgano Superior de Fiscalización, que viene a sustituir a la desprestigiada Auditoría Superior del Estado. Y mientras ciudadanos y ciudadanas de buena fe acudieron a registrar su aspiración, desde días antes ya había trascendido el nombre de Guillermo Megchún Velázquez como probable titular de dicho Órgano.

Entonces ¿para qué emiten convocatoria engañando a la ciudadanía? Claro, la decisión dependerá de la Cámara de Diputados en una votación que por disposición constitucional exige de la anuencia de las dos terceras partes de sus miembros. Veremos qué fracciones parlamentarias sirven de esquirol para la consumación de la llegada de Megchún Velázquez, quien sin duda es una persona preparada en la materia.

Sin embargo, hay “peros” en la sopa: Presumible falta de cumplimiento de requisitos y antecedentes políticos poco favorables.

La ley secundaria, exige que para ser titular del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca se requiere satisfacer requisitos como: “Ser ciudadano oaxaqueño en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos” y “haber residido en el estado durante los cinco años anteriores al día de la designación”.

¿Qué tal? “Ciudadano oaxaqueño” y con “residencia”; claro, efectiva. De sobra se sabe que en la entidad resulta muy fácil confeccionar ciudadanía y residencia, y es mucho más fácil cuando no se trata de cargos de elección popular.

¿Megchún Velázquez es oaxaqueño? Hasta donde sabíamos, no. Claro, pudo adquirir la ciudadanía, pero tendrá que comprobarlo de manera fehaciente. Ja. Es tan fácil teniendo a favor a las autoridades en los distintos órdenes de gobierno.

En cuanto a los antecedentes políticos, Megchún Velázquez fue Secretario de Finanzas en el Gobierno de Oaxaca encabezado por José Murat Casab, y luego Contador de Hacienda del Congreso Local en la Legislatura liderada por Bulmaro Rito Salinas en el sexenio de Ulises Ruiz Ortiz.

De ahí, nada se supo de Megchún, hasta ahora en que vuelve a ser tema de debate, por lo menos mediático, porque legislativo ni pensarlo; las bancadas de oposición cumplen cabalmente la función de figuras decorativas.

En fin, esperemos a ver la lista de aspirantes registrados, a la cual no hay que quitarle la vista porque en la usanza legislativa luego aparecen y desaparecen nombres de manera tan mágica que nadie se da cuenta. Así pasó en una reciente elección.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com 

Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas

Leave A Reply