CRÓNICA POLÍTICA II: ¿Qué viene con la llegada de Ericel a Morena?…y todos van al Nacional

Rosy RAMALES

La llegada del diputado local electo Ericel Gómez Nucamendi como Delegado Especial del Comité Ejecutivo Nacional de Morena en el estado de Oaxaca, bosqueja buenos augurios para los morenistas y para los aliados de éstos: PT y PES.

De entrada impone respeto. Y hasta el momento no hay ningún morenista que se atreva a faltárselo, ni petista ni pesista. Por muchas razones, pero entre ellas porque tiene toda la confianza de Andrés Manuel López Obrador, quien ya el primero de diciembre asume el cargo de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Claro, caso contrario no lo hubiesen designado como Delegado Especial, aun cuando la formalidad se la ha dado la presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, con quien, por cierto, se reunirán este día todas y todos los diputados electos de Morena que integrarán la LXIV Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca.

Y van con Ericel Gómez Nucamendi, quien, según cuentan, desde ayer mismo se dio a la tarea de hablar con el senador Salomón Jara Cruz y con todos los líderes visibles de Morena en la entidad oaxaqueña con el ánimo de reconciliar y mantenerse en unidad.

La plática habría sido con cada uno y en tono afable, amistoso, de camaradería.

Mmm…¿a qué irán todos hoy a la Ciudad de México para reunirse con la líder nacional de Morena? No se sabe a ciencia cierta, pero quizá van a tres cosas:

Una: Para que Yeidckol le lea la cartilla a los morenistas rebeldes y grupistas (¿qué no en Morena estaba prohibido conformar corrientes, grupos o tribus?)

Dos: Para dejar bien claro a los legisladores electos y en funciones el papel a desempeñar por Ericel Gómez Nucamendi para que no se anden por la libre.

Tres: Para designar o para anunciar la designación del coordinador o coordinadora de la fracción parlamentaria de Morena en la próxima Legislatura oaxaqueña, a instalarse ya el 13 de noviembre. Porque cual más ya se asumía como líder de la bancada entrante.

La llegada de Ericel Gómez Nucamendi como Delegado Especial del CEN de Morena no implica que deje el cargo de diputado, lo asumirá y lo desempeñará, salvo decisión en contrario de él mismo o salvo una posición mejor a la que lo invite el próximo Presidente de México.

Por lo pronto, al permanecer como diputado local también vienen buenos augurios porque entonces como Delegado Especial del CEN vigilará los acuerdos a los cuales llegue quien coordine la bancada de Morena con los coordinadores de las otras fracciones parlamentarias.

Incluso, nada impide que el mismo Ericel Gómez Nucamendi pueda ser el coordinador de la bancada morenista en el Congreso del Estado de Oaxaca.

Como quiera que sea, los priistas lo pensarán mejor en cualquier intento de llevarse al baile a los morenistas y aliados (PT y PES) en las tareas legislativas y políticas desde el Congreso Local. Es más, Ericel sabe guardar trato de respeto con los priistas.

Claro, también tiene su carácter e intereses políticos que defender, un proyecto al cual honrar. Pero como dice el dicho: Respeto merece respeto.

En fin, las cosas pintan más tersas con la llegada de Ericel.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas,CRÓNICA POLÍTICA

Deja una respuesta