CRÓNICA POLÍTICA: INE, Chiapas, Oaxaca, Eviel…



Rosy RAMALES

Se desconoce a ciencia cierta lo que ocurre en el estado de Chiapas. Pero para nada es normal la renuncia masiva de candidatas electas a concejalas y a diputadas locales.

¡Alrededor de 40! Número que no pasa desapercibido.

¿Cuál es el fondo? Lo investigarán las autoridades competentes. Por lo pronto, consejeras del Instituto Electoral de Participación Ciudadana de Chiapas presumen tratarse de violencia política en contra de las mujeres para favorecer a hombres en los cargos.

Situación grave.

Por eso “aunque no sea competencia directa” del Instituto Nacional Electoral (INE), éste “realizará un seguimiento puntual de los actos” de dicha violencia y de “fraude a la ley”, porque son “inaceptables” y deben “corregirse”, dijo el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello.

Ciertamente no es competencia directa del INE. Pero ¿podría ejercer su facultad de atracción? Lo ocurrido en Chiapas es un asunto de trascendencia. Aunque sería necesario revisar los alcances de esa facultad especial en el caso concreto.

Y miren, presumiblemente los mismos partidos políticos que las postularon, ahora las obligan a renunciar a las concejalías y diputaciones ganadas en las urnas electorales.

¿Qué partidos? Tres con registro nacional: Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal). Y dos locales: Chiapas Unido y Podemos Mover a Chiapas.

Entonces, el INE y el OPL de Chiapas, en sus respectivas competencias, pueden revisar la conducta de tales partidos para determinar si efectivamente están atrás de las renuncias masivas de las mujeres electas a concejalas y a diputadas locales.

Y con dicha conducta, hasta dónde han transgredido la ley electoral y principios constitucionales. Los partidos, recuerden, tienen obligaciones que cumplir y deben acatar todas y cada una de las normas electorales.

Y en su caso sancionarlos ejemplarmente. Incluso al Panal, cuya proceso de pérdida de registro no lo exime de responsabilidad en el caso Chiapas, si la tuviera.

Claro, los partidos siempre buscan darle la vuelta a la ley maniatando a las autoridades electorales para sancionarlos. Por ejemplo, ahora estarían intentando colocar a hombres en los cargos de las mujeres que han renunciado siendo ya electas.

Según se infiere hay casos donde renuncian todas las mujeres de la planilla de modo tal que solamente habría hombres para asumir los cargos de concejales al ayuntamiento.

“Son renuncias de planillas completas las que se han recibido en el órgano electoral y hay indicios de que fue un mecanismo que desde el principio previeron los partidos políticos para que esos espacios sean ocupados por varones”, sostuvo una consejera del OPL de Chiapas.

¿Qué tal? Y llamó a las candidatas electas dimitentes a no dejarse intimidar y a denunciar.

La preguntas es: ¿Denunciarán a los partidos o a los políticos que las habrían obligado a renunciar al cargo?

Sin denuncia, poco podría hacer la autoridad electoral administrativa, porque aun cuando puede actuar de oficio, sin pruebas ¿cómo sancionar? ¿o cómo obligar a los partidos a respetar la paridad frente a situaciones imprevistas en la ley electoral como lo es la renuncia masiva de concejalas y diputadas electas?

Es más, el caso Chiapas parece ya más en la cancha de los tribunales electorales. Pero ¿y quién impugnará? El derecho le asiste a las mujeres que renunciaron habiendo coacción de por medio. ¿Y si ellas no quieren?

Quizá pueda intentarlo algún partido político (distinto a los presumiblemente involucrados) argumentando tratarse de la violación a un derecho colectivo como lo es el de ser votadas a cargos de elección popular. Además de la violencia de género.

Pero ¿y si las mujeres ni así quieren acceder al cargo?

En fin, este caso de fraude a la ley en materia de paridad de género ocurrido en Chiapas es para considerarse con su respectiva solución en una próxima reforma electoral.

¿SOLO OCURRE EN CHIAPAS?

Chiapas se convirtió en foco rojo en cuanto a la violación del derecho político electoral de ser votadas en su vertiente de acceso al cargo y de violencia política de género, por el carácter masivo de las renuncias de concejalas y diputadas electas.

Pero seguramente ocurre en más entidades federativas, y los casos pasan desapercibidos por tratarse de uno o dos, sin que nadie lo denuncie; ni siquiera el Organismo Público Local (OPL) Electoral correspondiente.

¿Qué autoridad puede poner atención y revisar la actuación de los OPL en la integración de los ayuntamientos? Vaya, hay casos donde la autoridad electoral permite integrar a más concejales de los permitidos por la ley.

CASO OAXACA

En el estado de Oaxaca los partidos políticos tampoco cantan mal las rancheras; al contrario, andan entonaditos, y más cuando el OPL los deja hacer.

¿Qué no hubo casi una veintena de casos donde algunos partidos registraron hombres cisgénero como mujeres trans. Y también el INE se hizo de la vista gorda.

Y la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió las impugnaciones al ahí se va. Salvo uno, los magistrados y magistradas mostraron ciertas dudas, y aún así confirmaron 2 candidaturas a presidentas municipales encarnadas por hombres.

Claro, ellos argumentaron ser ellas, pero en la comunidad saben que siempre han sido ellos. Y algunos hasta esposa e hijos tienen.

Eso sí, algunas consejeras del OPL-Oaxaca se mostraron indignadas con la resolución de la Sala Superior porque no dieron revés a todas las falsas candidaturas trans. Ups. ¡Cuando ellas mismas inicialmente avalaron el registro!

En su momento, el Consejo General del OPL aprobó el registro de mujeres trans que en realidad eran los mismos hombres que inicialmente habían registrado los partidos. Pero como el órgano electoral los requirió ante la falta de cumplimiento al principio de paridad de género, los partidos le dieron la vuelta con las simulaciones.

Claro, autoridad electoral y partidos niegan rotundamente haber estado en complicidad.

El OPL-Oaxaca, cuyo Consejo General preside Gustavo Meixueiro Nájera, navega con bajo perfil. Es mejor así dicen alguno consejeros que prefieren pasar desapercibidos. Por cierto, en este órgano electoral han empezado a despedir trabajadores con más de 15 años de servicio, según denuncia de afectados.

EVIEL PÉREZ MAGAÑA

Y a propósito de oaxaqueños, el fin de semana Eviel Pérez Magaña estuvo en su entidad natal, pero no en gira de trabajo como Secretario de Desarrollo Social del Gobierno Federal, sino como cualquier ciudadano que convive con sus paisanos.

Y en una plática muy informal con algunos periodistas, a pregunta expresa de uno de ellos, dijo que una vez que concluya su función (o sea, a partir del último día de noviembre próximo), se tomará unas largas vacaciones.

Mmm… claro, un descansito le vendría bien. Porque la función pública es tan absorbente que a veces no se tiene tiempo para la familia y la vida privada.

Pero largo asueto no es recomendable para un político cuyo partido (el PRI) anda en la antesala de la renovación de su Comité Ejecutivo Nacional.

Hacen falta militantes que empujen hacia una refundación, si no verdadera, por lo menos sin tanta simulación.

LA FELIZ FAMILIA

Desde esta columna felicitamos al bonito y feliz matrimonio de David Romero Villalobos y Paola Rendón García, quienes el sábado pasado bautizaron y presentaron a André, su más pequeño hijo, que junto con Davidcito hacen una hermosa familia.

Los conocemos hace tiempo, vimos cuando David le pidió matrimonio a Paola de una manera tan inédita y romántica que con ese momento implícitamente anunciaron una unión llena de felicidad.

Producto de ese bonito amor, son David y André. ¡Felicidades!

La recepción tuvo el acento de cordialidad de David Romero Villalobos, una persona que sabe ser amigo. Y la atención siempre afectuosa de Pao. Además, adornada con el buen gusto de la tía de Pao.

Y la comida, ni se diga, cien por ciento oaxaqueña, hecha por cocineras tradicionales. Fue un gusto contarme entre las personas invitadas.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email

Leave A Reply