CRÓNICA POLÍTICA: Muchos frentes y pocas nueces…¿Y el PRI?


Rosy RAMALES

Frentes por aquí, frentes por allá, y nada claro aún sobre los intentos de construir la unión de fuerzas políticas, líderes y poderes fácticos para derrotar al PRI en las próximas elecciones del 2018 de Presidente de México y senadores y diputados al Congreso de la Unión, así como en los comicios concurrentes en 30 entidades federativas.

¡Todos en contra de uno!

Caray, la preocupación les viene cuando llega el proceso electoral. Pero antes, la oposición al PRI solo se ocupa de torpedearse internamente, de “invertir” los recursos públicos en cosas distintas a los fines de los partidos y a divagar. Muy poco se ocupan de crecer, de fortalecerse, por eso cuando es tiempo de comicios andan como “Los amorosos” de Jaime Sabines:

“Los amorosos viven al día, no pueden hacer más, no saben. / Siempre se están yendo, siempre, hacia alguna parte. / Esperan, no esperan nada, pero esperan.”

En fin, que después de la idea de los militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de conformar un Frente Amplio Democrático con todas las fuerzas políticas y sociales contrarias al PRI para competir y ganar en el 2018, han nacido otras ideas.

Como el Frente Amplio Opositor al que están convocando líderes políticos y dirigentes partidistas, reunidos apenas está semana a iniciativa del panista Javier Corral Jurado, Gobernador de Chihuahua. ¿O es el mismo Frente planteado por la líder del PRD nacional, Alejandra Barrales?, porque ella participó en la reunión, lo mismo que el dirigente del PAN, Ricardo Anaya Cortés.

Aunque en la reunión en comento estuvieron presentes personajes de la talla del ex candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y el ex senador Porfirio Muñoz Ledo, quienes no se asomaron cuando Barrales y Anaya anunciaron su Frente.

Al llamado de Javier Corral, también acudieron el ex Canciller Jorge Castañeda Clara Jusidman, Emilio Álvarez Icaza, el ex Gobernador de Nuevo León Fernando Elizondo, entre otros y el ex líder nacional panista Gustavo Madero, entre otros.

Y no es mala la idea que plantean de “primero el Frente, y luego el candidato”. O sea, primero conformar ese huracán para sacar al PRI de Los Pinos, y luego consensar qué hombre o mujer puede encabezar el Frente como candidato o candidata a la Presidencia de México.

Y francamente, entre todos los ahí reunidos no veo otro que Cuauhtémoc Cárdenas. ¿Y los panistas querrán? En Acción Nacional están divididos y hay quienes rechazan la posibilidad de conformar un Frente de fuerzas electorales, además el albiazul tiene sus propios prospectos a la Presidencia de México bastante bien posicionados como Margarita Zavala Gómez del Campo, como el propio Anaya, como Rafael Moreno Valle, como el senador Juan Carlos Romero Hicks.

Mmm…¿O Javier Corral querrá encabezar el Frente Amplio Opositor como candidato a la Presidencia de México? Sería un buen candidato, pues incluso maneja muy bien el discurso del combate a la corrupción que la gente quiere oír, pero también ver traducido en hechos. Sin embargo, Corral apenas en octubre cumplirá un año como Gobernador de Chihuahua, entonces metería en conflicto a esta entidad salvo que la Constitución chihuahuense no exija elecciones extraordinarias ante la ausencia del mandatario dentro de los dos primeros años del sexenio.

En fin, que Javier Corral llamó a seguir el modelo de alianza de Chihuahua que le permitió ganar la gubernatura. Y miren que es buen estratega en alianzas, pues también participó en la conformación de la coalición opositora que en Oaxaca derrotó al PRI en el 2010 llevando como candidato a Gabino Cué Monteagudo, con el cual, por cierto, terminó distanciado; el panista se dio cuenta de que el mandatario oaxaqueño se había apartado de la ruta trazada, del buen camino.

La pregunta es ahora: ¿Cuajará el Frente Amplio Opositor? Quizá sí entre los líderes políticos reunidos en esa mesa a la que le dio prestigio la presencia de Cuauhtémoc Cárdenas. Pero quien sabe si cuaje entre los líderes regionales, estatales, distritales y municipales, así como entre las bases de cada partido políticos opositor al PRI.

Los tiempos en que Cárdenas y Muñoz Ledo se escindieron del PRI, ya no son los mismos. Ahora la oposición se ha pervertido a grados extremos. Hay entidades federativas donde los priistas tienen a los “opositores” comiendo de la mano con toda clase de canonjías y prebendas; es más, los han hecho hasta presidentes de los comités estatales y así tienen “amarrados” a los partidos.

Además el Frente Amplio Opositor y el también pretendido Frente Amplio Democrático (¿son lo mismo?) tienen enfrente el bosquejo de coalición Morena-PT promovido por el líder morenista Andrés Manuel López Obrador, aspirante a la Presidencia de México.

Y si AMLO no se suma al Frente, habrá dos candidatos fuertes de izquierda y ello pulverizará el voto, máxime si al vencimiento del plazo para el registro de coaliciones el PAN decide no entrarle a la coalición. Claro, porque cualquiera que sea el Frente tendrá que participar electoralmente como coalición, pues legalmente los frentes no tienen fines electorales.

Mientras tanto hay otro intento de Frente o más bien de unión electoral, pues resulta que   el Consejo Nacional de Movimiento Ciudadano acaba de aprobar por unanimidad la formación de un Frente Ciudadano por México con otros partidos rumbo a la elección presidencial.

¿¡Qué tal!?

Como dice esa canción de la “pelusa por aquí, pelusa por allá”, así están los partidos con “un frente por aquí, otro frente por allá”. Sin embargo, nada sólido hasta el momento y el proceso está por empezar, y cuando empiece uno de los primeros plazos fatales es el del registro de coaliciones.

¿Y MIENTRAS EL PRI?

Y bueno, mientras sus opositores delinean estrategias para derrotarlo, el Partido Revolucionario Institucional entra el momento para definir cómo quiere ganar o cómo quiere perder las elecciones del 2018.

Los trabajos de su XXII Asamblea Nacional empiezan este 9 y siguen el 10 de agosto en cinco mesas temáticas que se llevarán a cabo en los estados de Campeche (Estatutos), Coahuila (Declaración de Principios), Estado de México (Programa de Acción), Jalisco (Visión de Futuro) y Sinaloa (Ética y Rendición de Cuentas), donde se aprobarán o no, los pre-dictámenes.

Y la plenaria está prevista para el 12 de agosto en la Ciudad de México, donde se someterán a aprobación, en su caso, los documentos.

Los dos grandes grupos darán la batalla: El que quiere quitar los candados, y el que quiere dejarlos.

La pregunta es: ¿El PRI saldrá fracturado y casi en posición de derrota? ¿O conseguirá salir con grandes decisiones y unido listo para ganar el 2018?

¡Hagan sus apuestas señores!

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly

Leave A Reply