CRÓNICA POLÍTICA: Ni Yeidckol unió a los diputados electos de Morena

Rosy RAMALES

Las diputadas y diputados electos de Morena habían quedado en acudir al Congreso del Estado de Oaxaca para acreditarse hasta este viernes porque el jueves acudirían a la Ciudad de México para sostener una reunión con la líder nacional del partido, Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

Incluso, las diputadas y diputados electos de los partidos aliados, del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), también asistirían hasta viernes. La intención era dar una muestra de unidad y un adelanto de fuerza, máxime cuando en conjunto quienes llegaron por la coalición “Juntos Haremos Historia” suman en total 32 de 42 curules que integran el Congreso Local.

La fracción parlamentaria de Morena para la próxima LXIV Legislatura del Congreso Local quedó conformada por 20 diputaciones (12 de mayoría relativa y 8 de representación proporcional); la del PT por 6 y la del PES por 6, en ambos casos solo de mayoría.

Pero no llegó la totalidad, ni juntos. Primero llegaron alrededor de 19 morenistas y tres por el PT, y al final, cuando éstos ya se habían esfumado de la escenografía de la acreditación, aparecieron dos del PES.

¿Qué pasó? ¿Por qué unos morenistas fueron con el recién nombrado Delegado Especial del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Ericel Gómez Nucamendi (también diputado local), a la reunión con Yeidckol? ¿Y por qué la mayoría llegó a acreditarse? ¿Éstos desacataron el llamado de la líder nacional? ¿O no fueron invitados al encuentro con ella?

Hasta donde se sabe deberían asistir todos.

Como haya sido, la mayoría de las y los diputados electos morenistas el jueves sí dieron una demostración de fuerza, pero frente al grupo interno que acudió con Yeidckol. El grupo que no fue al encuentro con la líder nacional de Morena es liderado por el senador Salomón Jara Cruz, según dicen.

Y al parecer también por la diputada local saliente Paola Gutiérrez Galindo, quien hasta la fotografía del recuerdo se tomó con las y los diputados que llegaron a acreditarse por Morena, y que fueron los siguientes conforme al comunicado:

Elisa Zepeda Lagunas, Magaly López Domínguez, Horacio Sosa Villavicencio, Timoteo Vásquez Cruz, Delfina Elizabeth Guzmán Díaz,  Elena Cuevas Hernández, Fredie Delfín Avendaño, Rocío Machuca Rojas, Emilio Joaquín García Aguilar, Karina Espino Carmona y Alejandro López Bravo.

Igualmente por Morena se acreditaron: Laura Estrada Mauro, Mauro Cruz Sánchez, Migdalia Espinoza Manuel y Juan Aguilar Espinoza. Aunque los tres primeros fueron postulados por el PT dentro de la coalición “Juntos Haremos Historia” y el último, por el PES.

Ese es otro punto de conflicto entre los llamados “coalicionistas” y que se originó desde el registro de candidaturas, pues los partidos que integraron dicha alianza se prestaron distritos entre sí para acomodar a sus cuadros. Y ahora se están acreditando por su partido de origen, y en otros casos de plano se están mudando de filiación.

Así, por ejemplo de los 6 que en términos del convenio de coalición quedaron como diputados electos del PT, este viernes solamente se acreditaron dos: César Morales Niño, Nóe Doroteo Castillejos y Saúl Cruz Jiménez; el primero virtual líder de la próxima fracción parlamentaria petista.

Y de los 6 electos como diputados del PES, dos se acreditaron como tales: Frabricio Emir Díaz Alcázar y Arsenio Lorenzo Mejía, de quien dicen será el coordinador de la bancada pesista, y uno lo hizo como de Morena….bueno, quizá dos, porque también llegó Gloria Sánchez López, la cual se tomó la foto con los morenistas.

Y este viernes se acreditará el resto de los coalicionistas, además de las y los diputados de la mini-bancada del PRI, integrada apenas por 6: 1 de mayoría relativa y 5 de representación proporcional. Y aquellos que van solos: 1 del PVEM, 1 del Panal, 1 del PAN y 1 del PRD.

Resulta interesante lo visto en la acreditación, pues augura situaciones como las siguientes:

Una: Una evidente división de los coalicionistas.

Dos: Fracciones parlamentarias distintas a la conformación original como resultado de las elecciones.

Tres: Pleito encarnado, incluso entre los mismos partidos aliados en lo que fue la coalición “Juntos Haremos Historia”, por posicionarse como segunda fuerza y, en consecuencia, quedarse con por lo menos la mitad de los órganos de gobierno y administrativos del Congreso del Estado de Oaxaca, salvo que consigan unirse y acordar de aquí a la instalación de la LXIV Legislatura, lo cual será el 13 de noviembre.

Cuatro: La próxima bancada del PRI puede disputar la segunda fuerza legislativa si consigue sumar a la misma a los diputados electos del PVEM, Panal, PRD y PAN; incluso, a algunos “coalicionistas”. Eso si acaso también logra limar asperezas internas.

En fin, así las cosas rumbo a la instalación de la nueva Legislatura oaxaqueña, donde los “coalicionistas”, y sobre todo los morenistas, están dando muestras de división, sin que ni Yeidckol Polevnsky Gurwitz haya conseguido poner orden hasta el momento en los integrantes de la próxima bancada de Morena.

Incluso, se pensó que con la designación del diputado electo Ericel Gómez Nucamendi como Delegado Especial del Comité Ejecutivo Nacional de Morena iban a superar el divisionismo, pero no ha ocurrido así cuando menos hasta ahora.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas,CRÓNICA POLÍTICA

Deja una respuesta