CRÓNICA POLÍTICA: ¿Triangulación Morena, PRI, PVEM?

Rosy RAMALES

Quizá a buena parte de los oaxaqueños le cayó como anillo al dedo la licencia de Manuel Velasco Coello al cargo de Senador de la República para regresar como gobernador del estado de Chiapas en calidad de “sustituto”.

Un trajecito a la medida confeccionado por el chiapaneco mismo antes de asumir el escaño, donde apenas estuvo algunas horas. Claro, inmediatamente asumió el cargo el suplente Eduardo Enrique Murat Hinojosa, ahora senador en funciones del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Sí, es hermano del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Todavía le tocó un cachito del poderío priista, de ahí su triunfo…bueno, y también gracias a la división de la izquierda en la entidad en el 2016.

¿En diferente partido?

¿De qué se extrañan? Sucede en las mejores familia y, además, no es ningún delito, al fin y al cabo la afiliación a un partido político es un derecho político electoral que cada ciudadano mexicano puede ejercer de manera libre e individual.

Así que cada quien milita donde se sienta mejor o identificado ideológicamente, o donde le ofrezcan la oportunidad a sus aspiraciones. Total, por el motivo que sea.

Además el PRI y el PVEM siempre han sido aliados. Incluso, en algunas entidades uno parece franquicia del otro y hasta se prestan militantes. Los priistas que no alcanzan cargo de elección popular en el Revolucionario Institucional, los postula el Verde.

O al rato se vuelven verdes priistas con malos antecedentes en la administración pública.

Claro, también el Partido Verde saca ventaja cuando en ocasiones postula cuadros del PRI de futuro promisorio, como es el caso de Raúl Bolaños Cacho Cué, un oaxaqueño joven y preparado, quien tras la licencia de Manuel Velasco tomó el liderazgo del Grupo Parlamentario del PVEM en el Senado de la República.

Licencia, a la cual no puso resistencia el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, por cierto, amigo de oaxaqueños como, por ejemplo, de José Murat Casab.

Mmm…¿El Che Murat tuvo que ver algo en la operación de la licencia de Manuel Velasco para que los morenistas no la hicieran cardíaca?

Parece idea descabellada, pero en política nada está escrito y todo es posible.

No está por demás decir que José Murat y Ricardo Monreal han operado juntos diversos temas políticos en distintos momentos de la vida del país y de sus respectivos partidos. Incluso, el ahora morenista es de origen priista.

Por cierto, cuando José Murat buscaba la candidatura del PRI a gobernador de Oaxaca, hubo un momento en que amagó –según se contó en los corrillos priistas— en renunciar al partido, tal y como lo había hecho Monreal cuando le negaron la candidatura al gobierno de Zacatecas y luego lo postuló el PRD.

Ambos son políticos de colmillo retorcido, operadores avezados y de suerte envidiable.

En fin, el asunto de la licencia de Manuel Velasco al cargo de senador, su designación como gobernador de Chiapas ahora en calidad de “sustituto” (hasta con la aprobación de la bancada local morenista), la mudanza de algunos diputados federal del Verde al Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara Baja, puede tener operadores diferentes y fines distintos.

Pero como sea, parece haber una triangulación Morena-Verde-PRI, donde a éste le toca apechugar. Y quizá sin más remedio para evitar la persecución de priistas en la administración del próximo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. ¿Acuerdos para salvar el pellejo?

Claro, a cambio de que Morena, vía las cámaras del Congreso de la Unión, consiga las votaciones legales y constitucionales (sobre todo calificadas) para transitar reformas y leyes que permitan operar el proyecto de Nación de AMLO.

Y como en política nada es casualidad, sino causalidad, no sería rara la triangulación partidista; incluso para operar temas en entidades federativas.

Alguna causa tendrá el hecho de que el Coordinador Parlamentario del PRI en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chong, y su homólogo del Verde, Raúl Bolaños Cacho Cué, hayan dando una conferencia de prensa conjunta para asegurar no haber rompimiento entre ambos partidos.

Y que en el Senado van juntos para cumplir los compromisos de campaña como aliados electorales en las pasadas elecciones, amén de la propia agenda legislativa de cada partido político.

Aunque, Raúl Bolaños hizo énfasis en que el PVEM “realizará consensos con todos los partidos políticos cuando las iniciativas tengan un beneficio para la población mexicana.”

Bueno, también de algún modo tenían que intentar justificar los acuerdos con Morena y las mudanzas de militantes. Y, por supuesto, las cosas pueden ser distintas en la Cámara Alta y en la Cámara Baja.

En fin, a veces los políticos son tan impredecibles que generan circunstancias de multiplicidad de lecturas.

Vaya, en los últimos días ha habido momentos que dan más importancia al PVEM, que al PRI.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com 

Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas,CRÓNICA POLÍTICA

Deja una respuesta