Cué y los acuerdos… ¿con el PAN o con el PRD?


*.- ¿Y cuáles serían otros cambios en el gabinete?

*.- Ya hubo acuerdos

Rosy RAMALES

Según parece, ya empezaron los anunciados cambios en el gabinete del gobernador Gabino Cué Monteagudo, quien hace algunos días anunció que a principios de diciembre habría cambios en dos o tres dependencias. Ups, ¿todos a nivel de Secretarías o también cargos inferiores a éstas?

Seguramente algunos cambios obedecerán a los tiempos del proceso electoral en marcha para elegir diputados federales en 2015. Quizá otros, sean cambios necesarios para la mejoría de la administración estatal. Ojalá se dieran más de éstos últimos.

En el contexto de ese anuncio, llegó el primer cambio determinado por la renuncia de José Antonio Estefan Garfias a la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra), donde al parecer logró establecer cierto orden porque todos estaba hecho un desastre. Estefan recibió el área por parte de Pedro Silva Salazar, y estratégicamente con otro nombre mediante una reforma legislativa.

Ante la vacante, el Mandatario tenía que nombrar sustituto de Estefan. En la praxis política de antaño, sería lógico nombrar a otro amigo. Pero la praxis cambió. Porque Cué gobierna en coalición fáctica con los partidos que lo respaldaron vía coalición electoral en el 2010; entonces, es hasta políticamente normal otorgue espacios a estos aliados.

¿Pero qué no a estas alturas del sexenio ya no deberían existir las cuotas aliancistas como pago a dicho favor electoral? Eso sería en la lógica de antaño. Pero la fortaleza y debilidad de Cué ha sido su falta de pertenencia (cuando menos no visible) a determinado partido y, además, grande y fuerte como para poder sobrevivir sin alianzas.

En fin, que los mismos tiempos y circunstancias están marcando la ruta de nuevos acuerdos y alianzas, ya sea fácticas o legales. Está en plena marcha el proceso electoral para la elección de diputados federales en el próximo año y también en el 2015 inicia el proceso electoral de gobernador, diputados locales y concejales a los ayuntamientos.

Además, Cué necesita terminar bien su sexenio y, por lo tanto, se vuelve indispensable reforzar sus acuerdos, o construir nuevos acuerdos, con sus aliados, principalmente con el PAN y el PRD. Ahora sí como dicen cuando leen las cartas: Por el pasado, por el presente y por el fututo…político-electoral.

¿Y con cual de los dos partidos está pactando? Quizá con el PAN. A ello puede obedecer el nombramiento de Carlos Moreno Alcántara con nievo titular de Sevitra; él fungía como Subsecretario de Fortalecimiento Municipal de la Secretaría General de Gobierno; cargo donde operó política y electoralmente, sin duda, siendo tan avezado en asuntos de tal naturaleza. No en vano fue representante del PAN ante el Consejo General del entonces Instituto Estatal Electoral, presidente estatal de este partido y líder de su bancada.

¿Qué tal? Es todo un estuche de monerías. Por cierto, con tantas cualidades político-electorales, y ninguna en materia de transporte, hasta cabe preguntar: ¿Carlos será operador electoral desde la Sevitra? Eso se llama ejercicio de poder, si fuera el caso.

Porque igual y el nombramiento de Carlos obedece a un premio por buen desempeño como Subsecretario, o porque Cué no tenía a nadie a quien nombrar, o porque es un simple acuerdo con el PAN sin ningún trasfondo político-electoral en el contexto de acuerdos por el presente y por el futuro. ¿Ustedes qué opinan queridos lectores?

Y miren, la hipótesis del acuerdo de Cué con el PAN tienen cierta lógica en una ruta política-electoral: Leslie Jiménez Valencia llega a la presidencia de la Mesa directiva del Congreso del Estado como una estrategia para posicionarla para la candidatura a la presidencia municipal capitalina; Gerardo García Henestroza podría ir como candidato a la diputación federal plurinominal en la lista panista, porque José Antonio Estefan iría como candidato por la diputación de Tehuantepec (¿vía PRI u otro partido político o coalición?).

En ese contexto, cabría preguntar: ¿Diódoro Carrasco Altamirano ha influido en este tipo de decisiones? También vinculando el cuadro llamado Jorge Castillo. Y nada de pecado tendría. Es simplemente ejercicio político.

¿Y los acuerdos con el PRD? Pues quizá también los haya. Tal vez el arribo de Carol Antonio Altamirano a la presidencia estatal perredista, sea parte de ello.

¿Y CUÁLES SERÍAN LOS OTROS CAMBIOS EN EL GABINETE?

Nuestra fuente aliancista ha estado muy hermética. Pero quizá puedan intuirse en función de su aspiración política o en la disfunción en la administración pública estatal.

Alberto Esteva Salinas, Secretario de Seguridad Pública, cuya aspiración ha sido evidente hasta en el color naranja de las camionetas de la policía. Incluso, hay quienes dicen que su postulación sería una salida digna. ¿Y por qué partido? Porque Convergencia ya no existe. Es más, abandonó las filas naranjas cuando le cambiaron el nombre a Movimiento Ciudadano. Pero en política siempre operan los acuerdos…

José Zorrilla de San Martín Diego, Secretario de Turismo y Desarrollo Económico, de quien se sabe pretenden hacer diputado federal por el distrito del centro, después de que los mismos aliancistas frenaron su carrera a la alcaldía capitalina. Ups. ¿Pero y el Centro de Convenciones? Si se va de candidato ya no hay negocio… perdón, proyecto.

¿Y por qué partido? Porque los coalicionistas son muy celosos de sus espacios, a duras penas alcanzan para ellos. Además, ni quien quiera votar por Zorrillita con ese espejismo de desarrollo económico mientras los comerciantes y empresarios padecen las consecuencias de tanto bloqueo, marcha, manifestación, etc.

Algo similar ocurre en el caso de Netzahualcóyotl Salvatierra, Secretario de las Infraestructuras. La poca obra pública ha sido dada a constructores foráneos, sobre todo la importante. ¿Votarían por él? Bueno, igual y ocurre una elección de Estado y los prospectos coalicionistas obtienen resultados apabullantes.

En fin, que entre los coalicionistas creen que un cambio más se daría en la Secretaría del Trabajo. Y otro en la Secretaría de la Contraloría, donde doña Perla Woolrich Fernández podría irse a una candidatura a diputación federal plurinominal en la lista panista.

Claro, esos cambios, de darse, requerirían sustitución de titulares.

YA HUBO ACUERDO…

Los líderes de las fracciones parlamentarias en el Congreso del Estado ya dirimieron diferencias políticas y seguramente llegaron a importantes acuerdos para darle paso al trabajo legislativo. Después de sus diálogos hasta una foto se tomaron ayer: Aparecen muy contentos Alejandro Avilés Álvarez, líder de la bancada priista; Félix Serrano Toledo, de la bancada del PRD, y Naty Díaz Jiménez, de la bancada del PAN.

Además, muy juntitos, como buenos amigos, Jefté Méndez, diputado del Panal, y el diputado priista Fredy Gil. Los desencuentros están superados, al parecer.

****

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly

Leave A Reply