Sócrates A. Campos Lemus: Transformación y proyecto político ideológico

AGENCIA QP-                                              ¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

Cada vez que el ex presidente Carlos Salinas de Gortari sale a la luz pública es motivo de comentarios y le dan un poder que a lo mejor ha consolidado a lo largo de muchos años en la política y sus relaciones internacionales y a su propia capacidad, lo que sí es claro es que cuando termina el proceso de elección presidencial en México, este año, escribía después de conocer que el ganador sería Andrés Manuel López Obrador que todos deberíamos contribuir a que le fuera bien al presidente electo ya que así le iría bien al país y, de pronto, los comentarios políticos cambian radicalmente cuando se conoce las declaraciones de lo que dijo en la reunión con motivo de los 500 años del Príncipe de Maquiavelo, donde argumentaba que la república vive un riesgo y que el gobernante necesita estar preparado para “el golpe inesperado”, así, se desatan las especulaciones que van desde que quiere mostrar su poder y de que a lo mejor busca generar un serio conflicto al presidente electo y la verdad es que solamente son especulaciones y, las más directas, señalan que esas declaraciones son a raíz de su enojo al terminar el proyecto del NAICM, ya que, según algunos comentaristas, explican que los afectados son importantes constructores que se consideran parte de su equipo político-empresarial comenzado con Carlos Slim, Olegario Vázquez Raña que en realidad siempre ha estado aliado y ligado con Luis Echeverría y Fox, Bernardo Quintana, Hipólito Gerard que  es su cuñado y a lo mejor socio, dicen algunos, Carlos Hank González que la realidad política lo liga directamente con las acciones de AMLO y, de lo que nadie tiene duda, es de que la actual campaña contra AMLO está dirigida y orquestada por una gente directamente ligada con Salinas de Gortari como lo es Claudio X González y las gentes del CCE.

         Platicando con algunos políticos, nos dicen que para el bien de la nación,  AMLO, debería hacer lo que hizo López Portillo cuando nombrara como embajador a don Luis Echeverría y poniendo agua y distancia de por medio, cuando menos, tenía la idea de que entendiendo el mensaje tomaría una sana distancia de los medios de comunicación y dejaría en paz al nuevo gobernante, pero no creo que esto suceda, AMLO es de otra naturaleza, no tiene, creo yo, la perversidad que nos han mostrado algunos políticos del país y si bien está dentro del esquema del perdón pero no del olvido, no pienso que llegue a tener acciones violentas en lo político o económico en contra de sus contrincantes y enemigos, así que está, ahora, en el campo de las batallas ideológicas y políticas que deben darse para mostrar cuáles son los caminos de unos y de otros. Ya pasamos los tiempos electorales y ahora se acercan los tiempos de gobierno y de acción y construcción política del nuevo modelo que se estaría mostrando en la cuarta transformación de México, según AMLO, y esto, requiere sin duda alguna una clara definición política e ideológica que muestre el rumbo del proyecto y de las acciones de gobierno.

         Con ello tenemos que entender que tiene una enorme tarea, porque no solamente hay que convencer a la raza para que esté al pendiente de las acciones de gobierno y las apoye, sino que tiene que tener un gran ejército político-ideológico que muestre las virtudes y ayude a alcanzar los logros de las acciones y, para ello, deberá establecer una gran escuela de cuadros que sin duda tendrá la obligación de generar MORENA y su dirigente Yeidckol Polevnsky .Y no se deben espantar los clase medieros que en todo comparan  a AMLO con un tiranito, sino que cualquier gobierno y en cualquier sistema existen esas escuelas de cuadros políticos que son las que forman la estructura del Partido y así es como se mantienen las estructuras políticas, mediante un proyecto de acción y una plataforma ideológica, porque además ya vimos que cuando entraron los neoliberales que solo tenían como meta el dinero y los pesos y centavos en la mente, se dieron a la tarea de desmantelar los proyectos nacionalistas para convertirlos en proyectos entreguistas y privatizadores que nos han llevado a la crisis actual. Sin duda son muchos años en que con el panismo y las boberías privatizadoras y entreguistas han generado una gran tragedia y han desmantelado la ideología nacionalista y social que nos dieron la fuerza para desarrollar al país, por ello, ahora, se tienen que educar y capacitar a los nuevos cuadros políticos que son la base para la acción y la operación de los proyectos sociales, si no han entendido los que no entienden que la política se basa en la fuerza de las bases sociales que les apoyan y no en la simple publicidad, marrullerismo y manipulación de la información, no saben que es la política y por esa razón perdieron sus privilegios y recursos así como a sus pocos, poquísimos militantes y han quedado huérfanos y sin visión para el presente y el futuro. Un partido no solamente se construye con las dirigencias, se construye y se sostiene con las bases militantes, y esas se cohesionan con la ideología y el programa político que dé respuesta a sus demandas y a sus necesidades, así que, seguramente, el siguiente paso de AMLO y de MORENA es la construcción de la escuela de cuadros que será la base de MORENA como organización política de apoyo a su presidente y a su proyecto transformador.

Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas

Etiquetas:

Deja una respuesta