Sócrates A. Campos Lemus: En Oaxaca no se puede tolerar la indisciplina política



AGENCIA QP-         ¡QUE CONSTA… LOS OLVIDADOS!
        
Cuando una entidad se encuentra en emergencia política, social y económica, como lo estamos en Oaxaca o en Chiapas, no se pueden tolerar los actos de indisciplina política ni la acción de los grupos “institucionales” que tienen ligas con la delincuencia organizada como ha sido el caso del ex tesorero de la CTM-Oaxaca, quién contaba con un grupo de gentes armadas que le cuidaban las espaldas. Cuidaban sus centros de habitación y de corruptelas, los centros de acopio de armas y dinero o drogas y mercancía robadas, pero además, hay que considerar que el SAT le ha detectado más de 150 cuentas bancarias donde ocultaba o pretendía ocultar una inmensa riqueza que no puede justificar. Comprando voluntades o llegando a negociaciones con ex funcionarios de la anterior administración logró que no se aceleraran las investigaciones donde se le involucran como secuestros y asesinatos y otros delitos graves que ameritan cárcel, y por supuesto que su detención  ha sido aplaudida por la sociedad ya que Alejandro Murat Hinojosa, ha sido muy claro al advertir que no se permitirá impunidad ni la violación al estado de derecho cuando se pone en riesgo la seguridad de la población. Los usos y costumbres de este lidercillo, Marco Antonio Sánchez Cruz, no solo lastimaba a la sociedad, sino que también se montaba en contra de sus propios dirigentes nacionales y hacía gala de la impunidad y de la riqueza, olvidando que un “líder” obrero, debe tener una vida honesta y modesta, y no andar con las riquezas como una forma de ostentación y de impunidad.
        
Hace años, Don Fidel Velázquez, recibía de un amigo, Miguel Rincón, como regalo, un vehículo Cadillac descapotable, vehículo viejo pero en magnífico estado que decía don Fidel era un vehículo que le llamó siempre mucho la atención. Se lo enviaron a su casa y un día que por diversas razones tuve que ir a entrevistarle, lo pude ver sentado al lado de su esposa, escuchando radio en ese vehículo, y sabiendo que su amigo, Miguel Rincón, de Durango, le había regalado el mismo, le pregunté la razón por la que no lo sacaba a la calle y el viejo y sabio líder me dijo: “Mire, seguramente muchos caerían en la tentación, pero es lógico que un dirigente obrero no puede andar con esas ostentaciones, así que me encanta el vehículo, no lo robé, me lo regalaron, pero no lo puedo andar exhibiendo”.
        
Cuando releía aquel famoso libro, EL CÍRCULO NEGRO, del maestro  Antonio Velasco Piña, sabiendo que una de los poderosos miembros de ese selecto grupo era Don Fidel y de que gozaba no solamente del respeto por su sabiduría y experiencia, sino por la seriedad y lealtad a las instituciones, es lógico pensar que él tendría el poder para hacer muchas cosas, sin embargo siempre fue un hombre modesto, vivía en una casa normal de clase media en una colonia de clase media en la capital, y siempre era una gente que estaba en su oficina y jamás se le veía en los hoteles o restaurantes como después veíamos a sus sucesores que generaban escándalos, como hoy en día lo generan los dirigentes petroleros que hacen gala de su poder y riqueza.
        
Podemos entender que el hampón, hoy, en prisión, tenía fuerza porque era un sicario de los políticos en el poder en el sexenio pasado, entiendo que por tan motivo jamás le llevaron ante tribunales y le protegían de tal forma que ocultaban las averiguaciones en su contra hasta que llega Rubén Vasconcelos a la Fiscalía del estado, y con independencia y valor, aplica la ley, no en forma de venganza política, sino en la aplicación que debemos gozar los ciudadanos cuando hay respeto al estado de derecho, y esto implica que no se permitirán violaciones a las leyes ni se protegerán las corrupciones y hamponerías de los ex funcionarios o protegidos de ellos, ni de los actuales, ya que para limpiar la casa se necesita limpiar desde arriba hasta abajo, como se lavan las escaleras en cualquier lugar. Es lógico que la estructura criminal de esa organización mafiosa no se podrá desmantelar de un día al otro y que, como venganza, los afiliados y socios o cómplices de Marco Antonio Sánchez Cruz, realizarán acciones violentas y generarán muertes, robos, secuestros y pugnas entre ellos y contra los ciudadanos, con tal de mostrar su poder, pero así las cosas, ahora, sabemos que no se saldrán con la suya porque hay un compromiso político para evitar que la impunidad sea una forma de existencia en la entidad, y es por tal motivo que, muchos políticos y funcionarios, compadres y socios o cómplices de los poderosos del sexenio pasado en Oaxaca, saben que se terminan los tiempos y que se acercan las acciones para investigarles y consignarles, por ello, hay muchos signos donde se puede ver la forma en que utilizando el poder económico que les dejó el saqueo a las finanzas del estado, se usan para provocar conflictos políticos, moviendo a algunas organizaciones “sociales” con las cuales tienen compromisos  y complicidades, tratando de mostrar que tenemos un gobierno con conflictos políticos y sociales, cuando éstos son provocados por esos grupos y gentes, y no es la realidad social ni política que existe en Oaxaca. Anteriormente, existía una mano amiga y protectora que cubrían sus delitos y corruptelas a esos grupos criminales y a esos funcionarios y cómplices del saqueo en el estado, hoy, por supuesto que hay una mano amiga, sólida y fuerte que no tiembla cuando debe ser utilizada para generar el paso de la ley y garantizar la seguridad a los ciudadanos, así que no se confundan, una cosa es tener a un joven gobernante, y otra cosa es tener a un gobernante cómplice de pillerías, y así, que fajándose el cinturón se aplicará la ley, porque es vital para propiciar el desarrollado de la entidad y la recuperación económica y la reconstrucción de las zonas afectadas.
         
Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas

Leave A Reply