Ajusta INE su presupuesto para 2021, tras reducción ordenada por la Cámara de Diputados

  • Pese al recorte se garantizará la organización de las elecciones de 2021

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó ajustes a su presupuesto para el ejercicio 2021, luego del recorte de 870 millones de pesos ordenado por la Cámara de Diputados, con lo que el presupuesto de la autoridad electoral pasó de 20 mil 463 millones de pesos solicitados en el Anteproyecto a 19 mil 593 millones de pesos conforme a lo siguiente:

DescripciónTotal
Presupuesto base10,726,703,896
Cartera Institucional de Proyectos8,867,094,062
Organizar Procesos Electorales Locales33,863,626
Organizar Proceso Electoral Federal7,861,864,517
Fortalecer la Cultura Democrática, la Igualdad de Género y la Inclusión134,052,633
Fortalecer la Gestión y Evaluación Administrativa y Cultura de Servicio Público135,497,524
Fortalecer los Mecanismos de Actualización de los Procesos Registrales259,086,893
Fortalecer el Acceso a la Información y Protección de Datos Personales33,449,330
Fortalecer la Equidad y Legalidad en el Sistema de Partidos Políticos387,435,776
Coordinar el Sistema Nacional Electoral21,843,763
Total19,593,797,958 

El Consejero Presidente, Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que este ajuste presupuestal atiende al recorte más grande que se haya aplicado en la historia del INE, en un año en que habrá de organizarse una elección federal. 

“Nunca, de cara a la organización de una elección federal, el Instituto Nacional Electoral había enfrentado un recorte de esta naturaleza. Entendemos perfectamente el contexto económico, el difícil contexto económico derivado de la crisis sanitaria; sin embargo, un recorte a una agencia autónoma debería pasar por un proceso normado y regulado que ojalá en el futuro pueda dar mayor certeza a todos los actores involucrados en la discusión presupuestal y pueda seguir procedimientos previamente definidos”, señaló.   

INE sin recursos para la Consulta Popular

Además de este ajuste a la baja, agregó Córdova, el INE deberá hacer frente a la falta de partidas presupuestales que permitan una base legal para transferir recursos al desarrollo de la Consulta Popular aprobada por el Congreso de la Unión.

“La Cámara de Diputados no hizo una sola mención en el presupuesto sobre este proceso de participación ciudadana ni atendió la ampliación que se requirió en noviembre de este año”, dijo.

En este sentido, anticipó que tendrá que iniciarse un diálogo con las distintas instituciones del Estado para encontrar las condiciones jurídicas que permitan “contar con los recursos para que este ejercicio ciudadano, inédito en la historia democrática de la participación política en el país, pueda contar con los recursos para poderse llevar a cabo tal como lo mandata la Constitución”.

Reducción en estimación de mexicanos inscritos en el Padrón Electoral permitirá hacer frente al recorte

El Consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión Temporal de Presupuesto, recordó que la disminución ordenada por la Cámara impacta directamente sobre la operación del INE sin afectar la partida que constitucionalmente está prevista para los partidos políticos.

Explicó que, debido a la pandemia y conforme a proyecciones preliminares, el Padrón Electoral para la elección de 2021 no será de 95 millones de personas, como se había previsto previamente, sino de 93.9 millones de ciudadanas y ciudadanos, lo que conlleva una disminución significativa en diversos aspectos de la capacitación y la organización de los comicios que traerán ahorros por un monto global de 310 millones de pesos.

“Un millón 94 mil personas menos, lo que se traducirá en reducir el número de casillas, de 164 mil 550 a 163 mil 224”, dijo.

Esta nueva proyección, añadió el Consejero Murayama, disminuye también la cantidad de boletas, documentación electoral, así como de materiales sanitarios para el día de la votación.

“Ahorraremos 87 millones y medio de pesos en materiales de sanitización, sin que eso implique flexibilizar o relajar las medidas de sanidad y protección de funcionarios y electores en las casillas”, mencionó.

Murayama agregó que con el nuevo cálculo del Padrón Electoral y la Lista Nominal, se estima una disminución de 7 mil 836 funcionarios de mesa directiva de casilla y, en consecuencia, se contratará una cantidad menos menor de supervisores y capacitadores electorales, lo que permitirá un ahorro de 120 millones de pesos.

Esta disminución, enfatizó, se realiza “sin afectar el programa de capacitación electoral, sin afectar las remuneraciones de los capacitadores electorales sin afectar las remuneraciones de los capacitadores electorales y los supervisores electorales”.

Además, indicó, el INE no podrá iniciar las obras de infraestructura por 294 millones 702 mil pesos que se tenían programadas, y 227 millones de pesos, se estiman podrán ahorrarse como consecuencia de la pandemia al estar utilizando menos material de trabajo, pagando menos espacios de estacionamiento, menos papelería, menos luz, ello, debido a que no todo el personal del INE está trabajando de forma presencial.

El presupuesto solicitado fue mesurado, consciente y razonado

La Consejera Dania Ravel recordó que este es el tercer año consecutivo en que la autoridad electoral sufre un recorte presupuestal que, en esta ocasión, prácticamente llega a los 2 mil 369 millones de pesos considerando lo solicitado para la Consulta Popular. 

“El presupuesto que solicitó el INE fue mesurado, consciente y razonado, que además consideraba gastos extraordinarios a consecuencia de la emergencia sanitaria generada por la enfermedad de COVID-19, erogaciones que se siguen considerando”, dijo. 

No obstante, señaló que el recorte ha dejado al INE sin mayor opción que aplazar una vez más algunos proyectos que permitirán generar ahorros para hacer frente a las actividades prioritarias del proceso electoral.

La reducción del presupuesto del INE impacta los trabajos previstos por las diversas áreas del Instituto conforme a lo siguiente:

(INE)

Deja un comentario