CALEIDOSCOPIO: Encuestas y el México real del abstencionismo

Guillermina GÓMORA ORDÓÑEZ

Una vez, padeceremos la danza de las cifras alegres de las encuestas rumbo al 2 de junio de 2024. Los aspirantes a uno de los más de 20 mil cargos, que estarán en juego, manipularán este recurso para ganar votos. ¡Al diablo las propuestas de gobierno! ¡Al diablo el abstencionismo que supera el 60 por ciento!, primero el relumbrón.

Olvidan que el gran reto de partidos y candidatos es fomentar la participación ciudadana en las urnas. Sobre todo, cuando se espera un padrón electoral de cerca de 98 millones de posibles votantes, entre 8 y 9 millones de personas más que en las elecciones generales de 2018. Minimizan el valor del voto, no les importa gobernar o representar a minorías.

A nuestra costosa partidocracia representada por 10 organizaciones a nivel federal y en algunos estados 12 ó 13 con los grupos políticos registrados a nivel local, lo que les interesa son los recursos económicos que obtienen en cada proceso. Para 2024, el Instituto Nacional Electoral aprobó el anteproyecto de más de 10,444 millones de pesos destinados para los partidos políticos nacionales de cara a las elecciones de 2024. ¡Vaya botín!

Sin embargo, estos recursos no se reflejarán en las urnas. La gente está desencantada de la política, no le interesa participar, es una forma de decir que no le gusta la democracia que vive y le ofrecen los partidos. Campañas de baja calidad, carentes de credibilidad, de una terrible pobreza en el debate, en la propuesta, de un mal uso de las redes sociales que sólo utilizan para denostar.

Los procesos recientes así lo confirman. En 2019, cuando se renovaron 6 gubernaturas, las elecciones se distinguieron por sus bajas cifras de participación ciudadana, sólo acudieron a las urnas tres de cada 10 personas. Se registró un histórico 66.4 por ciento de abstencionismo. Quintana Roo, tuvo una cifra récord de 78 por ciento de abstención.

En 2021, durante los comicios intermedios donde se renovó la Cámara de Diputados federal, el 47 % los ciudadanos, en edad de votar, no se presentó a las urnas a ejercer su derecho. Incluso en 2018, cuando el presidente López Obrador ganó con 30 millones de votos, el abstencionismo rondó el 43 por ciento.

En junio pasado, durante la jornada electoral en el Estado de México y Coahuila, el 60 por ciento de los ciudadanos, inscritos en el padrón electoral no votaron. Los gobernadores electos sólo obtuvieron la cuarta parte de la simpatía del electorado. Un dato preocupante para 2024.

Así las cosas, no hay nada escrito para nadie. A esto, agregue el hartazgo de millones de mexicanos por la situación que atraviesa el país en todos los ámbitos: económico, político y social. Los ciudadanos están preocupados por la salud, el desempleo, la inseguridad, la violencia y el terrible flagelo de la impunidad y la corrupción que persiste en la #4T. 

Cantar victoria por ir arriba en las encuestas es un falso espejismo del momento. Evitemos que se convierta en una forma cómoda o manipulada de decidir por quién votar y por quién no.  Valoremos y razonemos nuestra elección para el próximo 2 de junio de 2024. “Nuestro voto no se toca”. La libertad y la democracia se defienden ejerciéndolas.

Vericuentos

México y EE. UU vs. Fentanilo

La crisis por el tráfico de fentanilo provocó una reunión de alto nivel sobre seguridad entre los gobiernos de México y Estados Unidos. La investigación: “Algunos aspectos sobre el fentanilo fabricado ilícitamente”del Instituto Belisario Domínguez, revela que de 2018 a 2023, en México se han decomisado 7,690 kilogramos de fentanilo ilegal, mientras que, en los EEUU, las autoridades han decomisado un total de 25,228 kilogramos en los últimos tres años. Como se aprecia, los estadounidenses se han aplicado en el combate contra esta droga. LA DEA lo considera como la mayor amenaza de opioides sintéticos en suelo norteamericano. ¡Órale!

Senado – “neuroderechos”

Una vez más, se busca regular el ciberespacio. Senadores de la República impulsan una iniciativa para legislar en materia de inteligencia artificial, ciberseguridad y los llamados “neuroderechos”.  La propuesta busca reformar el artículo 73 de la Constitución a fin de establecer la facultad del Congreso de la Unión para legislar sobre este asunto y proteger los intereses y derechos de los mexicanos en la era digital. La iniciativa es impulsada por senadores de distintos grupos parlamentarios como Eduardo Ramírez Aguilar (Morena), Xóchitl Gálvez (PAN), Beatriz Paredes (PRI) y Emilio Álvarez Icaza (Grupo Plural). Los senadores advirtieron que las nuevas tecnologías se prestan a crímenes cibernéticos, modalidad de delito que se está propagando con más rapidez en la actualidad y que ha vulnerado con hackeos a diversas instituciones. ¡Caramba!

Morena y el turismo electoral

Ver para creer, José Antonio García, diputado de Morena propone castigar la deleznable práctica de su partido llamada: “turismo electoral”. Las entidades con mayor número de casos han sido el Estado de México, Veracruz y Sonora. El morenista pide contemplar un castigo de hasta 15 años de prisión, en la Ley General en Materia de Delitos electorales y la Ley General de Instituciones y Procedimientos electorales. Falta que sus compañeros de bancada lo apoyen. ¡Sopas!

@guillegom

Deja un comentario