Continuar o desertar, el dilema de los estudiantes ante la Covid-19

La desigualdad social y brecha digital se hacen notar ante el regreso a clases en México

La educación es un tema que siempre causará opiniones encontradas; sin embargo, el sector educativo es y será eje fundamental en cualquier estrategia de gobierno, no obstante, los pronósticos para este sector no son favorables.

El inicio del nuevo ciclo escolar, 2020-2021, no está tomando en cuenta la situación y características de miles de niñas, niños, adolescentes y jóvenes que no cuentan con las condiciones necesarias para retomar sus clases; se podría decir que la pandemia por Covid-19 repercutirá de distinta manera, pero lo cierto es que los más afectados serán aquéllos en situación de mayor vulnerabilidad, aquéllos que presentan más carencias económicas y educativas en su hogar.

El Gobierno Federal, a través del secretario de educación, Esteban Moctezuma Barragán, anunció que el regreso a clases será a partir del 24 de agosto, pero no de forma presencial, ya que se logró un acuerdo con las distintas televisoras de país para dar el servicio a más de 30 millones de estudiantes, las 24 horas del día, los siete días de la semana. De este modo, las transmisiones tendrán valor oficial y los estudiantes serán evaluados en su momento.

El Gobierno de la República destinará a las cuatro televisoras 15 pesos por cada menor inscrito en este ciclo escolar, con la finalidad de que transmitan el contenido educativo para los 30 millones de estudiantes de educación básica, es decir, el Gobierno pagará más de 450 millones de pesos.

Pero, ¿afectará o beneficiará esta situación a la educación en México?

De acuerdo con Eduardo Backhoff Escudero, presidente del Consejo Directivo de Métrica Educativa A.C.,  en su artículo “Impacto educativo del COVID-19 en México”, indica que para saber el impacto que va a tener el regreso a clases este 24 de agosto, se deben tomar en cuenta los datos del acceso que tiene la población mexicana a las nuevas tecnologías y su disponibilidad en los hogares, por ejemplo, de quienes estudian educación básica, el 10% no tienen televisión, es decir, cerca de 2.5 millones de escolares.

Además, el 50% no tienen una computadora conectada a Internet, esto representa cerca de 12.5 millones de estudiantes. Aunado a esto, se debe conocer la gran limitación que tienen los docentes para utilizar las computadoras con fines pedagógicos, así como de la carencia de “objetos de aprendizaje” y de materiales didácticos disponibles para estudiantes y docentes, en diversas asignaturas y grados escolares.

El mismo Eduardo Backhoff, señala que esta brecha digital se incrementa en las comunidades rurales e indígenas, en donde no cuentan con las condiciones necesarias para su desarrollo, por lo tanto, las brechas de aprendizaje y los efectos reales del Covid-19 en la educación no se sabrá con exactitud hasta unos años.

Posturas internacionales

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó acerca de la brecha que se está acrecentando por el cierre de escuelas y pidió que la prioridad sea la seguridad para tomar decisiones sobre el regreso a clases. Esta situación ha afectado a más de 1.000 millones de estudiantes y se suma a los más de 250 millones de niños en edad escolar que estaban por fuera del sistema educativo antes de la pandemia.

A través de un informe presentado por el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, destacó que el mundo ya sufría una “crisis de la educación” antes de la pandemia, en parte por las altas cifras de desescolarización, pero además resalta que, en los países en desarrollo, sólo una cuarta parte de los alumnos de secundaria termina sus estudios con competencias básicas.

Por su parte, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) prevé que la pandemia tendrá impactos en la continuidad de los estudios de los mexicanos, por lo que estima que 1.4 millones de estudiantes no regresarán a clases en el ciclo escolar 2020-2021.

El análisis de “Desarrollo humano y Covid-19 en México”, indica que se perderían 800 mil estudiantes en el tránsito de secundaria a preparatoria; 593 mil abandonarían sus estudios universitarios y 38 mil 567 los de posgrado, para un total de un millón 431 mil 567 alumnos. No se tiene un cálculo de cuántos alumnos dejarían la educación básica, puesto que tradicionalmente es el nivel con menor deserción escolar.

Mensaje CMT

Ante esta situación, desde Congregación Mariana Trinitaria (CMT) hacemos un llamado a padres y madres de familia, a las autoridades educativas, docentes y autoridades de los tres niveles de Gobierno a que sumen voluntades y, con ello, trabajar coordinadamente para mejorar la educación de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

Congregación Mariana Trinitaria ha diseñado su “Modelo de Ecosistema de Bienestar CMT”, cuyo objetivo es lograr un desarrollo integral y sabe que la educación es pilar en el desarrollo de cualquier nación, por ello, dentro de este modelo, se insertan diversos programas que impulsan el acceso a la educación: desde infraestructura y equipamiento educativo, hasta actualización docente y una plataforma offline y online que permite el desarrollo de habilidades y conocimientos.

A las y los tutores se les invita a no permitir interrupciones en la escolaridad de sus hijas e hijos, que los apoyen a brinden las mejores condiciones para su estudio, asimismo, es menester que las autoridades educativas y docentes busquen mecanismos y capacitaciones constantes acordes a las necesidades, a fin de dar un mejor apoyo académico a las futuras generaciones.

Es momento de que el Gobierno, sociedad civil, sector privado y sector educativo, piensen en verdaderas políticas públicas, sobre todo, es momento de hacer consciencia de que la educación no es un tema más en el tintero, sino un elemento esencial para las y los mexicanos. También es importante entender que la educación unidireccional no es eficaz, por lo que la estrategia actual no tendrá los resultados esperados sino se piensa en alternativas que fomenten una retroalimentación real.

DATOS

En México, el regreso a clases será a partir del 24 de agosto, en donde cuatro las televisoras serán las encargadas de dar el servicio educativo.

Cerca del 10% de quienes estudian educación básica no tienen televisión, es decir, 2.5 millones de escolares.

Acciones CMT en pro de la educación Infraestructura educativa: Equipo para sanitarios (bebederos, tasas de baño, puestas, espejos, etc.)Material para construcciónEquipamiento especial para discapacitadosSanitarios especialesPavimento antiderrapanteConstrucción de bibliotecasMaterial para techumbreMaterial para piso firmeEquipo y material para captación pluvialMateriales para mejora de sistema de aguas  Equipamientos e insumos: Equipo de cómputoEquipo de laboratorioEquipo deportivoEquipo para bibliotecasMobiliaria para aulasÚtiles escolaresUniformes escolares, zapatos, tenis, mochilasMateriales didácticosDispositivos electrónicos educativosUnidades vehicularesGastos de servicios de mantenimientoApoyos económicos o en especieSeguros escolaresInsumos alimenticiosEquipo de cocinaEquipamiento para enlaces digitales, celulares y satelitales que conduzcan voz y datos para acercar conectividad.

Deja un comentario