CRÓNICA EXPRÉS: El pronóstico de Vicente Mendoza: El gobernador se queda y habrá inversión en 2022

Rosy RAMALES

Hay expectativa sobre el por qué el Secretario de Finanzas, Vicente Mendoza Tellez-Girón, anoche salió hablando de un logro importante de la administración del gobernador Alejandro Murat Hinojosa: La reducción al 37% de la deuda total del estado de Oaxaca.

Y haciendo énfasis en lo siguiente: “Este gobierno no va a dejar desorden financiero, ni deudas irresponsables; a diferencia de lo que ocurrió en los dos gobiernos anteriores el próximo gobierno encontrará una situación financiera ordenada con recursos suficientes para iniciar su gobierno y sin pasivos contingentes o deudas públicas”.

__¿Se va el gobernador?,__ preguntamos al Secretario de Finanzas, porque en medios de comunicación muchas cosas se han dicho sobre las aspiraciones de Alejandro, quien en diciembre próximo entra al último año de su sexenio. Incluso, recientemente lo mencionaron como prospecto a la sucesión presidencial, y hace rato se le refiere como probable sucesor de Alejandro Moreno en la dirigencia nacional del PRI.

__Nooo,__ prácticamente asegura Vicente Mendoza con acento firme, y hasta vuelve la mirada hacia la fotografía del mandatario pegada en la pared de la sala de juntas de su oficina, donde nos recibe para conversar sobre la deuda pública de Oaxaca; un tema harto complejo necesario de socializar con palabras comunes por parte de los funcionarios.

Haber salido a hablar del tema más bien obedece al contexto de las comparecencias programadas para esta semana por parte del Congreso Local de titulares de seis dependencias a “fin de que rindan cuentas sobre el ejercicio de la deuda pública, en materia financiera, de salud, educación, obra pública y atención al campo”.

(Comparecencias que quizá se reprogramen o se lleven a cabo de manera virtual, pues la tercera ola de Covid-19 está pegando muy duro en la entidad; hacerlas de manera presencial implica riesgos a la salud de quienes asistan a las mismas).

Bueno, obedece al contexto de las comparecencias. “Y porque es necesario poner en claro las cosas”, dice el Secretario. O sea, que la ciudadanía sepa cuál es la situación de la deuda pública de la entidad. Aquí prácticamente menciona lo dicho en el comunicado: Porque “las finanzas sólidas se traducen en más transparencia, que genera confianza y se traduce en mayor inversión, lo cual permitirá a Oaxaca hacer frente a los retos presentes y futuros de mejor manera.”

Por cierto, casi al final de la plática preguntamos si para el 2022 habrá inversión en Oaxaca por parte del gobierno de Alejandro Murat. Y el secretario dice que “sí”; que la habrá con las participaciones, programas federales y recursos propios. Y también habrá pago de deuda.

Sentado frente a esta escribiente, sin quitarnos para nada ninguno de los dos el cubrebocas, el Secretario detalla un poco más las acciones emprendidas por el gobierno de Alejandro Murat para reducir la deuda pública heredada de los dos gobiernos anteriores, y que ascendía a 29 mil 400 millones de pesos.

De entra, el mandatario encontró que el gobierno debía alrededor de cuatro mil millones de pesos a proveedores. Tuvo que contratarse deuda bancaria para poder cumplir. Y a estas alturas todo está bien.

Las deudas más fuertes se encontraron en el sector salud con el ISSSTE y con el SAT debido a la contratación de más de cinco mil trabajadores, en su mayoría administrativos, y sin cobertura presupuestal; 9 mil 100 millones de pesos con ambas. Salud dejó de cumplir obligaciones fiscales y de seguridad social para satisfacer sueldos.

__¿Qué administración contrató más trabajadores?

__La anterior.

El gobernador Alejandro Murat hizo gestiones ante el Gobierno Federal buscando solución a la problemática. Se firmó un convenio de pagos con el ISSSTE a 15 años, y se hizo un pago en especie con el Hospital del Niño y la Mujer Oaxaqueña por más de 660 millones de pesos.

“Fue un ganar, ganar”, comentó Vicente Mendoza, pues dicho hospital será de especialidades para atender población de diversas entidades. “La idea es que el INSABI tenga todo en orden”, refirió palabras más, palabras menos.

Además comenta: “En esto ayudó Luis Antonio Ramírez, director del ISSSTE”.

En fin, desglosó todo lo dicho en su mensaje vía CORTV y comunicado: Que ya la Secretaría de Salud del Estado está pagando las obligaciones fiscales; que se ha hecho un plan de pagos para liquidar los adeudos de la presente administración para saldar de aquí hasta el final del sexenio 2 mil 600 milllones de pesos (o sea, el 100%); que en 2019 se reestructuró la deuda pública, etc. Ah, y se pagó Ciudad Judicial de un jalón para evitar terminar pagando mucho más.

En resumen, al termino de la administración de Alejandro Murat la deuda total será de 18 mil 480 millones de pesos, ya no de casi 30 mil como la heredó. En ese monto de deuda total se considera el financiamiento autorizado por el Congreso de hasta 3 mil 500 millones de pesos para obras estratégicas.

Respecto a este último punto, el Secretario de Finanzas considera que las y los legisladores tienen razón en preguntar “¿en qué se ha gastado el recurso?”. De esos 3 mil 500 millones de pesos, ya se ejercieron 2 mil 300 y faltarían por ejercer mil 200 millones.

“Eso sí, se tiene la instrucción de que nada se desembolse si no se van a concluir los proyectos”, indica Vicente Mendoza, quien viste traje azul océano; él es muy alto, de piel morena, cabello oscuro despuntándole algunas canas.

De lejos proyecta aire pedante, pero al tratarlo es una persona bastante amable y de plática agradable. Ante de iniciar la conversación, contesta una llamada telefónica y él contesta ahí mismo, sin necesidad de irse a otro espacio.

__Bueno, ¿y qué proyectos?

__El Centro Gastronómico, el Centro de Congresos de Huatulco, (la obra que se hace en el Álvaro Carrillo), la ampliación de Símbolos Patrios y el Libramiento Sur.

Como todo lo relativo a explicación sobre obras, es competencia de Sinfra, no abunda más; solamente, a pregunta expresa, comenta que la actual administración hará el primer tramo del Libramiento Sur. Algo así como que el gobernador Alejandro Murat dará el banderazo a los primeros 4 kilómetros, y la administración entrante lo terminará; pero se pagará el derecho de vía de los 42 kilómetros.

Respecto de una disminución de más de mil millones de pesos en las participaciones del estado, que impactarán en los ayuntamientos, pues  200 millones de pesos ya no recibirán los gobiernos municipales, el Secretario de Finanzas comenta que el gobernador en breve se entrevistará con autoridades federales para gestionar una compensación vía fondo de estabilización.

Si prospera, se dará a los municipios.

Previamente hace referencia al difícil contexto de los recursos para Oaxaca, empezando por la fórmula y factores para la asignación o distribución, pegándole para este año el que no hubo crecimiento poblacional, por ejemplo, según los datos estadísticos. En fin, el contexto de la eterna lucha entre los estados del norte y los estados del sur.

__¿Usted se va a ir junto con el gobernador Alejandro Murat, cuando concluya el mandato?,__preguntamos casi al final.

__Sí…no creo que quieran que me quede,__dice soltando una carcajada para luego agregar que le gusta mucho Oaxaca y a su familia también, pero da a entender que sí se irá al concluir el sexenio.

En algún momento, saca a colación que periodistas le preguntaron si tenía candidato o candidata a la gubernatura. “Y yo les dije (platica), que no tengo candidato, ni candidata.”

__¿Pero sí candidato a la sucesión presidencial?,__le decimos señalando con la mirada la fotografía del gobernador Alejandro Murat.

__Pues mira, yo creo que ahorita tengo que vivir el presente,__contesta, palabras más, palabras menos.

La conversación concluye comentando su difícil función como Secretario de Finanzas, que, como en todo gobierno, es como el malo de la película cuando la fluidez de los recursos no es como quisieran determinadas personas o entes.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario