CRÓNICA EXPRÉS: ¿Hay soplones en el IEEPCO? ¿También en el gobierno?

Rosy RAMALES

Junto con la terminación del año, también terminan las elecciones ordinarias por Sistemas Normativos Indígenas y, por ende, la calificación de las mismas por parte del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPO).

Órgano que en el último mes ha venido sesionando con frecuencia, pues en el último trecho del año se celebran las elecciones del mayor número de municipios regidos por este sistema. Pero también, porque suele ocurrir que la autoridad electoral deja para el final la calificación de los municipios que presentan conflicto.

Conflictos que, por cierto, en ocasiones son propiciados por agentes externos a las comunidades. Por ejemplo: Organizaciones sociales, representantes populares, políticos y hasta servidores públicos del Gobierno del Estado. Incluso, hasta personas vinculadas de algún modo al mismo IEEPCO.

Porque se han presentado extrañas situaciones, según la versión de un lector:

“Hay un despacho que debe tener alguien dentro del IEEPCO porque al día siguiente de la elección, le cae a los nuevos electos ofreciendo desde la asesoría y poniendo abogados por si hace falta realizar trámites”.

¿Será? Aunque también es probable que los ‘despachos’ estén atentos a la calificación de las elecciones por Sistemas Normativos Indígena, incluso enviando personal a las sesiones o viéndola por internet vía la web del Instituto. Aunque de todos modos resulta algo extraño, porque generalmente el IEEPCO no sube a redes los proyectos de acuerdo, y los acuerdos aprobados tampoco los sube de manera inmediata a su página electrónica.

No obstante las probabilidades, para el lector sí “viene operando un viejo despacho, ya no es casualidad, (pues) traen los asuntos bien agendados”.

Incluso, el lector hace referencia a lo siguiente: “Desde la Dirección de Gobierno de la Secretaría General, opera Toño Cabrera para consultorías”. Y el lector proporcionó a esta redacción el nombre de una de las consultorías, así como los nombres de las personas físicas que la operan, nombres que reservamos porque carecemos de pruebas fehacientes.

No obstante, es delicado el señalamiento, porque los servidores públicos deben ser ajenos al intermediarismo y evitar caer en conflictos de interés.

En fin, hay una realidad: Es cierta la proliferación de consultorías, que ofrecen sus servicios a los municipios en diversas materias: Electoral, fiscal, contable y de gestión de recursos económicos, obras, etc.

Y es válido; es un trabajo lícito, ya sea por parte de profesionistas especializados o por ex funcionarios, ex consejeros electorales, ex magistrados electorales, ex funcionarios del IEEPCO.

Lo que ya no es válido sería el tráfico de influencias y negocios redondos mediante vínculos con autoridades electorales, representantes populares y servidores públicos de áreas del Gobierno del Estado encargadas precisamente de la paz municipal.

Y lo de menos es cualquier gestión o trámite legal, lo demás sería que metan en conflictos políticos, electorales y postelectorales a los municipios con el ánimo de “prestar asesoría”.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario