CRÓNICA POLÍTICA: 2020, año predominantemente electoral

Rosy RAMALES

El 2020 será un año predominantemente electoral. Primero porque habrá elecciones en dos entidades federativas, y segundo porque inicia el proceso electoral más grande en la historia de México para celebrar comicios concurrentes en todo el país.

En el año por iniciar, Coahuila renovará Congreso Local (16 diputaciones de mayoría relativa y 9 de representación proporcional o plurinominales), mientras Hidalgo renovará 84 ayuntamientos; en ambas entidades federativas la jornada electoral será el 7 de junio.

Y en septiembre iniciará el proceso electoral concurrente 2020-2021 para renovar la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y para celebrar elecciones locales en las 32 entidades federativas, en 15 de las cuales elegirán gobernador, así como diputados locales y/o ayuntamientos.

Salvo que el Congreso de la Unión haga la reforma electoral general y mueva plazos; reforma que las entidades deberán ajustar a su legislación.

La intensidad del proceso electoral concurrente se empezará sentir en el Año Nuevo, quizá tanto que puede opacar las elecciones de Coahuila e Hidalgo, las cuales no son menos importantes porque aquél partido político que gane el Congreso coahuilense o la mayoría de los ayuntamientos más grandes y rentables política y económicamente, ganará peso para los comicios federales 2021.

Coahuila e Hidalgo están gobernados por los priistas Miguel Riquelme Solís y Omar Fayad Meneses, respectivamente, quienes concluyen su mandato en 2023 y 2022; así que son dos gubernaturas con las cuales contará el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La intensidad del proceso electoral 2020-2021 empezará a sentirse quizá desde los primeros días del Año Nuevo con el incremento de actividad, sobre todo mediática y en redes sociales, de quienes aspiran a una candidatura a alguno de cargos de elección popular a disputarse en las elecciones de 2021.

Sí, en septiembre inicia el proceso electoral concurrente y hasta los primeros meses de 2021 se lleva a cabo el registro de candidaturas ante los órganos electorales, pero los procesos internos de los partidos políticos para seleccionar candidatos, inician antes.

Incluso, en la praxis política desde el partido más antidemocrático hasta el más democrático siembran candidatos en puestos clave con el propósito de posicionarlos en el ánimo del electorado. Lo hacía el PRI y lo copió Morena en su figura de Coordinadores.

En el Año nuevo habrá intensidad máxima sobre todo en las entidades donde en 2021 habrán de renovar gubernatura, por la misma razón: Las candidaturas. Esas entidades son: Baja California (en dilema aún), Baja California Sur, Campeche, Colima, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Zacatecas, Querétaro y Nuevo León.

La mayoría de tales entidades actualmente están gobernadas por el PRI, algunas por el PAN; solo Michoacán por el PRD, y Nuevo León por el “independiente” Jaime Rodríguez Calderón, quien ha resultado un fiasco y un ícono en el debilitamiento de la candidatura independiente.

En el resto de las entidades federativas habrá elecciones para renovar el Congreso Local o los ayuntamientos, o ambos órganos de gobierno como, por ejemplo, en el caso de Oaxaca donde en 2021 se elegirán 25 diputados de mayoría relativa y 17 de representación proporcional, así como 153 ayuntamientos régimen de partidos políticos.

(En el ámbito municipal, el estado de Oaxaca tiene dos regímenes electorales: Partidos Políticos y Sistemas Normativos Indígenas; en éste se insertan 417 municipios cuyas fechas electivas y duración del cargo varían).

Así que empezando el Año Nuevo, de ahí pa’l real casi todo será electoral. El Instituto Nacional Electoral (INE) y los Organismos Públicos Locales Electorales (OPL u OPLES) incrementarán su actividad con los preparativos para el inicio del proceso 2020-2021.

Y también los partidos políticos existentes.

Incluso, en junio de 2020 el Consejo General del INE resolverá la procedencia de solicitudes realizadas por las organizaciones que pretenden el registro como partidos políticos nacionales. Son 58 organizaciones en proceso de constitución como partidos. ¡Imagínense, y eso que 31 ya desistieron!

Claro, el INE seguramente otorgará el registro a un número mucho menor. Y no porque así lo disponga, sino porque es muy complejo el cumplimiento de requisitos.

En fin, prepárense para empezar a vivir el comienzo de una intensa época electoral.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario