CRÓNICA POLÍTICA: En la capital oaxaqueña el voto Morena pinta dividido…¿perderá? ¿Quién será el ganón?

Rosy RAMALES

Uf, es abundante la participación por la presidencia municipal de la capital oaxaqueña. Hay nueva cuasi candidaturas; cuasi, porque lo serán hasta que el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca apruebe los registros procedentes previa solicitud que presenten los partidos políticos. El plazo vence este jueves.

Las cuasi candidaturas son en las personas de Francisco Martínez Neri por Morena; Martín Vásquez Villanueva por el PRI-PAN; Raymundo Chagoya Villanueva por el PVEM;  Jocabed Betanzos Velázquez por el PT; Ricardo Emilio «El Mago Richard» por el PUP; José Cruz Urbieta por Nueva Alianza Oaxaca; Juan Rafael Rosas por el partido MUJER; Pablo Puga por Movimiento Ciudadano y Jaime Larrazábal Bretón por el PRD.

¡Va a estar competida la elección municipal de Oaxaca de Juárez!, en la cual Martínez Neri buscará reelegirse; es el candidato a vencer por la oposición, con cierta probabilidad de que esto ocurra porque al parecer el voto de Morena ahora no es tan compacto, tan en unidad, como en los comicios del 2021.

En esos comicios Morena que compitió solo, obtuvo 60 mil 030 votos, dándole el triunfo a la planilla encabezada por Martínez Neri frente a la planilla encabezada por Javier Villacaña Jiménez, candidato común del PRI-PAN-PRD. En el tercer sitio se ubicó Hilda Garciela Pérez Luis, candidata común del PT-PVEM con 4 mil 191 votos.

Para las elecciones de junio próximo, la votación puede ser más para cada uno de los competidores a la presidencia municipal porque viene acompañada de la elección a la Presidencia de la República, la cual siempre incrementa la participación ciudadana, salvo que haya un marcado abstencionismo, incluso voto diferenciado que suele darse en municipios urbanos politizados.

El reto de Neri es obtener por lo menos los 60 mil 030 votos con los cuales ganó en la elección anterior. ¿Los obtendrá? Es todo un acertijo. Si la militancia de Morena estuviese unida en torno a su candidatura, sería pan comido para él. 

Pero el voto morenista pinta para dividido, principalmente por las heridas que dejó el proceso de selección interna que prácticamente concluyó con una reunión en las oficinas del Comité Estatal del partido guinda en la cual el dirigente Benjamín Viveros reunió a los cuatro aspirantes para comunicarles el resultado de la encuesta a favor de Martínez Neri.

Una encuesta cuyos resultados nadie más conoció. Liz Arroyo ya ni siquiera quiso posar para la foto de “unidad”; Luis Alfonso Silva Romo sí posó aunque la expresión de su rostro lo decía todo, más tarde aceptó la postulación del PVEM al Senado vía pluri, mientras Ray Chagoya, parte de su equipo, buscó la candidatura del Verde a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña.

Entonces, esos votos del capital político social del equipo Luis Alfonso-Ray-Noé Jara ¿para quién van a ser? ¿Para Ray Chagoya? ¿O para Martínez Neri? Parece lógico que para Ray, salvo que el referido equipo deje libre a su base electoral, lo cual tampoco es creíble.

Y el capital político de Liz Arroyo ¿a quien favorecerá? Quizá a ninguno; ni a Neri, ni a Ray; o a quien menos la haya herido en esa campaña negra en su contra en el proceso interno.

Por cierto, Liz solicitó a la Comisión Nacional de Elecciones de Morena le informara de manera fundada y motivada las razones que tomó en consideración para determinar cómo no idóneo su perfil rumbo a la candidatura a la presidencia municipal. Este es un tema con algunos pendientes todavía, que le pueden hacer ruido a la candidatura de Neri. ¿Se caerá? Habría que leer la demanda de ella, igual y solamente quiere el informe.

Martínez Neri seguramente tiene su propio capital político como para ganar la elección, que si no, adiós reelección. Tendrá que conquistar el voto ciudadano y hacer acuerdos a ver con quién, y cumplirlos, lo cual se le complica bastante al actual munícipe.

En fin, si el voto morenista de la capital oaxaqueña llega dividió a la elección, el ganón puede ser Martín Vázquez Villanueva, virtual candidato común del PRI-PAN, quien para ganar necesita asegurar al menos entre 75 y 60 mil votos, considerando como piso la votación del ganador en las dos elecciones anteriores a la presidencia municipal.

¿Cuántos votos le aporta el PRI? ¿Cuántos el PAN? En la elección del 2021 el PRI tuvo alrededor de 30 mil votos, y el PAN alrededor de 8 mil. Hace tres años la militancia priista y panista de la capital oaxaqueña estaba enojada, no votó; o si votó lo hizo por otra opción política. Ahora con tanta traición interna, con tanto transfuguismo, la militancia sobre todo priista está desdibujada, pero siempre existe un voto duro.  

Martín Vázquez si bien no es originario del municipio de Oaxaca de Juárez tiene la residencia porque vive en ésta ciudad en la cual se ha dado a la tarea de construir un capital político propio. Y en su caso va a contar mucho los acuerdos que haga con grupos políticos y sociales de distinto color, que para eso se pinta solo. 

Las elecciones no se ganan así nada más porque sí; los acuerdos cuentan.

Por cierto, el grupo de Morena en el poder local seguramente hará alianzas fácticas con el partido político y con el candidato que garantice un gobierno municipal aliado al gobierno estatal. ¿O no? Y ese candidato puede ser Martín Vázquez si acaso Ray Chagoya no pintara para ganar con el Verde cuya votación nada más llegó a los mil 500 votos en la elección anterior, por eso le son necesarios los votos que construyó su equipo.

¡Va a estar interesante cómo van a operar, todos!

En fin, de todas las virtuales candidaturas hay otra que pinta: La de Pablo Puga por Movimiento Ciudadano, partido que apenas alcanzó alrededor de 2 mil 300 votos en la elección anterior. Claro, las condiciones ahora son distintas. Sin embargo, el reto para él es más que al triple que sus rivales más fuertes. 

Pablo Puga es un buen candidato, trae cierto capital político forjado en su ejercicio como regidor, pero el partido no le ayuda mucho sobre todo porque por muchos años MC se desentendió de la construcción de estructura partidista. 

Al provenir del PRI ¿se lleva votos priistas? Quizá, aunque tampoco en cantidades industriales; realmente es una situación incierta.

Jaime Larrazabal le quitará votos al PRI. También es incierto. Pero probablemente no. Hace mucho tiempo Jaime dejó de identificarse con las bases priistas. Si mal no recordamos, hace tiempo renunció al PRI, luego se acercó y hasta buscó la candidatura priista para la elección de junio próximo. El voto del PRD como izquierda, es poco, pero bastante definido.

El resto de aspirantes a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez, hará su lucha por ganar o al menos hacer un buen papel. 

La ciudadanía podrá elegir entre nueve opciones políticas.

Por cierto, en esta elección será determinante el voto ciudadano frente a militancias pulverizadas o divididas.

***

rosyrama@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *