CRÓNICA POLÍTICA: La reforma electoral que propone el PAN

Rosy RAMALES

En su plataforma electoral individual, el Partido Acción Nacional (PAN) plantea, entre otros, los siguientes temas para una reforma electoral

Fortalecimiento de los partidos. Fortalecer el sistema de partidos elevando el umbral mínimo para que un partido político mantenga el registro. 

Financiamiento y topes de campaña transparentes. Revisar el esquema de financiamiento público y los topes de campaña para limitar al máximo la intrusión indebida de dinero ilegal en las campañas electorales. 

Facilitar democracia directa. Facilitar los mecanismos de democracia directa, cuyo diseño, hoy día, dificulta en lugar de facilitar la plena participación social. 

Candidaturas independientes justas. Revisar y adecuar el financiamiento y el acceso a medios por parte de las personas que aspiren a una candidatura independiente. 

Elecciones primarias en partidos. Establecer y regular sistemas de elecciones primarias al interior de los partidos políticos. 

Perspectiva de género. Eliminar la brecha de género en la representación política y asegurar que las voces de las mujeres sean escuchadas. 

Paz y seguridad en la política. Tomar medidas enérgicas contra la violencia política y garantizar la seguridad de las y los candidatos, así como de las y los votantes. 

México unido y gobernable. Fortalecer la estabilidad y gobernabilidad del país a través de reformas que promuevan la colaboración y la construcción de consensos entre partidos. No se permitirá que la fragmentación política sea un obstáculo para el progreso. 

Fortalecer el INE. Asegurar la independencia del Instituto Nacional Electoral (INE) mediante la implementación de tres medidas clave: establecer procedimientos transparentes para la designación de consejeras y consejeros electorales, fortalecer los mecanismos de remoción para prevenir interferencia política y otorgar un presupuesto mínimo e inmodificable, garantizando la autonomía financiera. 

Casi todos son temas de actualidad e impostergables para la democracia mexicana y para la celebración de elecciones libres. 

Lástima que en su documento el PAN no dice cómo conseguir, establecer, instrumentar, cada uno de los planteamientos que sean viables, que sin duda no deberían echarse a saco roto por parte de quienes ingresen a las cámaras del Congreso de la Unión como legisladores panistas.

En realidad la plataforma de los partidos políticos están por igual, no precisan los cómos; por eso se convierten en un rosario de buenas intenciones que en ocasiones ni siquiera forman parte en los hechos de la oferta de campaña.

Cada uno de los temas planteados por Acción Nacional en su plataforma electoral hasta da para analizarlos uno por uno. Ojalá que en algún momento este partido político precise los temas en las iniciativas de reforma electoral correspondientes.

FORTALECER EL INE

Este es el tema de moda, digamos, dada la pretensión de Morena y partidos aliados de elegir las consejerías del Consejo General del INE por voto directo en elecciones populares, lo cual es harto complejo y se prestaría a la injerencia no solo de los partidos, sino del mismo crimen organizado.

Aunque Morena y partidos aliados argumentan que no, que es el ‘pueblo’ el que debe elegir las consejerías. Pero olvida que el ‘pueblo’ está representado por las diputadas y los diputados, quienes ahora tienen la facultad de designar las consejerías; es el voto indirecto.

Acción Nacional también plantea modificar la forma de elegir las consejerías. Pero no detalla cómo, solamente plantea “establecer procedimientos transparentes para la designación de consejeras y consejeros electorales.”

¿Cuáles serán estos procedimientos transparentes? De hecho, es transparente el actual  procedimiento establecido en la Constitución Política, en el cual empieza lo obscuro cuando las personas legisladoras que integran la Junta de Coordinación Política se dan a la tarea de cabildear para llegar al consenso en la designación de las consejerías.

Ahí empieza la puja por el reparto y partidización de las consejerías. Tal vez eliminando el manoseo disfrazado de consenso, el procedimiento sea más transparente.

Y miren, el PAN plantea algo que ningún partido político ha planteado: “Fortalecer los mecanismos de remoción para prevenir interferencia política.” De hecho, no hay mecanismos de remoción de consejerías del Consejo General del INE, solamente para las consejerías de los Organismos Públicos Locales (OPL).

Quizá no es prudente establecer mecanismos de remoción de consejerías del Consejo General del INE, porque minaría la estabilidad de éstas y la propio órgano de máxima decisión del Instituto cuando los partidos políticos o las cámaras del Congreso de la Unión pidan remover a una persona consejera, incluso a la misma presidencia del Consejo, cuya gobernabilidad entonces se haría trizas.

No es deseable. ¿O cómo y por qué causas se plantea la remoción? Tendría que ser un mecanismo que en vez de fortalecer al INE, lo someta porque las consejerías se la pasen consintiendo los deseos de los entes facultados para removerlos.

Lo que sí, el INE debe contar con un presupuesto mínimo e inmodificable, que garantice su autonomía financiera. 

***

rosyrama@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *