CRÓNICA POLÍTICA: Morenistas hacen proselitismo hasta con el contagio del presidente

Rosy RAMALES

Prácticamente cada caso de Covid-19 ha sido distinto. Si bien los síntomas son los mismos, cada paciente reacciona de forma diferente.

Hay personas contagiadas que no sienten absolutamente nada; otras solo pierden el olfato temporalmente, algunas presentan una ligera gripe, pero hay quienes caen en cama y llegan a ser intubados por cuadro crítico de neumonía.

Quienes salen de la gravedad no se reponen luego; el virus los deja sumamente débiles, con cansancio crónico; incluso, hay quienes salen usando silla de ruedas, andadera y bastón. Tales condiciones les impiden realizar actividades normales.

En México debe haber tranquilidad porque según el reporte del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el presidente Andrés Manuel López Obrador presenta síntomas leves.

Textualmente la tarde del martes dijo: “El presidente está evolucionando bien, lleva apenas dos días desde que empezó con los síntomas durante el fin de semana y ha permanecido prácticamente igual en términos de sus síntomas, son síntomas mínimos en su momento tuvo febrícula, es decir temperatura corporal mayor a 37.3 grados y menor a 38 grados centígrados y no tiene otros síntomas, al principio entiendo que presentó dolor de cabeza, pero está de buen humor…”

¿Le creemos? Hay que creerle, se trata de la salud del Presidente; no puede estar jugando. ¿O sí? La verdad, no se sabe. Desde principios de la pandemia, tanto el subsecretario como el mismo mandatario han dado información que ahora generan duda en todo.

Y como no dudar si sus mismos colaboradores no toman en serio el contagio de López Obrador; ha sido un motivo de proselitismo político-electoral, cuando menos así parece.

En columna anterior, referimos que el hashtag #FuerzaPresidente a manera de aliento y buena vibra a AMLO a partir del anuncio de su contagio de Covid-19, asemeja a un slogan de campaña cuando en el país avanza el proceso para las elecciones concurrentes 2021.

Que las imágenes de apoyo de dicho hashtag cuentan con diseños extraordinarios: Presidencia los maquiló en colores verdes y sepias, y los morenistas en color del partido.

Y este martes su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, se dio a la tarea de medir rating de las muestras de solidaridad al presidente frente a las reacciones contrarias.

En su cuenta de Twitter escribió: “La mayoría expresa deseo de mejoría en la salud del pdte @lópezobrador. El lunes de 930 mil tuits, 830 mil fueron positivos y solo 100 mil negativos. Una muestra de solidaridad y humanidad ante las campañas de odio”.

¿Y? ¿Con eso sanará más pronto AMLO?

Pareciera como si con la medición de tuis positivos y negativos en torno al contagio del presidente, los morenistas estuviesen midiendo el número de votos factibles para los abanderados de Morena en las próximas elecciones de diputaciones federales, además de las locales concurrentes.

Sean serios. ¡Rating en lugar de informar puntualmente sobre el estado de salud de López Obrador, el cual es un asunto público porque se trata del Presidente de la República!

Precisamente la falta de seriedad hasta en el manejo del presunto contagio de AMLO, clava la duda sobre este mismo tema. Ya en redes sociales y cuanto medio ha puesto en tela de juicio la veracidad de la enfermedad.

Donald Trump también se contagio en plena campaña electoral.

¿Y SI ES REAL EL CONTAGIO?

Ahora, si es real el contagio de López Obrador, sus colaboradores carecen de todo valor moral al sacar lucro político de la enfermedad del presidente.

Independientemente de ello, deberían ir revisando los artículos 84 y 85 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos donde se establecen las disposiciones relativas la falta temporal y falta absoluta del presidente.

El 85 precisa:

“Cuandoel Presidente solicite licencia para separarse del cargo hasta por sesenta días naturales, una vez autorizada por el Congreso, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo.

Si la falta, de temporal se convierte en absoluta, se procederá como dispone el artículo anterior.”

Evidentemente, en todo momento hay que descartar la falta absoluta; pensar en positivo, que el presidente se recuperará pronto.

Es más, que en cuestión de horas o días saldrá vía zoom informando brevemente sobre su estado de salud.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario