CRÓNICA POLÍTICA: Morenos, ¿exigencia de justicia o proselitismo?

Rosy RAMALES

Tan pronto supo del asesinato del presidente municipal y del síndico de San Felipe Jalapa de Díaz, Arturo García Velásquez y Javier Torrero, respectivamente, el senador morenista Salomón Jara Cruz escribió en redes sociales:

Condeno este artero asesinato y exijo se haga justicia, no confío en la Fiscalía estatal, solicito que las autoridades federales atraigan el caso “.

Y estaría perfecto que la Fiscalía General de la República atraiga la investigación sobre el doble asesinato, no solo para dar con los responsables de tan lamentable hecho, sino también para esclarecer la situación en torno a los hoy occisos.

Cabe recordar que en octubre pasado, como resultado de cateos simultáneos realizados en diversos domicilios en el referido municipio, la autoridad competente detuvo a diez personas, entre ellos precisamente a Arturo García Velásquez y a dos policías municipales.

En los cateos se decomisaron armas de alto poder y cartuchos útiles, según informó en ese momento la Fiscalía General del Estado, cuyo titular, Rubén Vasconcelos Méndez, anoche ratificó tal decomiso cuando reporteros le preguntaron sobre ese antecedente.

Pero evitó señalar al hoy munícipe occiso de estar involucrado en alguna banda criminal, o si las armas introducidas por alguien en un domicilio tienen relación con alguno de los grupos criminales que actúan en la zona (actuación que sí confirmó).

Como ven la situación es bastante delicada. Y si ya se está hablando de crimen organizado, entonces sí es necesaria la intervención de las autoridades federales, es más, quizá sea competencia exclusiva de ésta, amén de los delitos del fuero común.

Entonces, cuando en el transcurso del día de este martes el senador Jara Cruz y las y los diputados federales y locales de Morena den su conferencia de prensa “para anunciar acciones en relación a la ola de violencia que vive Oaxaca en las últimas horas”, será necesario que incluyan llamados enérgicos tanto al Gobierno del Estado como al Gobierno Federal.

Porque si solamente culpan al gobierno estatal, sonará a proselitismo político en la víspera del año (2020) en que iniciará el proceso electoral para las elecciones concurrentes del 2021; y quizá desde ya para la sucesión gubernamental, considerando las aspiraciones del senador Jara Cruz.

O sonará a defensa a ultranza de grupos criminales, lo cual no es bueno para nadie, empezando por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se ha empeñado en el combate a la inseguridad.

Qué no, hasta acaba de reprender públicamente a gobernadores por faltar a las reuniones en la materia. Entonces, Salomón Jara y los diputados federales y locales, incluido el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, Horacio Sosa Villavicencio, deberían ayudar en vez de entorpecer las tareas judiciales.

Ya son otros tiempos. Deben entender que ya son gobierno, que ha quedado atrás aquella época en que como militantes de izquierda…más bien, como miembros de organizaciones sociales opositoras, politizaban todo tipo de asesinato; politización que les redituó simpatías, votos.

Pero ahora Morena es Gobierno Federal y en Oaxaca tiene el Poder Legislativo.

Salomón Jara también dijo en redes sociales que: “(El edil) informó de la persecución de la cual era objeto por parte de los cuerpos de seguridad estatales, así como también de hechos que vulneraban su seguridad. Los encargados de brindar seguridad en el estado hicieron caso omiso , no se le brindó seguridad.”

Esos “hechos” también pueden ser otra línea de investigación.

Lo que sí es muy raro es el asesinato en forma de ejecución: 7 disparos recibió el munícipe; 12, el síndico, cuando estaban en una convivencia de trabajadores del DIF-Municipal, donde arribó un grupo de personas armadas quienes “dispararon en forma directa” en contra de los ahora occisos. Calibres: 5.56  y 7.62.

El diputado Horacio Sosa  exigió en redes sociales: Señor Gobernador @alejandromurat, que caiga quien tenga que caer. ¡La simulación nos conducirá una vez más a la impunidad!”

Muy bien, pero le faltó el llamado al Presidente de la República.

Vaya, un poco adelantados a los resultados de las investigaciones, por si cae en alguna de las dos competencias.

Ojalá con igual inmediatez hubiesen actuado cuando fue agredida con ácido la saxofonista mixteca María Elena Ríos. Pero como no es militante de Morena, los legisladores reaccionaron tardíamente.

Seguramente el caso de ella y varios más ocurridos en el último mes, entrarán en el paquete de la conferencia convocada para este martes vía el correo: “Salomón Jara Prensa”.

***

Correo: rosyrama@hotmail

Deja un comentario