Cumpliendo con la encomienda del Presidente López Obrador, el INPI realiza acciones para la construcción del Plan de Desarrollo Integral del Pueblo Guarijío

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) inició aquí la coordinación de esfuerzos, la programación de proyectos y acciones concretas, para implementar el Plan de Desarrollo Integral del Pueblo Guarijío, como lo instruyó el presidente Andrés Manuel López Obrador este miércoles 5 de agosto, al inaugurar la presa “Los Pilares” en esta comunidad, obra que permitirá mitigar los índices de pobreza y marginación en la región.

El director general del INPI, Adelfo Regino Montes, informó que después de la construcción de la presa se transita a la siguiente etapa, que consiste en escuchar y atender a las autoridades indígenas, para que no se repitan las historias en que se construyeron grandes presas a costa de reubicar a las comunidades con la promesa de beneficios sociales que nunca se cumplieron, como en la cuenca del Papaloapan de Oaxaca, donde se incursionaron las presas “Miguel Alemán” y “Cerro de Oro” para generar energía eléctrica, mientras que decenas de localidades de la zona aún carecen de electrificación.

“Esta es la historia que ya no queremos repetir en México, por eso el presidente dijo que si hay acuerdos, vamos a trabajar juntos entre las instancias de gobierno para que se cumplan y para que las primeras beneficiarias de esta presa de reciente construcción, sean las comunidades indígenas, que los beneficios sean de manera directa y ayuden al desarrollo y al bienestar de las familias”, señaló el funcionario público ante los seis gobernadores del pueblo guarijío.

Acompañado por el presidente municipal de Álamos, Víctor Manuel Valderrama, el delegado de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), José María Martínez y el delegado regional de la Secretaría del Bienestar, Martín Preciado, coincidió en que el vaso de la presa puede servir para incursionar proyectos de acuacultura para que el cultivo de peces y su pesca sirvan para mitigar los niveles de desnutrición en las comunidades y, en su momento, para comercializar el producto en la localidad y otras ciudades.

En la reunión realizada en el Centro Coordinador de los Pueblos Indígenas (CCPI) de San Bernardo, refrendó el espíritu de gobernar obedeciendo al pueblo, por eso la instalación de esta mesa de trabajo para escuchar las principales necesidades del pueblo guarijío en materia de servicios básicos, salud, vivienda, educación, caminos y puentes, proyectos productivos, impulso al sector agrícola y generación de empleos, entre otros temas, que plantearon los gobernadores de Makoráwi, Los Jacales, Mochibambo, Mesa Colorada, Los Estrados y Gajaray.

“A partir de ahora vamos a trabajar juntos, ustedes como gobernadores de sus comunidades y nosotros desde el Gobierno de México, para avanzar de manera conjunta, que sepan que no están solos, que vamos a caminar con ustedes los que estamos en las instancias gubernamentales, para responder a las añejas demandas que tienen que podremos ir resolviendo en el corto, mediano y largo plazo, porque hay demandas históricas que vienen de hace mucho tiempo”, expresó Adelfo Regino en presencia de directivos de varias áreas de las oficinas centrales del INPI.

Frente a secretarios, comandantes, regidores, promotoras, servidores de la nación, representantes ejidales y traductores, llamó a las autoridades tradicionales a aprovechar este momento histórico de México, en que se tiene un gobierno que ha dado una especial importancia a los 68 pueblos indígenas y afromexicano del país. Recordó que el presidente López Obrador inició su gira nacional para dialogar con los pueblos indígenas con los guarijíos el 25 de octubre del año pasado.

“Los gobernadores deben promover la paz, la unidad y la reconciliación entre sus comunidades a través del diálogo y el acuerdo, porque no queremos más pleitos, más división y confrontación entre hermanos, queremos la unidad; este es un gobierno que va a promover la unidad”, recalcó.

Luego de escuchar las necesidades y recibir las demandas, proyectos y peticiones de cada uno de los seis pueblos guarijíos, los funcionarios federales acordaron dar seguimiento y revisar el estatus de todos los compromisos contraídos, en su mayoría por el gobierno del estado de Sonora, con motivo de la construcción de la presa dentro del territorio de este pueblo indígena que ya cumplió con su parte de los acuerdos, además de dar respuesta desde el ámbito federal según las atribuciones de cada dependencia, como lo ofreció el presidente López Obrador.

(INPI)

Deja un comentario