El vaivén de la economía por la Covid-19 es momento de sumar esfuerzos

En nuestro país, los estragos provocados por la pandemia de Covid-19 se están acrecentando y la falta de un plan de emergencia por parte de algunos gobiernos para solventar la crisis económica se está reflejando actualmente. Todo esto se liga a la falta de consciencia y las pocas o casi nulas, medidas de cuidado por parte de la población que, por consecuencia, en muchos estados, las medidas de aislamiento continúen; por ende, gran parte del sector económico sigue paralizado y si dirige a un abismo, del cual no será fácil salir.

Ante el cierre de la actividad económica y el quebranto de las cadenas de valor, el Fondo Monetario Internacional pronostica que durante el 2020 y 2021 habrá una caída drástica. Para lo que resta de este año, en economías avanzadas, se proyecta una caída de -6.1%, mientras que para las economías emergentes es de sólo -1.0%. Por otro lado, en 2021 se espera una gradual recuperación, siempre y cuando, la reapertura de la actividad económica sea exitosa y que no existan rebrotes de esta enfermedad, tal como le hemos visto en algunos países de Europa.

El Banco de México (Banxico), en la “Encuesta sobre las Expectativas de los Economistas del sector Privado”, estima que los dos últimos trimestres de este año tendrán un decrecimiento de la economía e inclusive el primer trimestre de 2021. Por lo tanto, sería a partir del segundo trimestre del próximo año, cuando empiece a recuperarse el Producto Interno Bruto (PIB).

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los sectores perjudicados serán los que son considerados como actividades primarias; mientras que, en las actividades secundarias, la industria automotriz ha sido de las más afectadas: en marzo de 2020, se armaron en México 261 mil 805 automóviles, lo que representa un 24.6% menos que lo reportado en el mismo mes del año pasado. Se trata de la peor caída desde la crisis económica global de 2009 y el volumen más bajo en siete años.

Asimismo, el turismo ha sido uno de los sectores más golpeados y registró una caída del 22% en las llegadas de turistas internacionales, que de acuerdo a la Organización Mundial del Turismo (OMT), la crisis podría llevar a un declive anual de entre el 60% y el 80% en comparación con las cifras de 2019.

En México, la industria del turismo representa casi el 10% del PIB nacional antes de la pandemia. Dentro de la actividad terciaria también han sido gravemente afectadas las empresas restauranteras. El comercio también ha sido drásticamente afectado, en donde se calculan pérdidas de más de 500 mil millones de pesos.

En resumen, la economía del país podría tener una caída del 11.2%, según estimaciones de Citibanamex y entidades como Coahuila, Quintana Roo y Baja California Sur serían las más afectadas, con caídas de más de 14%. En contraste, las menores caídas se observarán en Chiapas, Ciudad de México y Tabasco, con 9.4, 9.6 y 9.7 por ciento, respectivamente.

Deja un comentario