GESMujer abordará las masculinidades positivas, durante el ciclo de videocharlas de junio.

El GESMujer hace un llamado a los hombres a romper el pacto patriarcal.

El Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos inicia el ciclo de videocharlas “¿Cómo rompo el pacto?… Masculinidades por la igualdad”.

La realización de esta actividad virtual, tomará al día del padre, como una fecha para reivindicar la masculinidad, de una forma equitativa, diversa y no violenta.

Temas como la carga social de ser hombre en esta sociedad patriarcal, la identificación de conductas machistas y michomachistas, el autocuidado físico y emocional de los hombres, la práctica de una paternidad responsable, y las relaciones de pareja respetuosas y equitativas, son los ejes principales en los que plantean estas charlas.

En el GESMujer, consideramos que es importante incluir a los hombres, en la construcción de sociedades más justas, equitativas y libres de violencia, a través de espacios de diálogo y acción, que les permita expresarse sin las conductas impuestas socialmente por la masculinidad hegemónica patriarcal, pues además de operar bajo mecanismos de opresión hacia las mujeres, también ha creado entornos dañinos para los propios varones, al no permitirles relacionarse sanamente consigo mismos y con su entorno; por ello deseamos tener a más compañeros desertores del patriarcado, que rompan el pacto.

“Se trata de una transformación social, donde no solamente se busque transformar a los hombres en quienes son, si no, la idea que tenemos, hombres, mujeres y sociedad en conjunto, de lo que es ser hombre, sobre las funciones, habilidades, sobre lo que designa la palabra en sí”, comparte el Doctor en psicoterapia humanista Héctor Alejandro Valle López.

La concepción predominante de masculinidad, ha gozado de una posición de poder y liderazgo social, sin embargo, esta socialización de género machista, también se ha volcado en contra de ellos mismos, al orillarlos incluso, a la represión de sus propias emociones, por considerarse un aspecto que denota debilidad. Esto conlleva a que los hombres desarrollen una nula gestión emocional y la incapacidad de pedir ayuda.Muestra de ello es que los hombres tienen una tasa de 8.9 fallecimientos por cada 100 mil hombres (5 454), mientras que esta situación se da en 2 de cada 100 mil mujeres (1 253), según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“La carga social de ser hombre se puede resumir en 4 pilares en los que se conforma la masculinidad tradicional, la cual es el prototipo que la sociedad marca como “ideal” en cuanto a cómo debe ser y comportarse un hombre: No tener nada de femenino, ser una persona importante (una exigencia permanente de superioridad), ocultar y reprimir sus emociones y sentimientos ante sí mismo y ante los demás, y recurrir siempre a la violencia”. Sostiene el PsicoterapeutaTlacalael Paredes Gómez.

Al respecto, el especialista en justicia restaurativa, Héctor Alejandro Valle propone: “Creo que lo que necesitaríamos para poder incorporar este ámbito emocional más en los hombres, sería aprender a desmitificar, uno, las emociones; es decir, aprender a desmitificar el mundo emocional, y dos, mostrarles a los hombres las ventajas de aprender amar y ser amados, aprender a disfrutar sus propias emociones, el placer de sentir; pero no solamente se trata de incorporar el mundo emocional, si no de transformar ese concepto de hombre para que ese mundo emocional tenga donde existir.

El miércoles 02 de junio, se llevará a cabo la charla, “Los hombres: costos de ser aliados al patriarcado”, contando con las participaciones del doctor en psicoterapia humanista y coordinador de la organización Diálogos Restaurativos, Héctor Alejandro Valle López, junto al psicoterapeuta Tlacalael Paredes Gómez, director general de Hombres Diversos, S.C.

Se transmitirá en vivo, el próximo miércoles 02 de junio, a las 5:00 de la tarde, por medio de la página de facebook del GESMujer.

Enlace: https://www.facebook.com/gesmujer.rosario.castellanos.ac

Deja un comentario