Mediante el diálogo y la construcción de acuerdos se alcanzará la paz y el desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas: Adelfo Regino Montes

Chilapa de Álvarez, Guerrero, a 24 de noviembre de 2019.- Durante el diálogo con los pueblos náhuatl, mixteco, tlapaneco y afromexicano encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, las comunidades indígenas y afromexicanas de la región se sumaron al llamado del Gobierno de México para superar el clima de tensión, confrontación y violencia, con la participación de todas las partes.

“Debemos entre todas y todos, hacer el mayor esfuerzo para superar el lamentable clima de violencia e inseguridad que se vive en esta región, mediante el diálogo y la construcción de acuerdos que nos permitan alcanzar la paz y el desarrollo de los pueblos y comunidades”, convocó el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

Recordando las luchas históricas de las que ha formado parte la entidad, citó el pensamiento y la palabra de Vicente Guerrero, para ponerlo en práctica: “El bien para todos, el mayor bien para la patria”. Afirmó también que hoy los pueblos indígenas se ponen de pie para acompañar la transformación del país.

Tras presenciar la tradicional danza Pelea de los Tigres, con la que piden abundantes lluvias y cosechas cada 5 de mayo, Regino Montes sostuvo que “tenemos que hacer un lado aquello que nos divide, aquello que nos confronta, para poner por encima el bien común, el bien de nuestras comunidades y nuestros pueblos”.

Manifestó que por instrucción del presidente de la república se van a coordinar acciones con los tres niveles de gobierno en materia de infraestructura básica, para dar resolución a los conflictos agrarios por la vía del diálogo y el acuerdo. Refirió que a través de los centros coordinadores, el INPI se ha transformado en un verdadero aliado de los pueblos indígenas, a fin de avanzar en la solución de los problemas planteados.

Luego de una asamblea previa, autoridades municipales, ejidales, comunales, tradicionales y comunitarias acordaron elevar una sola voz para solicitar demandas que por décadas no se han atendido ante el olvido, abandono y hasta discriminación que han sufrido las comunidades indígenas y afrodescendientes por parte de los gobiernos neoliberales, las cuales fueron entregadas en paquete al presidente López Obrador mediante un pronunciamiento.

“No se puede hablar de la historia de México sin hablar del estado de Guerrero, sus héroes conocidos y sus incontables héroes anónimos. Nada nos han regalado, todo ha sido producto de las luchas donde nosotras y nosotros hemos participado”, expresaron los pueblos de la región, en voz de Jeremías Cabrera Ortiz, representante indígena náhuatl de San Agustín Oapan, municipio de Tepecoacuilco de Trujano, electo para dar lectura al texto.

Coincidieron en el llamado del gobierno federal, para que todas las partes hagan sus aportaciones con el fin de superar el clima de confrontación. “Es urgente hacer todos los esfuerzos para lograr la unidad y la paz en esta región”, recalcaron.

Demandaron la apertura, rehabilitación y mantenimiento de caminos y puentes, así como la terminación de varias carreteras; solicitaron casas de la niñez, obras de agua potable, fertilizantes y sistemas de riego, proyectos productivos que no dañen el medio ambiente, programas para preservar los bosques y equipos para combatir incendios forestales.

El tema de seguridad, apuntaron, es de primera importancia en la región ante el clima de violencia. “Tenemos la imperante necesidad de solucionar todos los conflictos agrarios que existen entre nuestros pueblos, queremos que el gobierno nos apoye para lograr la conciliación agraria, como en los conflictos por límites en la región del Alto Balsas”, precisaron.

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador precisó que lleva a cabo esta gira de diálogo con los pueblos de todo el país, porque desgraciadamente los más pobres y olvidados son los pueblos indígenas, que son los auténticos dueños de México.

Anunció que se va a aplicar el programa Sembrando Vida en esta región de Guerrero y convocó a la organización social para emprender la pavimentación de caminos en las comunidades indígenas, como se ha podido consolidar en el estado de Oaxaca, donde las autoridades municipales, elegidas por sistemas normativos indígenas, han mostrado honestidad en el ejercicio directo de los recursos públicos.

Celebró que ambas acciones que requieren de la organización de las comunidades, van a mejorar las condiciones económicas y generar empleos directos en beneficio de la población, sin necesidad de que participen empresas constructoras ajenas a las comunidades favorecidas.

Acompañaron al presidente el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores; Jesús Parra García, presidente municipal de Chilapa de Álvarez, y el representante del pueblo afromexicano de Cuajinicuilapa, Bulmaro García Zavaleta.

Asimismo, el diálogo fue amenizado por las bandas de música de viento La Guadalupana de Xalitla y la de San José Totolcintla.

Deja un comentario