Oaxaca en el Senado

Por Cipriano MIRAFLORES

Todo representante de Oaxaca en el Senado lleva, en realidad, una doble representación: la de sus pueblos y comunidades y la de sus ciudadanos.

Pero siempre se olvida lo primero. Sus pueblos y comunidades no están presentes en esta institución legislativa. Siendo que la condición colonial en que viven los pueblos y comunidades es el principal problema de nuestro Estado.

Por eso, el problema no es de política pública, sino de libre determinación y autonomía tal como lo planteó Griselda Galicia, candidata del PAN. 

El problema de Oaxaca no se podrá resolver si no se ataca el problema de sus pueblos y comunidades. Dijo Griselda, «desde la comunidad se debe iniciar el camino de la liberación de Oaxaca». Por eso, propuso una profunda Reforma Constitucional, desde el Senado, de este problema. 

La Mixteca – Chocholteca tiene toda la razón. Recordó que la original Constitución oaxaqueña de 1922 ya lo había planteado. Vaya, 100 años después no hemos resuelto nuestro problema: cómo armonizar los derechos colectivos de nuestros pueblos y comunidades con los derechos individuales de su gente. 

Esta es la cuestión.

Desde luego, esto no cabe en alguien que no es oaxaqueño, como Benjamin Robles. 

Este problema se puede resolver si votamos por Xóchitl y por Griselda. 

Así las cosas. En vía de mientras sean rabiosamente felices. 

May, Mayepe 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *