Oaxaca, entre el cambio de rostro y el cambio de gabinete

Fernando TAVARES

El gobernador de Oaxaca está a punto de romper un nuevo récord que pronto podrá presumir en sus redes sociales, a 3 años de gobierno, contará con el gabinete más dinámico de la federación al acumular mas de 60 cambios entre los titulares de sus dependencias y se prevén nuevos cambios en el gabinete social, educativo y de seguridad.

En este punto el gobernador que estaba destinado a cambiar el rostro de Oaxaca ha quedado entrampado entre sus promesas, sus pretensiones políticas y las de sus íntimos.

Nos ha tocado ver remociones por escándalos, temas de corrupción, revanchismo político o ineficacia, promociones de yuppies sin trayectoria ni peso político premiados en el gabinete y personajes reciclados de otros tiempos producto de componendas y compadrazgos con el padre del mandatario que siguen ocupando importantes espacios en la administración estatal; tristemente la mayoría de estos personajes han resultado pésimos funcionarios, insensibles e ineficaces al frente de sus respectivas dependencias y no le han significado al mandatario la fortaleza y proyección de un gabinete efectivo y de vanguardia como el que prometió.

Alejandro Murat quedo entrampado entre sus pretensiones políticas y las de sus íntimos, su padre jugando en paralelo incrustado en la cúpula priista se muestra en público para asegurarse de que el “dirigente nacional” Alejandro Moreno cumpla los pactos y compromisos familiares.

En otra esquina, el proyecto de su esposa Ivette, encargada de facto del gabinete social que ha construido sin empacho un contrapeso que representa la imagen de una mujer apolítica, carismática y que hace equipo en lo público y en lo privado, seguirá esperando con prudencia para aprovechar el momento ideal para revelar su verdadero juego.

Y por último, su “amigo” Raúl Bolaños Cacho, comodino yuppie por el que tuvo que pagar un alto costo político al colocarlo en el Senado de la República con la bandera del Partido Verde a costa del voto priista y quien también espera con ansia la sucesión gubernamental en la que con jolgorio se imagina puntero.

Ya satisfechos los íntimos y después de haber rotado y reciclado a más de 60 funcionarios entre hombres y mujeres de su círculo político cercano, Murat no han podido conformar un equipo que pueda ejecutar con precisión su visión de gobierno, ninguna de las denominadas Secretarias y/o Entidades pertenecientes a la Administración Publica Estatal, son referente (ni al interior ni al exterior) del denominado “milagro oaxaqueño”, slogan que utilizó en 2016 durante su campaña al gobierno estatal y que suponía un relanzamiento total del marginado estado sureño.

“Vamos a cambiar el rostro de Oaxaca de una vez por todas”, sentenció el día de los comicios donde resultó triunfadorA a 3 años de aquella declaración, el rostro de Oaxaca poco o nada ha cambiado.

En su Tercer Informe de gobierno, Murat Hinojosa ha presumido cifras y acciones que de a poco dejan ver que no ha tenido los tamaños suficientes para llevar con visión propia a buen puerto la administración estatal, sus resultados en realidad son magros y muchas de las acciones de las cuales se ufanó de haber logrado fueron posibles en su mayoría gracias a factores externos como los presupuestos bien gestionados para la entidad desde San Lázaro por la bancada priista o el considerable incremento de beneficiarios en los diferentes programas sociales que impulsó desde la otrora Sedesol su rival político Eviel Pérez Magaña y otros funcionarios de menor rango impuestos en las delegaciones federales con la venia del mandatario; y qué decir de los cuantiosos recursos canalizados en su momento para apoyar a quienes fueron afectados por los sismos en 2017 y que siguen llegando a la entidad. El gobernador ha presumido incluso el programa de pavimentación de caminos que el presidente López Obrador ha puesto en marcha como parte de los logros de su gobierno.

Alejandro Murat firmó más de 600 compromisos ante notario público y ante la sociedad oaxaqueña, (así lo publicitó y lo sigue diciendo), en ellos se comprometió a que su gobierno invertiría en diversos proyectos de infraestructura, ampliaría la de cobertura de programas sociales, cambiaría diversas áreas del gobierno para brindar una mejor atención y un sinfín de promesas con tal de obtener la votación requerida.

“Mi compromiso con la sociedad oaxaqueña es que haya transparencia absoluta”, decía en esos tiempos el candidato Murat; al día de hoy el mandatario afirma en spots y declaraciones a los medios haber cumplido ya con 300 de dichos compromisos. ¿Cuáles son? ¿Cómo conformar su dicho? En ninguna página oficial se puede consultar documento o enlace que permita revisar detalladamente los compromisos efectuados, el seguimiento y porcentaje de cumplimiento de los mismos y en contrapeso el grado de satisfacción social ante el cumplimiento de los mismos.

¿Dónde quedo la transparencia? “Firmar compromisos es empeñar mi palabra, hacerlo públicamente es garantizar su cumplimiento y es, además, darle a las oaxaqueñas y oaxaqueños un instrumento de medición y transparencia, para que todos podamos darle seguimiento al proceso de transformación de Oaxaca”.

En definitiva Murat ha sido afortunado y si su administración no esta peor ha sido por las coyunturas políticas que le han favorecido, aun cuando muchos analistas ven en la relación con el presidente una especie de pacto que ha beneficiado a la entidad, lo cierto es que desde la llegada de López Obrador a la presidencia las cosas han empezado a cambiar, el presupuesto para 2020 se acotó para la entidad y no hay aliado real ni de facto en San Lázaro ni en la Secretaría de Hacienda; algunos programas sociales ahora se entregan de manera directa a los Ayuntamientos desde la federación y con los cambios y afectaciones a programas sociales como los de estancias infantiles, prospera, pensión para adultos mayores y otros que incidieron positivamente en los indicadores estatales, se prevé un decremento en los rubros relativos al desarrollo social y combate a la pobreza. En infraestructura la terminación de las dos autopistas tan anheladas desde sexenios anteriores y proyectadas para terminarse antes de 2022 por el gobernador Murat NO serán terminadas, pero en los próximos 3 años veremos banderazos, grandes anuncios y al final una explicación.

A pesar de que Murat Hinojosa no está satisfecho con el desempeño de muchos de quien han sido depositarios de su confianza en el Ejecutivo y en el Legislativo, deberá mantener vigentes compromisos políticos que a pesar de que le han cargado negativos, en su percepción le han resultado rentables en lo político, por ello sigue perfilando enroques de incondicionales y proyecta su futuro confiando en que las cosas tomaran su rumbo, pero son sus colaboradores quienes parecen no entender su mensaje.

El fuego amigo, las fracturas internas y las rebatingas por obtener o mantenerse en los espacios de poder, han generado un clima político complejo rumbo al 2021.

Murat Hinojosa duda en conceder espacios de gobierno o representación popular a grupos y actores que no son orgánicos de su grupo, esto obedece principalmente a la animadversión de su padre, pero si el gobernador no da un golpe de timón y consolida un gabinete fuerte en lo social y en lo político, al terminar su mandato quedara condenado a la ignominia al igual que sus antecesores.

A 3 años de terminar su mandato, Alejandro Murat Hinojosa tendrá que definir al equipo de funcionarios que asumirá el reto de acompañarlo durante la segunda mitad de su sexenio en la administración estatal, la decisión es complicada pues quienes lleguen, deberán garantizar capacidad en el encargo y lealtad al proyecto del mandatario para no ceder a la tentación de traicionar o abandonar el barco y quienes salgan junto a otros que se encuentran ya en “la banca” formarán la reserva de aspirantes a candidaturas de mayoría relativa y de representación proporcional o plurinominales en el mejor de los casos; estos dos grupos formarán el equipo político y social con el que el gobernador buscará mantener su gobierno y proyectar su imagen política al plano nacional, pues de muchos es conocido que el gobernador ve en su futuro la posibilidad de encausar en su persona la tan ansiada candidatura presidencial.

Eso sí, ya iniciado el decline gubernamental, se torna complicado que Alejandro Murat logre aglutinar en un solo frente a quienes hasta antes de su informe buscaron inclusión en su gobierno y solo se les dio atole con el dedo; hoy con una carrera sucesoria ya iniciada rumbo al 2022 personajes como Eviel Pérez Magaña, Héctor Pablo Ramírez, Martin Vásquez Villanueva, Adolfo Toledo Infanzón, Luis Antonio y Narcedalia Ramírez por mencionar algunos, empiezan a desmarcarse y a reagruparse a la distancia para poder señalar y criticar los errores y corruptelas del actual gobernante cuando llegue el momento. En algunos meses cuando inicien los procesos electorales veremos el cobro de facturas y quedará claro que los que aspiren a suceder al gobernador y otros que quieran ganar en la contienda del 2021, tendrán  que abandonar el barco muratista y al PRI o hundirse con el barco. Al final, cuando Murat decida abrir su equipo y quiera ser inclusivo, pocos van a atender el llamado; muchos esperan con ansia el hundimiento del barco muratista.

No todo esta perdido, “la Guelaguetza”, máxima fiesta de los oaxaqueños se ha vuelto el nuevo referente de su administración, hasta ahora, es lo único que ha podido promover y organizar bien, eso si, por todo el mundo, ¿donde habrá quedado el Alejandro Murat de 2016?, ¿Lo seguimos esperando?, O mejor: ¿pensamos ya en el próximo?.

DERECHO DE RÉPLICA

Recibimos por parte del Sr. Ángel Andrés Espinosa López, Gerente de Mercadotecnia de la Cooperativa Acreimex una carta referente a una de nuestras publicaciones, en ese sentido, manifestamos nuestro compromiso con la libre expresión y al amparo de esta libertad y en atención al derecho de réplica, anexamos dicha información para permitir a nuestros lectores contrastar los hechos y situaciones abordados por la fuente informativa y por quienes se sienten aludidos, brindando con ello mayores elementos que permitan formar una opinión respecto de un asunto de interés publico como el que abordamos en la nota.

Señor Fernando Tavares:

En atención a la nota titulada “CAJAS DE AHORRO LOS NUEVOS NICHOS DE CORRUPCIÓN”, publicada el 20 de septiembre de 2019, sin animo de controvertir y con el propósito de aclarar sus afirmaciones me permito hacerle llegar las siguientes aclaraciones:

El sector cooperativo regulado, conformado por las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo sujetas a la LGSC y adicionalmente a la LRASCAP, ha evolucionado en la ultima década por las acciones implementadas para fortalecer los diversos esquemas de operación en beneficio de los usuarios de servicios financieros y de la sociedad en general; no existen indicios que permitan afirmar que el sector cooperativo del que ACREIMEX forma parte se haya estremecido por algún factor externo como lo afirma en su nota.

De igual forma refiere erróneamente a la “Caja Libertad”, siendo lo correcto “Financiera Libertad”, las Sociedades Financieras Populares (SOFIPO) no pertenece al sector cooperativo de ahorro y préstamo, como se insinúa en la nota.

Eleazar Cano Mireles ha participado en el sector cooperativo desde el año dos mil; discrepancias en la implementación de la normatividad interna y el no convalidar decisiones financieras tomadas sin el suficiente sustento obligaron su separación de la Caja Popular del Sureste; el gran reto que implica dirigir una cooperativa ética, sana en sus finanzas, apegada a la legalidad, con una visión de constante crecimiento y que impactara positivamente en la calidad de vida de sus asociados se materializo en junio de 2001 con el surgimiento de la Cooperativa ACREIMEX la cual consolido su participación en el sector financiero mexicano en el año 2007 con su autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), desde entonces, el crecimiento sostenido de ACREIMEX ha sido resultado de su sanidad financiera y su desarrollo operativo, actualmente la cooperativa se compone por una plantilla de 750 socios colaboradores que brinda atención en 53 sucursales distribuidas en 9 estados de la República a más de 170 mil socios y 49 mil ahorradores infantiles.

Respecto a los señalamientos mencionados equivocadamente por presuntos desvíos de recursos, cabe aclarar que desde los inicios de la cooperativa en 2007, todos los créditos otorgados se encuentran debidamente soportados y en ningún momento han sido duplicados ni utilizados con el fin citado en la nota y han sido auditados permanentemente por parte de FIRA, Banco de México, CNBV, Fideicomiso Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores (FOCOOP), CONDUSEF y por diversas auditorias externas, la calificación relacionada con la «Administración de Activos Financieros» emitida inicialmente Fitch Ratings y actualmente por la Calificadora de Valores (VERUM) es muestra del buen desempeño de la cooperativa en el sector financiero, por lo que desconocemos las fuentes que llevaron a la publicación de ésta información.

Finalmente, ACREIMEX ha rescatado a los ahorradores de 5 cooperativas dictaminadas como no viables por la CNBV (Santa Catarina Ticua, Unión Oaxaca, Sifisur, Caja Cristo Rey y Caja Antequera), esto con apego a las diferentes leyes y normatividad establecidas por el fideicomiso “FIPAGO”, el rescate es exclusivamente de los ahorradores y no existe ningún esquema que desvíe recursos como erróneamente se ha señalado.

La publicación original fue retomada por diversos medios de comunicación, SDP Noticias entre otros, por lo que solicito se publique la correspondiente aclaración en las plataformas correspondientes.

Atentamente

Se comenta que en unos días la actual titular de la SEDAPA, Sofía Castro Ríos,  inaugurara una mÁs de sus multimillonarias propiedades, el edificio de 3 niveles, se ubica en la colonia cieneguita por los rumbos de 5 señores, las propiedades que hoy se vinculan a dicha funcionaria se han distribuido entre la dupla Mayola Amador – Manuel Gonzalez (actual subsecretario de la misma SEDAPA) y otros familiares cercanos, entre los cuales se encuentran documentados 5 terrenos, 2 casas, una en las afueras de la ciudad capital y otra en Salina Cruz, Oaxaca y otro edificio de 3 niveles, este último ubicado en la colonia Reforma de la Ciudad de Oaxaca, como en otros casos, las autoridades encargadas de observar el buen actuar y sancionar las conductas ilegales de los servidores públicos, siguen siendo las ultimas en enterarse. 

Fernando Tavares

@lamuladeblancas

Deja un comentario