SiKanda y World Vision México promueven estrategias para la inclusión educativa de niñas y niños jornaleros agrícolas migrantes.

  • Alto riesgo de deserción escolar y daños a la salud durante la zafra
  • Labor docente es trascendental en la inclusión educativa

Este 13 de diciembre, las organizaciones World Vision México y SiKanda en coordinación con la Dirección para la Atención de los Derechos Humanos del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca realizaron el taller “Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes en Comunidades Agrícolas Migrantes” en San Juan Bautista Tuxtepec.

Durante la actividad en la que participó personal directivo y de supervisión de zonas escolares de la región Cuenca del Papaloapan, se abordaron herramientas para promover que niñas, niños y adolescentes que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad como la migración o trabajo infantil ejerzan su derecho a la educación.

Carlos Camacho Hernández, coordinador de Políticas Públicas del programa Campos de Esperanza que operan World Vision México y SiKanda, reconoció que la escuela es un espacio desde donde se pueden identificar situaciones de trabajo infantil y coordinar con instituciones de los distintos niveles de gobierno la oportuna atención a fin de evitar daños a la salud e integridad.

Las organizaciones han advertido que durante la zafra, actividad que recién inició a finales de noviembre, periodo en el que familias jornaleras se trasladen a zonas agrícolas para trabajar en el corte de la caña de azúcar, se incrementa el riesgo de que niñas, niños y adolescentes participen en labores que por su naturaleza están catalogadas como peligrosas por la ley.

De acuerdo a datos del  INEGI, en 2017 en Oaxaca había un total de 1 millón 52 mil 155 niñas, niños y adolescentes de 5 a 17 años de edad, de los cuales 168 mil 535 (101,904 hombres y 66,631 mujeres) se encontraban en una situación de trabajo infantil. De este total 58 mil 724 niñas, niños y adolescentes que laboran en actividades no permitidas lo hacen en el sector agrícola.

Deja un comentario