Sócrates A. Campos Lemus: A temblar con García Luna

Sócrates A. Campos Lemus: A temblar con García Luna

10 enero, 2020 0

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

Insistimos: “El que tiene el trasero de paja, siempre le tiene miedo a la lumbre cercana o a que se acerque algún burro y lo muerda”

El presidente Andrés Manuel López Obrador, sin duda, ha aprendido a que los golpes, cuando no matan, fortalecen, y también sabe que no se puede dejar al tiempo que las heridas sanen, se tiene que aplicar curaciones, más cuando esas heridas son profundas y estuvieron a punto de matarle, por ello, a pesar de lo que digan, no creo que tenga afanes revanchistas y busque la venganza, no es un hombre de tales bajezas, pero parece que los astros se alinean y las condiciones internacionales y nacionales dan la medida para profundizar los cambios, y en este proceso, pues salen, como en los ríos, flotando, los cerotes de mierda, y  solamente se van filtrando las aguas, y en el caso del narcotráfico, pues todos sabemos desde hace mucho tiempo, que  aflora y se fortalece cuando goza de la protección oficial y se encuentran inmiscuidos como socios o cómplices los políticos, banqueros, empresarios, policías y los mismo organismos de inteligencia o de espionaje de los países involucrados en el tema, por ello, cuando por ciertas condiciones se generan las investigaciones que convienen a los dos países, pues nada mejor que la colaboración y a entrarle al tema para limpiar el camino de tantas lacras, tepocatas y víboras cuatas, como decía Fox, involucrados también en el tema, que sacude al país por los miles de asesinados, desaparecidos, más de 61 mil, desplazados, mutilados, viudos y huérfanos ,así como la generación de mayor consumo, corrupción y tráfico de drogas, armas, dinero, gente, mercancías robadas y de contrabando, y en fin, lo que significa para la economía y la política los miles de millones de dólares que se reciclan por medio del lavado de dinero y de la generación de la deformación más peligrosa para un país: “la narcopolítica y los narconegocios”.

Las nuevas condiciones en la negociación, como posible “testigo colaborador” que genera la defensa de Genaro García Luna, dará como resultados una enorme cantidad de información que afectará diferentes niveles en la política, los negocios, las finanzas, y los involucrados, con enorme poder en el campo de la administración pública y las policías, por ello, el presidente dice que este asunto es mucho más importante, para el país, que el mismo asunto petrolero que destapara las corruptelas a nivel mundial y que afectó a muchos funcionarios y políticos mexicanos que siguen en la cuerda floja y sin red de protección.

Entrar de lleno a la acción en contra de los muchos grupos e intereses en la delincuencia organizada y desorganizada, amenazar tocar y eliminar a los grandes grupos, poderosos, que mantiene el gran negocio en la narcopolítica y en la economía, no es cosa fácil y se requiere voluntad, necedad y valor para hacerlo, pero sobre todo, se requiere no: “ Notener la cola sucia para poder tener la lengua larga y la mano firme para enderezar el tema”. Por ello, actos irresponsables como el sucedido en Morelos, donde un policía del estado saca de su mochilita un arma cerca del presidente en un acto de reclamo organizado por fuerzas campesinas o encubiertas en tales organizaciones, son preocupantes, y nos hacen recordar el momento donde Luis Donaldo Colosio era asesinado por un “desconocido”, del cual, todavía, se desconocen muchas cosas, y sobre todo, los intereses y los hombres de poder que movieron esa pieza para asesinar a un hombre bueno, y así, todos los mexicanos queramos o no al presidente, por nuestra convicción, debemos estar alertas en contra de cualquier acto terrorista que empuñe armas en contra del presidente, porque afectaría la vida política, social y económica del país y violaría la voluntad de millones de mexicanos que votaron por este cambio.

Si hay muchos políticos, empresarios, policías, militares, funcionarios, narcotraficantes,  temerosos de lo que vaya a declarar o informar, Genaro García Luna, a las autoridades de los Estados Unidos, y esta información sea válida, también, para saber la verdad y de las relaciones de los norteamericanos, sus socios y cómplices, pues ya nos imaginamos las ganas o le necesidad de dar golpes distractores para que las cosas se olviden o cambien de ruta en las investigaciones, No se trata de un caso menor y la razón es que este funcionario que tanto poder tuvo y tienen muchas de sus gentes, socios y cómplices, pues son de temer a nivel nacional y de los Estados Unidos, claro que si hay un arreglo para la información a cambio de darle impunidad y cambio de figura política, conservando mucha de su riqueza, pues no sabremos casi nada, pero sin duda, podremos entender que al paso del tiempo se darán macanazos y golpes que cambien las situaciones en la correlación de fuerzas paramilitares, en el manejo de los dineros, en el poder y en el cambio y saneamiento en los campos de la narcopolítica y de los narcoempresarios, pero sin duda, afectará a la clase política, a los funcionarios, militares y policías que, por años, han estado en la impunidad y en la represión violenta con el pretexto de la “guerra en contra del narcotráfico”, lo que dudo es que sabiendo las cosas, no se actuará en contra de los ex presidentes, porque seguramente, se recuerda aquello de que: “las reses de hoy, podrán ser los carniceros del mañana”. Pues tendremos que tener la paciencia de Job para saber los resultados de este complejo asunto.