Sócrates A. Campos Lemus: Tiempos de meditar

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

HAY MILES DE VOCES DEL SILENCIO, LOS MILES DE HUÉRFANOS QUE SON VÍCIMAS DE LA PANDEMIA, LAS QUE SON VÍCTIMAS DE LA VIOLECIA, LAS QUE SON VÍCITIMAS DE LOS DESAPARECIDOS, LAS QUE SON VÍCTIMAS DE LOS DESPLAZAMIENTOS y esas voces del silencio, de menores se quedan en las gargantas queriendo lanzar sus gritos de dolor mientras los mexicanos indolentes, cobardes, silenciosos también nos quedamos callados y nadie grita ni protesta, solamente esperan que del cielo les caigan los milagros… por eso estamos como estamos.

Seguramente cuando volteemos a Centro América, cuando veamos en la realidad en lo que se han convertido los “niños y huérfanos de la guerra”, cuando veamos lo que es la violencia y el horror en las bandas de la Mara Salvatrucha y de los grupos de narcotraficantes que los cooptaron para hacerlos niños de guerra, cuando les enseñaron a matar antes que comer, cuando los enseñaron a consumir drogas antes que aprender las letras cuando aprendieron lo que es la violencia antes que entender lo que es una sociedad, cuando fueron desplazados y marginados por todos e ignorados violentamente por la sociedad es lógico que mantengan un alto grado de resentimiento y dolor que los hace brutales y violentos y esto es lo que será la realidad en nuestra sociedades, solamente la violencia y los grupos organizados serán los que controlen las zonas de cada colonia y de cada zona, los que se mantendrán en condiciones de enfrentar incluso a la misma policía o mantener su complicidad porque al final de cuentas sesos grupos de “seguridad” ahora son grupos donde los jefes se limitan a buscar nuevos ingresos sin aportar nada a la sociedad y explotan y convencen a los maloso para que les paguen por su silencio o por hacerse guajes cuando ven los delitos y ellos cobran una iguala y un porcentaje y esto lo aceptan los políticos porque les brinda “seguridad” y mientras no existan escándalos pues aparentemente todo está bien cuando todo se viene corrompiendo.

El presidente es un hombre que recorre calles y zonas marginadas, al que le cuentan si lo permite lo que realmente sucede y esto lo debe entender lo debe hacer en lo oscurito no a la vista y oídos de todos porque entonces no le dirán lo que realmente sucede en la realidad, él sabe que esto es vital para entender cómo funciona la sociedad en muchos sitios, los presidentes municipales no son lo que dicen y ellos andan chingando todo lo que pueden porque a lo mejor el presidente cree que todos son como él pero no es cierto, la inmensa mayoría de ellos entra en la política no para servir sino para servirse y el asunto es que al final de todo cuando el tiempo termina el pueblo se da cuenta de que la única obra real es la construcción de su residencia a todo lujo y lo peor es que la gente solamente susurra pero no protesta ni exige cuentas, por eso estamos como estamos. La cobardía y el silencio son lo que permite la impunidad y el que las cosas no cambien para favorecer al pueblo.

Esa cobardía nos muestra que la gente solamente piensa que se producirán milagritos desde arriba, cuando lo ordene el presidente y al ver que no suceden las cosas así como se vuelca a dar aplausos también se muestra en su odio y resentimiento y todo se descompone, no se puede esperar que todo siga en este camino, se debe intentar que la gente en realidad participe y tenga el valor de protestar, de denunciar, de perder el miedo ante las gentes de poder económico y político y saber que incluso las gentes armadas cuando son denunciadas se pueden llevar ante las autoridades. Por ello es indispensable la conciencia y las escuelas de cuadros, por ello es importante la formación de un real partido político y no de un grupo manipulable y oportunista como el que vemos ahora en MORENA, por ello es vital que el presidente intervenga en su propia organización y no haga pensar en que como ya llegó al poder pues le vale lo que suceda con MORENA, porque es cuando entran en juego los oportunismos y las ambiciones de las tribus y sus jefes y mandan todo al carajo, ya lo hemos visto en la transformación de las diferentes organizaciones y partidos y grupos que se fueron formando a lo largo de varios años hasta que llega AMLO y controla no por él sino porque así lo dictaron las condiciones y la gente se hartó de los robos, corruptelas, entreguismos y engaños y se decidió a cambiar y esto es una realidad que no debe olvidar el presidente porque cuando lo olvide y piense que su carisma es la base del cambio se puede llevar un enorme frentazo y desilusión. Él es un buen hombre que tiene ideales pero anda envuelto con muchos grupos y muchos intereses y esto tampoco es posible porque al final de cuentas esos grandes intereses económicos que ahora lo arropa es por su propio interés, porque siguen gozando de los bienes y fondos públicos para hacer sus negocios privados y cuando ya no se les permita entonces serán los peores enemigos de dentro, cercanos, los que puede asestar las puñaladas por la espalda y quedar con el poder porque por mucho que se tenga el afecto y la confianza del pueblo cuando el dirigente es eliminado la gente se impacta y no se mueve y acepta los cambios que llegan porque simplemente no tienen el valor de aceptar su obligación para proteger a los que le han ayudado, ahí están los ejemplo cuando asesinaros a Madero, todos callaron y todos aceptaron para convertir el momento en una lucha por el poder, así se quedaron callados cuando robaron las elecciones a Cárdenas y al mismo López Obrador hasta que la gente se volcó masivamente pero antes todos callaron, así se quedaron callados después de la matanza del 68 o del 71 y aplaudieron a los presidentes asesinos, así es la realidad de este pueblo que no sale de la cobardía ni del silencio…

Hoy seguramente AMLO siente la soledad en su enfermedad, sabe que muchos conspiran y esperan con silencio las oportunidades para ascender al poder, muchos son los caminos, pero no muchos lo pueden recorrer, es como diría u viejo militar: “Pues si hay muchas nalgas esperando sentarse en la silla presidencial pero ahí solamente cabe una, no dos”… es cierto que hoy debería estar muy preocupado el presidente y sus cuerpos de seguridad cuando desde Angola se enteran de qu una fortuna de 48 mil millones de pesos está siendo decomisada por las autoridades angoleñas porque están ciertas después de investigaciones de que son producto de la corrupción y del robo de recurso nacionales. Pensar en que 23 gentes tengan esa fortuna robada o producto de operaciones ilegales en México debería ser motivo de preocupación porque según se ha explicado varios están relacionados con el ex mandatario Peña Nieto y uno de ellos ha sido su abogado y operador financiero. Así están muchos ratas por ejemplo en Oaxaca, Gabino Cué y su operador Jorge Castillo cuentan con más de diez mil millones de pesos robados a las arcas estatales para operar políticamente la elección que viene con el visto bueno de muchos políticos anteriores, financieros ligados a AMLO y claro los operadores que saben buscar a los políticos y grupos a los que pueden comprar para tal proceso, pero ahì están, y nadie hace absolutamente nada y es que al final de cuentas lo que les interesa es el poder y los negocios y para muestra ahì tienen suficientes botones y esta es la gran tragedia de México.

Deja un comentario