ANDARES POLÍTICOS: ¡Ya chole, chango, chilango!

Benjamín TORRES UBALLE

El título de esta colaboración es la primera línea de la canción Chilanga Banda, compuesta por Jaime López y popularizada por Café Tacvba. La famosa banda hizo que el tema musical trascendiera a otras latitudes y hoy es uno de los temas emblemáticos de los populares “tacubos”.

La semana reciente, el “ya chole” cobró vigencia al ser utilizado por el presidente López Obrador para mostrar enorme fastidio por las duras críticas que ha recibido su partido Morena y él mismo debido a la imposición de Félix Salgado Macedonio como candidato al gobierno de Guerrero.

“Ya chole”, dijo el jueves durante su propaganda mañanera en Palacio Nacional a los reporteros que lo cuestionaron por la obcecación de mantener la candidatura de Salgado Macedonio acusado de agresiones sexuales, incluidas violaciones lo cual ha generado repudio generalizado, no sólo entre la sociedad, sino al interior de la autollamada cuarta transformación.

No cabe duda, tan desafortunada declaración fue un derrapón estrepitoso del mandatario, que tuvo como respuesta una reacción fúrica de organizaciones feministas, académicas, defensoras de los derechos humanos y políticas de todos los colores. Hubo hombres que también se sumaron a las críticas, uno de ellos, el senador de Morena y exdirector del IMSS, Germán Martínez Cázares.   

“Yo le pido a Félix Salgado Macedonio, mi compañero, que él sea el que renuncie a la candidatura”, demandó Martínez Cázares este jueves en colaboración de radio con el periodista Ciro Gómez Leyva. El argumento del expanista es que Félix Salgado “no tiene las mejores galas para ser candidato”.

Tan no las tiene, que la impronta dejada por el ahora convenencieramente morenista en su larga carrera política ha sido de escándalos, exabruptos e ineptitudes. Salgado es, al igual que otros muchos de ayer y hoy, un ducho vividor del presupuesto, un personaje gris y harto rupestre. Estas son las características y “virtudes” del excelso militante de Morena que defiende López Obrador.

Pero la culpa no la tiene el violador, perdón, el candidato, sino quien lo impulsa y protege. Finalmente Salgado Macedonio es un títere de Palacio, que se mueve como lo mandan los hilos del Ejecutivo. En este sentido el único responsable de la aberrante candidatura no es ni remotamente Mario Delgado Carrillo, presidente de membrete de Morena, sino el dueño del partido: AMLO.

López Obrador, como en el caso del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell –cuyo servilismo es del conocimiento público- se niega a otorgar la cabeza de Félix Salgado Macedonio. No es porque tenga razón, pues carece de argumentos, sino que ceder al clamor popular es aceptación tácita de un error en la designación de los dos personajes citados. Esa es la lógica del presidente.

Mas la obstinación presidencial por defender a un indefendible se desplaza en sentido contrario y no hay duda de que pronto se descarrilará. Las mujeres han armado un frente muy poderoso que ha logrado aglutinar a otros sectores de la sociedad para repudiar la citada candidatura del abusador guerrerense, una candidatura que representa en él, la miseria política y la bajeza humana.

Resulta, por lo tanto, que el señor presidente se ha metido voluntariamente en un callejón sin salida del que no saldrá bien librado. Cuando echa mano de supuestos complots, campañas imaginarias de linchamiento y menosprecia una vez más las exigencias de las mujeres, no hace sino atizar el enorme fuego de una hoguera sobre la que están parados él y su depravado candidato agresor.

Desde luego que la exigencia para que el #PresidenteRompaElPacto se convirtió en tema de interés nacional. Los feminicidios son un infierno para las mujeres de la República y una vergüenza indescriptible para el gobierno. Tratar de evadir la responsabilidad que las autoridades tienen en este delicado asunto es inaceptable. La obligación constitucional de garantizar seguridad a las mujeres –y a todos los mexicanos- es única y exclusivamente del Estado, encabezado por AMLO.

Así que, por más excusas, piruetas verbales palaciegas y los berrinchudos “ya chole”, la candidatura de Salgado Macedonio es un agravio por donde se le vea. Si el presidente López Obrador sigue en su pataleta de sostener la inmoral, deshonrosa e indecente designación de su amigo Salgado Macedonio, habrá “soltado al tigre y a ver cómo lo amarra”. Un “tigre” femenino que ya no está dispuesto a soportar más vejaciones de ninguna índole, incluyendo las del presidente de México.

STATU QUO

Hugo López-Gatell se contagió de covid-19, así lo informó este sábado en su cuenta de Twitter. Para nada nos alegramos de ello. Pero hoy, en circunstancias muy diferentes a las de miles de enfermos que viven un auténtico viacrucis en la enfermedad, Gatell siente en carne propia las consecuencias de sus yerros en materia pandémica. El contagio del subsecretario se hizo público, precisamente el mismo día en que el gobierno reconoció 180 mil muertes por SARS-CoV-2, tres veces más que el escenario catastrófico pronosticado por el errático López-Gatell. Coincidencias de la vida.

@BTU15

Deja un comentario