Aprobado: concentrarán en Tesofe 33 mmdp del Fondo de Salud para el Bienestar

Contribuirá a la atención de la crisis sanitaria y garantizar los recursos para atender las enfermedades que provocan gastos catastróficos.


La Cámara de Senadores aprobó la minuta que permite que el Instituto de Salud para el Bienestar instruya a la institución fiduciaria del Fondo de Salud para el Bienestar a que, a más tardar el 1 de abril de 2021, concentre en la Tesorería de la Federación, Tesofe, la cantidad de hasta 33 mil millones de pesos del patrimonio de ese Fideicomiso.

El proyecto de decreto, enviado por la Cámara de Diputados, fue aprobado en lo general con 48 votos en favor y 32 en contra. Fue enviado al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales.

Establece que cuando el Fondo acumule recursos en un monto superior, “a dos veces la suma aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2020, como aportaciones al Fideicomiso del Fondo de Salud para el Bienestar”, el remanente podrá destinarse a fortalecer acciones en materia de salud.

Lo anterior, especifica, a través del reintegro de recursos a la Tesorería de la Federación o mediante el Fondo de Salud para el Bienestar.

Precisa que los recursos acumulados en el Fondo seguirán garantizando la atención de enfermedades que provocan gastos catastróficos, de necesidades de infraestructura, el abasto y distribución de medicamentos y otros insumos, así como el acceso a exámenes clínicos.

En el dictamen se subraya que con esta modificación el derecho a la Salud no corre peligro, “al contrario, se fortalece, pues permitirá destinar los recursos excedentes del Fondo a fortalecer acciones en esta materia”.

Se señala que en el presupuesto histórico del Fondo cada año ingresan más recursos de lo que en realidad se gasta; además, únicamente los que son validados se utilizan para financiar los casos de enfermedades catastróficas, “por lo que en promedio se ingresa cada año el doble de lo que se necesita y se genera un recurso disponible ocioso”.

Dicha situación, se agrega, no resulta eficiente en estos momentos, dada la circunstancia de urgencia económica y sanitaria. Por ello, el monto disponible de este Fondo será de gran utilidad para seguir enfrentando la emergencia sanitaria.

«Lo anterior, reviste especial relevancia frente al contexto en el cual nos encontramos. En efecto, la pandemia que genera la enfermedad Covid-19, provocada por el nuevo coronavirus SARS-Cov-2, ha obligado a las distintas nacional que la padecen a concentrar sus esfuerzos en torno de los servicios de salud requeridos para contenerla y superarla”, indica el documento.

La esperanza de la vacuna sólo podrá cristalizarse si se cuenta con los recursos necesarios para su adquisición masiva en el momento en que sea accesible, para lo cual los países necesitan tener disponible una suma importante de recursos públicos, se puntualiza.

A nombre de las comisiones dictaminadoras, el senador Américo Villarreal aseguró que esta reforma busca contribuir a la atención de la gran crisis sanitaria y garantizar los recursos para atender las enfermedades que provocan gastos catastróficos, como el cáncer de adultos y niños.

Dijo que se pretende atender las necesidades de infraestructura y unidades hospitalarias, así como mantener el abasto y distribución de medicamentos e insumos. Enfatizó que no se suprime el Fondo de Salud para el Bienestar y tampoco se reducen los recursos presupuestales, que por ley se le deben destinar cada año.

En contra del dictamen, la senadora Sylvana Beltrones Sánchez, del PRI, señaló que la Auditoría Superior de la Federación, en su revisión de la cuenta pública 2019, encontró deficiencias en el Fideicomiso del Sistema de Protección Social, ahora el Fondo de Salud para el Bienestar, como 40 por ciento menos en autorizaciones de cirugías y no se tiene información que acredite a más de 50 mil beneficiarios, entre otros.

De Morena, la senadora Lilia Margarita Valdez Martínez manifestó que su Grupo Parlamentario y el Gobierno Federal no solaparán que se siga guardando el dinero para que otros lo gasten en necesidades personales. Eso se acabó y el dinero del pueblo es para el pueblo, el dinero para salud es para la salud de los mexicanos, afirmó.

El senador Samuel García Sepúlveda calificó esta reforma como “una chicanada”, además de ilegal. Refirió que mil 900 niños con cáncer que murieron porque no se les garantizó su derecho a la salud y a la vida. El legislador de MC dijo que hay miles de menores que no tienen acceso a quimioterapias ni medicamentos.


A favor del dictamen, la senadora Antares Vázquez Alatorre, de Morena, aseguró que se está trabajando en favor de las y los mexicanos que han padecido la falta de medicamentos y de la atención de profesionales de la salud. Agregó que se ha invertido en la contratación de personal y en la reconversión de hospitales por la emergencia sanitaria, entre otras acciones por la salud de la ciudadanía.

En contra, la senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, del PAN, denunció que la corrupción hoy lleva un cheque en blanco por 33 mil millones a la bolsa del Presidente. Es un robo en despoblado a la salud de las y los mexicanos, ya que los recursos se destinarán a otros proyectos, advirtió.

Juan Manuel Fócil Pérez, de la Fracción Parlamentaria del PRD, dijo que la labor de las y los senadores será comprobar que los recursos se utilicen para lo que la mayoría legislativa ha pregonado, es decir, para la adquisición de medicamentos. Aseveró que su bancada está en contra de la forma en la que se conduce la administración actual, ya que no está siendo transparente con el manejo del presupuesto.

A su vez, Manuel Añorve Baños, de la bancada del PRI, señaló que la desaparición de estos 33 mil millones de pesos es un ataque contra las personas que sufren enfermedades crónicas y no pueden pagar su tratamiento. “Si hoy modifican la Ley para dejar sin recursos a quien más lo necesita, no sólo estarían violando la confianza de quienes votaron por ustedes, sino que estarían condenando a la miseria y a la muerte a miles de mexicanas y mexicanos”, sentenció.

Por Morena, Miguel Ángel Navarro Quintero, expresó que el sistema de salud está resquebrajado porque en el pasado se le apostó más a la venta de activos que al fortalecimiento de la infraestructura nacional. Ahora “Están riñendo por 33 mil millones de pesos, pero el país necesita invertir en el sector ocho puntos de Producto Interno Bruto

Claudia Ruiz Massieu Salinas, senadora del PRI, consideró: “no nos debemos engañar, el verdadero objetivo de este dictamen no es dirigir de manera directa los fondos para que se atienden los problemas de salud, sino desmantelar el sistema y apropiarse de manera indebida de los recursos que estaban destinados a diversas enfermedades”.

El senador Martí Batres Guadarrama, de Morena, afirmó que el llamado “bloque de contención” sólo plantea datos y argumentos falsos, pues no es cierto que con las modificaciones que se plantean el Fondo de Salud se vaya a quedar sin recursos y cuando aseguran que los 33 mil millones de pesos serán para otras causas es una gran mentira: sí serán destinados a atender la salud de millones de mexicanos y lo único que defienden no es el gasto a la salud, sino que ese dinero siga guardado.

Posteriormente, senadoras y senadores del PAN, PRI, MC y PRD presentaron propuestas de modificación; fueron rechazadas por la mayoría del Pleno y los artículos reservados fueron ratificados en los términos del dictamen. La minuta fue aprobada en lo particular con 46 en pro y 25 en contra.

(Senado)

Deja un comentario