Atiende el INPI a familias damnificadas por el sismo en la Sierra Sur de Oaxaca

El director general de la institución visitó la agencia municipal de Santa Catarina Xanaguía, municipio de San Juan Ozolotepec, para recorrer las zonas afectadas y responder a las demandas de las autoridades comunitarias y familias afectadas el 23 de junio

Caminos en pésimas condiciones y afectados por deslaves, viviendas derrumbadas o con daños totales, sistemas de agua potable colapsados, terrenos agrícolas siniestrados y medicamentos e insumos para la clínica, son necesidades que se atenderán urgentemente

San Juan Ozolotepec, Oaxaca, a 1 de Julio de 2020.- A una semana del sismo de 7.4 grados en escala de Richter con epicentro La Crucecita, Huatulco, el cual dejó severos daños en la sierra sur de Oaxaca, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) inició con la atención emergente de familias zapotecas damnificadas que no habían sido visitadas por ningún funcionario público ni autoridad, con el fin de aminorar el dolor que están sufriendo en comunidades con altos índices de marginación que presentan afectaciones considerables.

El director general de la institución, Adelfo Regino Montes, realizó este martes un recorrido por la micro – región de los Ozolotepec, enclavada en la parte alta de las montañas, donde supervisó los caminos afectados por los derrumbes y deslaves que se pudieron abrir de manera momentánea con maquinaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y gracias el apoyo de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano, cuyos elementos aplican el Plan DN-111-E en la zona.

En el municipio de San Juan Ozolotepec constató los daños ocasionados por el fenómeno geológico en el templo, clínica y centros escolares, así como en diversas viviendas; luego se trasladó hasta la agencia municipal de Santa Catarina Xanaguía, una de las localidades más aisladas, de complicado acceso por escarpados caminos, donde se entregó una tonelada de víveres, productos de limpieza y aseo personal, ropa y calzado, que fueron acopiados los días subsecuentes al movimiento telúrico en las oficinas del INPI de la ciudad de Oaxaca, Miahuatlán de Porfirio Díaz y Santiago Jamiltepec.

“Venimos con mucha humildad y mucho respeto, eso es lo que nos ha pedido nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, que visitemos a los pueblos y comunidades, que salgamos de nuestras oficinas y que tengamos un mayor conocimiento de lo que ocurre en las zonas indígenas. Por eso estamos aquí, con esta noticia dolorosa de lo que ocurrió hace una semana, con este sismo que afectó a Oaxaca y particularmente a las comunidades de la región de Ozolotepec, en la sierra sur de Oaxaca, que fueron las que tuvieron las mayores afectaciones”, señaló Regino Montes ante las familias damnificadas.

Luego de ser recibido a la entrada de Xanaguía, el funcionario público federal pudo conocer de cerca el colapso de los sistemas de agua potable que mantienen sin servicio a la totalidad de la población desde el día del sismo, además de que caminó por las casas siniestradas –15 que fueron derrumbadas durante el temblor y 20 que tienen afectaciones totales–, además de los cultivos de maíz, café y otros productos que se perdieron por los deslaves de terrenos en las partes altas.

Acompañado por el presidente municipal de San Juan Ozolotepec, Francisco Reyes Villavicencio; el agente municipal de Santa Catarina Xanaguía, Virgilio López Ruiz y el Comisariado de Bienes Comunales, Federico Ruiz Ramos, entre otras autoridades comunitarias, el titular del INPI hizo un balance de las necesidades más apremiantes y encabezó un diálogo abierto y frontal con esta comunidad, donde el 98 por ciento de las y los pobladores son hablantes de su lengua materna.

En presencia de los representantes del INPI en el estado de Oaxaca, Juan José García y en Miahuatlán de Porfirio Díaz, Isaac López, refrendó el compromiso del Gobierno de México de revisar la situación de las familias desplazadas por la pérdida de viviendas, por lo que se va a gestionar la construcción de nuevos espacios habitables con las características propias de la región, que se puedan reubicar en terrenos seguros.

Adelfo Regino Montes instruyó a personal de la dirección de infraestructura del INPI para que de manera inmediata se trasladen a la comunidad para realizar acciones que permitan reestablecer a la brevedad posible el servicio de agua potable, que es una de las demandas más sensibles de la población.

Del mismo modo, ofreció gestionar ante los Institutos de Salud para el Bienestar (INSABI) y Mexicano del Seguro Social (IMSS), los medicamentos e insumos que permitan atender las necesidades de la clínica de Santa Catarina Xanaguía.

Ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), ofreció revisar los apoyos para quienes perdieron las cosechas, además de solicitar que se ponga en operación el programa Sembrando Vida mediante el cual los productores pueden obtener un salario además de sembrar árboles frutales o maderables en sus propias parcelas.

Otro ofrecimiento fue solicitar ante la SCT la restauración de caminos afectados, por lo que citó el programa del presidente López Obrador de caminos pavimentados a cabeceras municipales indígenas, mediante el cual se trabaja en 133 frentes en el estado de Oaxaca.

La comitiva también atestiguó los daños ocasionados por derrumbes en la obra de pavimentación hidráulica que se lleva a cabo en el municipio de Santo Domingo Ozolotepec, donde se requiere de maquinaria pesada para remover los escombros y seguir avanzando con los trabajos, para contar con una vía de comunicación segura y transitable durante todo el año.

En tanto el presidente municipal de San Juan Ozolotepec, Francisco Reyes Villavicencio, reconoció el clima de zozobra que se vive en las comunidades tras el terremoto, por lo que pidió el apoyo del gobierno federal para las agencias municipales sin distinción de colores, sobretodo en lo que tiene que ver con las personas desplazadas de sus hogares por los destrozos en sus humildes viviendas.

Por su parte el agente municipal recordó que independientemente del sismo han padecido graves niveles de marginación y pobreza ancestralmente sin recibir atención de ninguna instancia de gobierno, por lo que hizo hincapié en la necesidad que tienen de apoyos urgentes por los cultivos siniestrados, ya que hay productores que perdieron sus milpas y cafetales por los deslaves y las fuertes lluvias.

“Vamos a apoyarnos entre todas y todos en esta situación tan delicada que están atravesando, estoy seguro que vamos a salir adelante porque nuestros antepasados, nuestras abuelas y abuelos, nos han enseñado a resistir, a vivir de la tierra, a tener fuerza espiritual ante la adversidad y por eso, hermanas y hermanos, con esta gran cultura que hemos heredado, esta cultura zapoteca que ustedes representan, estoy seguro que no habrá obstáculo que nos impida superar cualquier adversidad”, aseguró Adelfo Regino Montes ante la población reunida entre montañas y nubes, en la cancha de usos múltiples de Xanaguía.

Al constatar la entrega de víveres y otros productos para la población, agregó que el gobierno del presidente López Obrador no los va a dejar solos, por lo que habrá atención permanente en estas circunstancias dolorosas, para que en breve se puedan ir atendiendo las diferentes demandas y necesidades en coordinación con el gobierno del estado y las autoridades municipales de la región.

Deja un comentario