CALEIDOSCOPIO: “Abrazos, no balazos”, ¿un mensaje de impunidad?

Guillermina GÓMORA ORDÓÑEZ

Una vez más, México está en la mira internacional tras los asesinatos de dos sacerdotes jesuitas y un laico, en Chihuahua. La violencia y la impunidad que agobian al país, registran más de 124 mil homicidios, en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, según datos de TResearch.  ¿Cambiará la estrategia?

El presidente López Obrador, aseguró que no. Recordemos que desde la campaña que lo llevó a la presidencia en 2018 prometió una política de “abrazos, no balazos”, para frenar la creciente violencia en México. Con ese lema buscaba distanciarse de la “guerra” contra el narcotráfico iniciada por Felipe Calderón a fines de 2006. Sin embargo, todo indica que fracasó.

Así lo sentenció el sacerdote jesuita, Javier Ávila: “Los abrazos ya no nos alcanzan para cubrir los balazos”. Sabe de lo que habla, tiene 48 años al servicio de la comunidad Tarahumara en la sierra de Chihuahua, donde “El Chueco”, asesinó a sangre fría a los sacerdotes y al guía dentro del templo, aprovechándose de la impunidad con la que venía cometiendo crímenes, extorsiones, amenazas, secuestros, entre diversos ilícitos en la comunidad de Urique y la región, amparado por autoridades corruptas.

Javier Ávila asegura que «México está arropado por un manto de impunidad impresionante, tan obvio y patente por la crisis de violencia que estamos pasando”. El sacerdote lamenta que no existan políticas públicas, ni estrategias adecuadas; dice que “La respuesta está en la realidad», en un país donde la impunidad ha permitido el avance del crimen organizado.

No fue el único que alzó la voz, Gerardo Moro, padre provincial de los Jesuitas en México, dijo: “Respetuosamente pido, pedimos, señor Presidente de la República, revise su proyecto de seguridad pública, porque no vamos bien, y esto es un clamor popular. Este evento lamentablemente no es aislado en nuestro país, un país invadido por la violencia y por la impunidad”.

Sí, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), monseñor Ramón Castro Castro coincide en que la violencia y sus estructuras de muerte se han desbordado en México, destruyendo la cultura de la paz. A través de un video mensaje, dijo que el país se encuentra salpicado de sangre de tantos muertos y desaparecidos, entre ellos 27 sacerdotes.

“Vemos esta realidad con muchísima preocupación, creemos que el crimen organizado se ha extendido por todas partes, se ha adueñado de calles, colonias, pueblos, carreteras, no queda duda que México es uno de los países más violentos del mundo”

Ramón Castro denunció que, en los territorios dominados por el crimen organizado, los sacerdotes deben “pedir permiso” para poder transitarlos y cumplir con su labor religiosa.

Por ello, pide que «no se niegue ni se culpe a los tiempos pasados, es necesario que la estrategia de seguridad funcione, mejore, es urgente, el pueblo lo clama”.

Al respecto, la senadora del PAN, Kenia López Rabadán, declaró que si México guardara silencio por cada uno de los 124 mil homicidios dolosos registrados durante el gobierno de AMLO, entonces todo el país se quedaría callado durante casi 3 meses.

Para la panista la estrategia de los “abrazos, no balazos” del gobierno federal no está funcionando y mandó el siguiente mensaje: “Rompa, señor López Obrador, el pacto de impunidad que tiene con el crimen organizado, ese no es el camino para pacificar a este país”.

Y si el costo social es doloroso, en pesos y centavos también nos afecta, el Índice de Paz México 2022 del Instituto para la Economía y la Paz (IEP) destaca que el impacto de la violencia en la economía mexicana ascendió a 4.92 billones de pesos, el equivalente al 20.8% del Producto Interior Bruto.

La inseguridad nos cuesta a todos. La investigación del IEP revela que el impacto per cápita es de aproximadamente 38 mil pesos por cada mexicano. Sin embargo, el gobierno mexicano invierte apenas el 0.6% del PIB en seguridad y justicia, mientras que el resto de países latinoamericanos y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos invierten entre el 1.5 % y el 1.7%.

Así las cosas, convendría que el gobierno valorará modificar su estrategia y aplicara la ley. Sin justicia no habrá paz ni transformación. Ese mensaje de abrazos es una licencia de impunidad.

Vericuentos

¿De aquí pa´l real, todos con Monreal?

¿Será que el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, decidió entrarle al juego presidencial de las “corcholatas” que tanto criticó? Su presencia en Coahuila en el mitin de unidad confirmaría que sí. Aunque el zacatecano advirtió a la dirigencia de su partido:“En materia de democracia somos rebeldes con causa. Ni nos vamos a rajar, ni nos vamos a dejar”. Monreal pidió reglas consensadas con la militancia para seleccionar dirigentes y gobernantes, piso parejo. ¡Órale!

S.O.S  – Mujeres en riesgo

Nuevamente, en mayo, los homicidios dolosos de mujeres alcanzaron una cifra récord al contabilizar 272 víctimas, la más alta desde enero de 2015. En lo que va del sexenio del presidente López Obrador han asesinado a 9 mil 788 mujeres, mientras que los feminicidios suman 3 mil 357 víctimas. El 2019 y el 2021 han sido los años más violentos para las mujeres. #NiUnaMás.

@guillegomora

Deja un comentario