CALEIDOSCOPIO: El infierno de los desaparecidos

Guillermina GÓMORA ORDÓÑEZ

México registra una crisis humanitaria. Jordi Raich, jefe de la delegación regional del Comité Internacional de la Cruz Roja para México y América Central, afirma que en el país hay 39 mil cuerpos no identificados y 89 mil personas desaparecidas. Una tragedia que generó otra:  ahora asesinan a quienes buscan a sus familiares.

En menos de 15 días fueron ejecutados el activista zacatecano José Nicanor Araiza Dávila, que buscaba a su hijo desde 2018 y la sonorense Aranza Ramos quien tenía un año buscando a su esposo. Con la muerte de Araiza Dávila suman 69 defensores de derechos humanos y ambientales asesinados desde que Andrés Manuel López Obrador llegó a la Presidencia en 2018.

Según el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas, en territorio mexicano desaparecen 11 personas al día; eso significa una persona cada dos horas. Cifra por demás aterradora que provoca escalofríos y rabia ante la indefensión en que vivimos.

Un problema que en muchos casos involucra a las fuerzas de seguridad federales y organizaciones delictivas cuya presencia en los estados no reconoce fronteras. La gente sigue desapareciendo impunemente y frente a esta tragedia hoy los miles de afectados sólo tienen picos, palas y una exigencia: Justicia.

Una justicia que debe pasar por el viacrucis burocrático de autoridades indolentes que nada resuelven. Una justicia que debe tener la aprobación de los grupos delincuenciales. Una justicia que suele transformarse en un infierno desfondado para los vivos, después de la pesadilla de haber perdido a un familiar.

Ejemplo de ello es “la tregua de paz” que solicitó la “Unión de Colectivos de Madres Buscadoras en Tamaulipas”, a “Los Ciclones”, una escisión del Cártel del Golfo, para poder ingresar al centro de exterminio en La Bartolina, Matamoros, y buscar restos humanos. 

En un hecho sin precedentes, en nombre de las 200 familias con personas desaparecidas enviaron este mensaje al líder del Cártel del Golfo:

 “Hemos decidido, ante la falta de debida diligencia y respuesta de todas las autoridades responsables de buscar, localizar e identificar a nuestros familiares, pedir esta tregua con ustedes, en la que respeten nuestra vida y libre tránsito, dándonos acceso libre al lugar en donde probablemente pueda encontrarse alguno o algunos de nuestros familiares. La incertidumbre de no encontrar a los nuestros ha derivado en una tortura interminable para nosotros, al no saber de la suerte o paradero de nuestros desaparecidos, lo que resulta insoportable”.

Sí, resulta inimaginable la pesadilla y el infierno de perder y buscar a un familiar. Por género, las mujeres representan el 24.83% del total de personas desaparecidas, de las cuales, el 55.65 % son niñas y adolescentes mujeres de 10 a 17 años. Hasta ahora, el gobierno les niega la justicia, los abandona.

Recordemos que la nueva Ley de la Fiscalía General de la República (FGR) disminuye su responsabilidad en la búsqueda de personas desaparecidas. La reforma se aprobó pese a las protestas del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México que agrupa a 74 colectivos de 22 estados del país y de Centroamérica.

México se ha convertido en una gran fosa. Jalisco, Michoacán, Ciudad de México, Tamaulipas, Nuevo León, Guanajuato, Sonora, Sinaloa, Zacatecas y Estado de México son los 10 estados que concentran el 70% de las desapariciones. En Sonora las buscadoras ponen números telefónicos para que los sicarios les digan de manera anónima donde hay restos.

Pasamos de ser el cuerno de la abundancia, como calificó Alexander von Humboldt a nuestra nación por su forma y riqueza, a un territorio donde se escarba y se encuentran restos óseos de personas desaparecidas, sabrá Dios cuándo, dónde y por qué. ¿Éste es el país en el cuál queremos vivir y heredar a nuestros hijos?

Vericuentos

¿Y después de la consulta?

Como era previsiblefracasó la consulta promovida por la #4T. La propuesta para castigar o no hechos del pasado no despertó el interés de la población. El primer ejercicio de democracia participativa tuvo una afluencia de entre 7.07 y 7.74 por ciento de los 93.6 millones electores convocados, esto es, alrededor de 7 millones de ciudadanos. Costó 522 millones de pesos.  Vaya despilfarro en medio de una crisis de salud. @ConCausaMX realizó este ejercicio: “Dos de las quimioterapias más usadas en el cáncer infantil son Metotrexate inyectable y Vincristina que actualmente tienen un costo promedio de 400 y 550 pesos respectivamente ¿Cuantas se podrían comprar con 500 millones de pesos?” ¡Sopas!

Monreal – Revocación de mandato

Una vez más, el presidente de la Jucopo en el Senado, Ricardo Monreal, promueve la agenda de Palacio Nacional, presentará una iniciativa para expedir la ley que regulará la consulta sobre la revocación de mandato del Presidente López Obrador en marzo próximo. Monreal espera que el INE de Lorenzo Córdova organice este ejercicio donde se pretende lograr el 3% de las firmas del padrón electoral que registra 93.6 millones de electores.  ¿Será que López Obrador acepte los resultados y se vaya a “La Chingada”, su finca en Chiapas? ¡Órale!

@guillegomora 

Deja un comentario