CALEIDOSCOPIO: ¿Maximato a la #4T?

Guillermina GÓMORA ORDÓÑEZ

«El Presidente quedó solo, solitario en el Palacio, con su grandeza a cuestas; con su compromiso ante la historia». René Avilés Fabila

A nueve meses de que termine su sexenio, el presidente Andrés Manuel López Obrador, se resiste a dejar su hábitat electoral, protagoniza sus papeles favoritos de candidato eterno y de jefe de campaña. Indeciso ante los sinsabores de la soledad del poder, se muestra intolerante y hace sentir su evangelio: “están conmigo o están contra mí”. 

Subordina el compromiso de gobernar a más de 130 millones de mexicanos y la investidura presidencial, a sus intereses políticos, familiares y los del partido Morena. En su reciente enfrentamiento con la prensa advirtió: “Por encima de la ley está mi autoridad moral y mi dignidad”. No aceptó el error de exponer públicamente a una periodista del diario The New Yotk Times.

Una vez más, interpreta el rol de víctima como forma de hacer política, lo mismo da si se trata de la prensa nacional o extranjera, de los deudos de muertos y desaparecidos; de las mujeres que protestan por los feminicidios; de los familiares que exigen medicamentos para los enfermos de cáncer; de quienes se resisten a sus proyectos faraónicos; de la sociedad civil que exige seguridad y democracia o de sus adversarios de la oposición. A todos los acusa de confabular en su contra, los descalifica. La única víctima es él.

Convenientemente olvida que ya no es opositor, que en su calidad de Presidente de México debe resolver. Lleva más de cinco años acusando al pasado de todo lo que pasa en el presente. Su gobierno suma de más de 180 mil homicidios y asegura que es herencia de las administraciones anteriores. Elude su responsabilidad por la vía de la victimización.

Es el sello de la #4T. Algunos botones de muestra son: Las madres buscadoras. Hay más de 112 mil desaparecidos y López Obrador se ha negado a reunirse con ellas bajo el argumento de que “es politiquería y publicidad”. Afirma que no les debe nada y el tema es usado por los medios para atacar a su gobierno y que tienen un propósito manipulador.

Otro caso, es el de la protesta de padres de niños con cáncer que exigen medicamentos de manera oportuna. López Obrador los acusó de ser una campaña de “gente contratada” por sus opositores como medida de presión para que el gobierno federal vuelva al esquema de compras de millones de medicamentos a ciertos grupos farmacéuticos como en sexenios anteriores. Ignora que es la tercera causa de muerte, en México y que en lo que va de su gobierno han muerto más de 3 mil niños por falta de medicamentos.

Así las cosas, al cierre de su sexenio, en la soledad de Palacio Nacional y ante el inminente juicio de la historia, López Obrador exige nuevamente a sus colaboradores y sucesora, Claudia Sheinbaum “lealtad ciega” y que no se les olvide lo que afirma en corto y en público: “El movimiento soy yo…”

Sí, López Obrador opera como Presidente de la República y dirigente de su partido. Nada en Morena se mueve sin la venia de “su dedito”. Basta con ver las listas de los aspirantes al Congreso donde aparecen los integrantes de su primer círculo y otros políticos prófugos de la oposición que ahora serán beneficiarios del fuero. 

Rumbo al próximo 2 de junio, juega a ser el foco de atracción de los votantes. No aparecerá en la boleta, pero dice que es el “guardián de la elección” de 2024. Replica los vicios que tanto criticó en otros sexenios y lo llevó a inmortalizar la famosa frase “cállate chachalaca”, cuando le exigió a Vicente Fox que no se entrometiera en las elecciones de 2006.  

Aunque, ha dicho que después del 1 de octubre se irá a “La Chingada”, como se llama su rancho ubicado en Palenque, Chiapas. López Obrador, seguirá en la arena política embelesado por el encanto del poder absoluto. Bajo el cobijo de otro de sus mandamientos: “Yo ya no me pertenezco, yo soy de ustedes». ¿Será? La respuesta está en el voto libre.

Vericuentos

¿Justicia a las urnas?

En la polémica por la reforma al poder Judicial, el magistrado electoral Felipe de la Mata, alertó sobre los riesgos que tendría el que se diera la elección por voto directo de la ciudadanía, de jueces, magistrados y ministros. “Si no hay independencia judicial no hay división de poderes. Si no hay división de poderes no puede hablarse, en los hechos, realmente de una Constitución. En los hechos, dejaría de ser un Estado constitucional para convertirse en un Estado, por utilizar palabras filosóficas antiguas, tiránico; dictatorial, en términos modernos”. ¡Tómala!

¡Arrancan campañas!

Prepárese para el bombardeado de propaganda política, ataques y descalificaciones entre los aspirantes a los más de 21 mil cargos de representación popular. El próximo 1 de marzo empieza formalmente las campañas. Las candidatas a la Presidencia tienen listo el show. Claudia Sheinbaum arrancará con un acto multitudinario el uno de marzo en el Zócalo capitalino. Xóchitl Gálvez, iniciará en Fresnillo, Zacatecas Jorge Álvarez Maynez, dicen que lo hará en Sonora. ¡Órale!

@guillegomora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *