Circulan 3 nuevas variantes de COVID-19 en Oaxaca: SSO

En total son 13 variantes que circulan en la entidad.

Los SSO exhortan a la población a no relajar las medidas de prevención contra el SARS-CoV-2, pues independientemente de las variantes presentes en la entidad, todas tienen en común la misma forma de contagio

Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) informan que de acuerdo con la última actualización del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), así como de la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud, se confirma la existencia de tres nuevas variantes del virus SARS-CoV-2 en territorio estatal.

La dependencia menciona que en total, a la fecha se contabilizan 13 variantes de la COVID-19, presentes en las seis Jurisdicciones Sanitarias de la entidad.

La institución de Salud refiere que estos tres linajes del nuevo Coronavirus que circulan son la B.1.617.2 (Delta) en Santa María Tonameca, Costa y San Juan Bautista Tuxtepec, Cuenca del Papaloapan, en esta última comunidad también se encuentra la P.4; y la C.37 (Lambda) en Santa María Jalapa del Marqués, Istmo de Tehuantepec.

Los 13 clasos detectados en Oaxaca son: la B.1.1.519, B.1, B.1.2, B.1.1.432, B.1.301, B.1.1.222, B.1.427 y B.1.429 (Epsilon), P.1, B.1.1.7 (Alfa), P.4, B.1.617.2 y la C.37, todas sujetas a vigilancia epidémica.

Oaxaca es un estado altamente turístico y existe un flujo constante de personas que se desplazan de una comunidad a otra a realizar sus actividades, aunado a que muchas familias oaxaqueñas tienen parientes que radican en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos ,y al interior de la República Mexicana, quienes también visitan de manera constante sus comunidades de origen, de ahí que estos linajes del virus se acentúen más en ciertas demarcaciones.

Al respecto, la dependencia puntualiza que son la B.1.617.2 (Delta), la B.1.1.7 (Alfa) y P.1 (Gamma) de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las de mayor interés epidemiológico debido a su alta transmisibilidad, virulencia y además, tienen la capacidad de generar brotes más grandes en menos tiempo; sin embargo, precisa que independientemente de las variantes que circulen, todas tienen en común la misma forma de contagio.

“Se propagan de una persona a otra, a través de pequeñas partículas líquidas expulsadas por alguien infectado por la boca o la nariz al toser, estornudar, hablar, cantar o respirar, una persona puede infectarse al inhalar aerosoles o gotículas que contienen el virus o que entran en contacto directo con los ojos, la nariz o la boca”, puntualiza.

De ahí la importancia de que la ciudadanía continúe aplicando las medidas de prevención contra el SARS-CoV-2, como son el uso correcto del cubreboca, mantener la sana distancia de 1.5 metros, al toser o estornudar cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado y evitar acudir a lugares concurridos, principalmente, pues solo de esta manera se podrán reducir los contagios, hospitalizaciones y lamentables defunciones.

Ante ello, hace hincapié en que no es momento de relajar la aplicación de las medidas sanitarias contra el COVID-19, pues la pandemia no ha terminado y la única forma para ganar esta lucha es actuando con responsabilidad.

(Con información del G.E)

Deja un comentario