Condena Defensoría asesinato de la candidata por Ocotlán; solicita medidas de protección

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) condenó el asesinato de la candidata a la presidencia municipal de Ocotlán de Morelos, Ivonne Gallegos Carreño y solicitó a la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) la adopción de medidas de protección para las víctimas indirectas del hecho.

Luego de tener conocimiento del hecho de violencia, el organismo autónomo inició el expediente DDHPO/CA/107/(16)/OAX/2021, mediante el cual pidió a la FGJE una investigación efectiva y diligente que permita dar con los responsables de este hecho, así como información a dicha institución.

Por su parte, el ombudsperson Bernardo Rodríguez Alamilla señaló que en el contexto electoral 2021, se deben generar acciones para proteger de manera integral a las mujeres políticas que participan en el proceso, y sancionar todos aquellos actos que de manera ilegítima pongan en riesgo su participación.

Ante ello, señaló que es fundamental mandar un mensaje de seguridad a todas aquellas mujeres que han decidido participar políticamente y urgió a los diferentes niveles de gobierno, a implementar acciones para sancionar las agresiones contra las contendientes, pero principalmente, prevenir la ocurrencia de más hechos de violencia.

El defensor de los Derechos Humanos refirió que tan solo entre 2020 y lo que va de 2021, la Defensoría Especializada en Equidad de Género y Atención a Mujeres Víctimas de Violencia ha iniciado 101 expedientes por violencia política de género.

Afirmó que la violencia política contra las mujeres es mucho más que un problema criminal, puesto que pone retos muy grandes a la democracia, los derechos humanos y la igualdad de género, por ello debe ser atendido desde una visión integral que garantice una vida libre de violencia a las mujeres en todos los ámbitos de su vida, tanto en lo público como en lo privado.

Aunado al contexto de violencia histórica contra las mujeres, indicó, la pandemia por Covid-19 ha ubicado en un mayor riesgo a las mujeres en la vida privada, pero también en la pública, por lo que este proceso electoral requiere una mayor observancia y estrategias que permitan garantizar el ejercicio libre de las mujeres a participar en la política.

Apuntó que de cara al proceso electoral en el que se renuevan el Congreso del Estado, 153 presidencias municipales regidas por el sistema de partidos políticos, así como 10 curules en la Cámara de Diputados federal, la participación plena de las mujeres en el ámbito político no solo es un derecho humano que debe ser garantizado, sino que es un requisito indispensable tanto para el adecuado funcionamiento de la democracia, como para el crecimiento y desarrollo próspero de nuestras sociedades.

Recalcó que es fundamental acabar con las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres, puesto que ello provoca actos de discriminación y distintos tipos de violencias contra las mujeres, el más grave y visible: el feminicidio.

Destacó que la DDHPO se mantendrá observante del proceso electoral, ya que ha participado como ente vigilante y de mediación de conflictos en 2018 y 2019.

(DDHPO)

Deja un comentario