Congreso suspende sesiones ordinarias por COVID-19, pero antes aprobó la reforma que elevan a rango constitucional los programas sociales

Congreso suspende sesiones ordinarias por COVID-19, pero antes aprobó la reforma que elevan a rango constitucional los programas sociales

25 marzo, 2020 0

Recesa Congreso de Oaxaca sesiones permanentes, pero sin paralizar la actividad legislativa.

En caso de emergencia, se podrá citar a sesión, puntualiza Horacio Sosa Villavicencio.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso Local, Horacio Sosa Villavicencio, anunció la determinación de suspender las sesiones ordinarias de esta Soberanía, de manera coherente con las medidas que a nivel nacional ha dispuesto la Secretaría de Salud para evitar la propagación del Coronavirus (Covid-19).

La medida implica la reducción de las actividades legislativas y administrativas no esenciales, sin dejar de atender los asuntos urgentes que puedan ser abordados en las Comisiones permanentes y especiales. Además, se citará a sesión cuando se necesiten atender temas trascendentales. 

En el afán de colaborar con el resto de las instancias de gobierno para disminuir la movilidad de las personas, se anunció que para esta Soberanía no correrán los términos y plazos legales entre este 25 de marzo y hasta el 19 de abril próximo.

Durante la sesión ordinaria de este miércoles, a la cual asistieron 38 legisladoras y legisladores, el diputado Sosa Villavicencio, representante legal del Congreso, resaltó que la suspensión de las sesiones no afectará la responsabilidad propia del Poder Legislativo, la relación orgánica con los otros Poderes del Estado, con los de la federación, ni el tratamiento oportuno de los asuntos prioritarios.

“Actuamos de manera prudente y acorde con los lineamientos trazados por el Gobierno de la República, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, y que también, son ejecutados por el gobierno del estado de Oaxaca”, señaló.

Aprueba Congreso de Oaxaca reforma dar rango Constitucional a programas de bienestar social

En sesión extraordinaria de este miércoles, la LXIV Legislatura del Congreso Local aprobó con 38 votos, las adiciones al Artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de bienestar social.  Esta Legislatura se convirtió en la primera, en el concierto de las 32 legislaturas estatales, en avalar dicho ordenamiento para que se eleve a rango Constitucional.

Cabe recordar que los pasados días 10 y 24 de marzo, la Cámara de Diputados y de Senadores, respectivamente, aprobaron dichos cambios en la Carta Magna, para que el Estado garantice la entrega de apoyos económicos a la población que tenga discapacidad permanente, a las personas mayores de 68 años, becas para las y los estudiantes en condición de pobreza, así como brindar servicios de salud a quienes no tienen seguridad social.

Así, conforme a lo establecido en el artículo 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que señala que: “Para que las adiciones o reformas a la propia Carta Magna tengan validez, deben ser aprobadas por la mayoría de las legislaturas de los Estados y de la Ciudad de México”, congresistas oaxaqueños, votación económica, aprobaron la modificación constitucional.

El dictamen reforma el Artículo 4 de la Constitución para garantizar la extensión progresiva de seguridad social para la población que se encuentra en estado de vulnerabilidad. 

Crea un sistema nacional de salud para personas que no cuentan con acceso a la seguridad social. Tiene como finalidad asegurar la extensión progresiva, cuantitativa y cualitativa de los servicios de salud para la atención integral y gratuita de este sector poblacional.

Establece además que el Estado garantizará el apoyo económico a personas con discapacidad permanente, priorizando a menores de 18 años, indígenas, afromexicanas, y aquellas en condición de pobreza. 

Incluye el derecho a una pensión no contributiva a las personas adultas mayores de 68 años en adelante. En caso de personas indígenas y afromexicanas, este apoyo se otorgará, a partir de los 65 años de edad. 

De la misma manera, pone en marcha un sistema de becas para los estudiantes de todos los niveles escolares de educación pública, priorizando los que viven en familias en condiciones de pobreza. Esta medida pretende garantizar el derecho a la educación con equidad.

El dictamen aprobado por la Sexagésima Cuarta Legislatura, será enviado a la Cámara de Diputados federal para los efectos de ley correspondientes.