CRÓNICA EXPRÉS: Caso Teposcolula, ¿al Tribunal o al Congreso?

Rosy RAMALES

Recién terminados los cómputos municipales, el Consejo Municipal Electoral de San Pedro y San Pablo Teposcolula decidió no emitir constancia de mayoría ni al candidato registrado legalmente que obtuvo el mayor número de votos, ni al candidato no registrado que según sacó más votos que aquél.

Y estaba por remitir el expediente al Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) para que éste se pronunciara al respecto, pero éste carece de facultades.

¿Y entonces? Pues habrá que ver quién impugnó la no emisión de constancia o el acto que su juicio le causó el agravio. Seguramente impugnaron ambos, además del partido político que postuló al candidato legalmente registrado.

Desde el principio ¿qué procedía? Hay diversidad de opiniones. 

Pero el Consejo Municipal Electoral debió otorgarle la constancia al candidato legalmente registrado, pues la autoridad solo puede hacer lo que la ley le faculta, y le faculta otorgar la constancia a la candidatura legalmente registrada que haya obtenido el mayor número de votos; en este caso, a la planilla de Morena encabezada por Brígida Santiago Hernández.

Y bueno, que impugnara todo aquél que se sintiera agraviado.

Pero, pues no; el Consejo Municipal Electoral cerró el cómputo y no entregó constancia a nadie. Quizá por temor, precaución, sensatez, presión. Vaya, es harto sabido que la candidatura no registrada es un desprendimiento de Morena; es, digamos, la persona relegada en la selección interna de este partido político.

Y ¡zaz! El ciudadano Adalberto Reyes Ávila que se lanza como candidato no registrado. Sin embargo, la ley solo reconoce el espacio para efectos del ejercicio del derecho a votar; no lo reconoce para efectos de una candidatura formal.

Además, no se sabe si los 891 votos fueron emitidos en su totalidad a favor de él, pues en el escrutinio y cómputo de la casilla se cuentan juntos todos los votos emitidos a favor de “candidatos no registrados”: Cantinflas, Juan, Pepito, Simi, etc, por citar algunos ejemplos.  

En fin, en principio la salida del Consejo Municipal Electoral, aunque no guste, quizá evitó violencia en el municipio de San Pedro y San Pablo Teposcolula, donde la ciudadanía debe acatar el resultado de los tribunales electorales; el caso está como para agotar la cadena impugnativa: Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En una de esas hasta resulta ganador el candidato del PRI, Jacsiel Cruz Pérez, quien va en segundo lugar por una diferencia de alrededor de 40 voto en relación a la candidatura legalmente registrada que obtuvo el mayor número de votos.

En fin, quien sabe cómo resuelvan los órganos jurisdiccionales. 

Pero en términos de ley, el triunfo debe corresponder a la candidatura legalmente registrada que haya obtenido el mayor número de votos. Pues otorgársela a un candidato no registrado, sería tanto como consentir que cualquier persona recurra a esta figura sin rendir cuentas de los recursos obtenidos para realizar proselitismo.

Buena pregunta, ¿quién financió la candidatura no registrada?

Además, ya existe la vía independiente y en Oaxaca hasta la vía independiente indígena para contender sin necesidad de ser postulado por un partido político.

Lo peor que podría pasar es que el caso vaya a parar al Congreso del Estado donde, ante la ausencia absoluta del ayuntamiento, nombren un Consejo. 

Es más, al medio día de este martes en el Congreso había la intención de exhortar al IEEPCO a otorgar la constancia al candidato no registrado. ¿Cómo? Eso tendrían que decidirlo los tribunales electorales, si acaso alguien impugnó.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario