CRÓNICA EXPRÉS: ¿Cuándo la luz verde a priistas para la sucesión oaxaqueña?

* Si el PRI va en coalición con el PAN y el PRD, juntos podrían hacer un mejor papel.

Rosy RAMALES

Rumbo a la sucesión gubernamental oaxaqueña hace algunos días, en una plática, un político aconsejó: “¿Qué haría yo si fuera Alejandro Murat? Dejaría en libertad a todos aquellos priistas, a todas aquellas priistas, que aspiran a la candidatura del PRI; que desde ya caminen las comunidades, todo el estado”.

Claro, se refirió a Murat Hinojosa no en su papel como gobernador de Oaxaca, sino como jefe político del priismo local, quien debería sentarse con las y los aspirantes a la candidatura del PRI a la gubernatura, y preguntarles: “¿Quieren? Pues a darle”.

Tiene razón el político. Como él dice, si dejan en libertad a las personas aspirantes del PRI o afines a este partido, cada una empezaría a movilizar gente, a despertar el ánimo de la ciudadanía hacia el Revolucionario Institucional  –porque no toda está con Morena–.

Además, si el PRI va en coalición con el PAN y el PRD podrían hacer un mejor papel, aunque los perredistas (con sus honrosas excepciones) no son de fiar. Los panistas tienen más palabra, ah pero cuando se enojan son de armas tomar.

En fin, ¿cuándo Alejandro Murat se reunirá con los y las aspirantes a la candidatura del PRI o de la coalición a la gubernatura de Oaxaca? Claro, tampoco es el dueño del partido ni de la militancia, mucho menos de las aspiraciones de ésta.

Pero ya ven, si algo tiene el priismo es esa disciplina ciega. Ya es hora de que se rebelen. Si su querido jefe político no los reúne para darles luz verde en búsqueda de la candidatura priista, pues empiecen a caminar por su cuenta.

Total el gobernador Alejandro Murat se irá de Oaxaca cuando concluya su mandato, o antes. Muchos se irán con él porque no nacieron en esta entidad y por lo tanto no la quieren, ni la sienten como toda persona que tiene enterrado el ombligo en algún lugar de este estado.

¿Cuál será la causa de la demora de Alejandro Murat para darles luz verde? ¿La pérdida de confianza en su propio partido, el PRI? ¿La falta de interés en la suerte del Revolucionario Institucional? ¿O de plano ve el caso perdido?

Ups. Pues si los priistas no le ponen ganas para la elección de la gubernatura, puede que el PRI hasta pierda la prerrogativa de financiamiento público local, que es la sanción a un partido político nacional cuando en una elección local no alcanza como mínimo el 3% de votación.

Así que échenle ganitas. ¡Se les está haciendo tarde!

¿O la mayoría está pensando en mudarse masivamente a Morena? Total dicen que en Oaxaca el PRI es más Morena que el mismo Morena. Lo dicen sobre todo por el jefe político y por otras personas que, siendo priistas, le hicieron el caldo gordo a los morenistas provocando la derrota de las candidaturas priistas en las elecciones concurrente del pasado seis de junio. ¿Cómo trabajaron? Simplemente no desempeñando su función en la estructura electoral.

Pero como decíamos ayer: ¿Quién se avienta el tiro de agarrar la candidatura del PRI a la gubernatura oaxaqueña? Aviéntense, puede que Morena se fracture; (por cierto, en chats circulan comentarios negativos tanto en contra de Susana Harp como de Salomón Jara, a manera de notas anónimas).

También decíamos que habrá que partir de los y las priistas que pretendían la candidatura a la gubernatura de Oaxaca para la elección de 2016. ¿Los recuerdan? Ayer también los citamos: Alfonso Gómez Sandoval, Martín Vázquez Villanueva, Javier Villacaña Jiménez, Héctor Anuar Mafud Mafud, Samuel Gurrión Matías, Eviel Pérez Magaña, María de las Nieves García Fernández y Mariana Benítez Tiburcio.

Más los que se acumulen, entre éstos están Francisco Ángel Villareal, Alejandro Avilés Álvarez, José Antonio Hernández Fraguas y Eufrosina Cruz Mendoza, como externa.

(Imagen: Archivo)

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario