CRÓNICA EXPRÉS: ¿Delegado del CEN en el PRI-Oaxaca?

CRÓNICA EXPRÉS: ¿Delegado del CEN en el PRI-Oaxaca?

26 noviembre, 2019 0

Rosy RAMALES

Oaxaca es una de las poquísimas entidades federativas donde aún no hay definición sobre la renovación del Comité Directivo Estatal del PRI, así como de sectores y organizaciones; en su mayoría vencidos; definición por lo menos pública.

Incluso, en un documento interno del partido con las fechas de elección de dirigencia en diversas entidades (circulado en la tercera semana de octubre pasado), en el caso de Oaxaca se anotó: “Renovará todo…pendiente acuerdo con el gobernador”.

Ya los priistas oaxaqueños tararean la canción de Joaquín Sabina que dice: Y nos dieron las diez y las once / Las doce y la una, y las dos y las tres / Y…y nada de cambio por ningún método”.

No será que la cúpula local con todo propósito está dejando morir al PRI-Oaxaca, hasta con alevosía y ventaja. Total, de todos modos perderá las elecciones concurrentes del 2021 y, en consecuencia, la elección de gobernador del 2022.

Entonces, invertir en reestructurar el partido en la entidad pues viene siendo una pérdida de tiempo, de dinero y de esfuerzo. ¿Es así? Porque en todo caso de una vez bajen las cortinas de la dirigencia estatal, ¿para qué esperar más tiempo? Así se ahorrarían el pago de integrantes de un Comité Estatal, de sectores y organizaciones que nada más ni fu ni fa.

Y no es que Jorge González Ilescas haga pésima su función como presidente del PRI estatal. Más bien no se sabe cómo calificarla porque no la hace. Y no la hace porque no quiera, sino porque nada más no lo dejan. Pareciera que la única instrucción que tiene es estarse quieto, dejando pasar y mirando sin ver.

¿Tiene actividades? ¿Hasta donde va la confección del padrón interno? ¿La integración de comités municipales? ¿La preparación de lo necesario para seleccionar candidaturas competitivas para las elecciones venideras?

Se desconoce. Ni siquiera se sabe algo por medio de comunicados. Los boletines que envían son réplicas de los comunicados del PRI nacional de cuando el dirigente Alejandro Moreno Cárdenas se digna a realizar alguna actividad partidaria importante o a fijar postura sobre algo.

En fin, que según corrillos políticos la cúpula priista local analiza dos alternativas:

Una: Ir a elecciones internas para renovar la dirigencia del PRI oaxaqueño por el método de Consejo Político  –que es el único órgano que no está vencido–  antes de que inicie el año electoral (que no el año calendario). Aunque podrían convocar en cualquier momento.

Dos: Que llegue un Delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) a hacerse cargo de la dirigencia estatal, mientras se calman las aguas internas…el alboroto que traen algunos priistas oaxaqueños. ¿Alboroto? Más bien es exigencia de cumplimiento de derechos como militantes. Y miren que aún con sus inconformidades, son disciplinados; otros en su lugar ya hubiesen impugnado argumentando transgresión al derecho interno de votar y ser votado.

¿Qué alternativa prevalecerá? Es incierto. Lo que sí, la llegada de un Delegado del CEN también sería como matar al PRI-Oaxaca, o como desahuciarlo cual enfermo terminal.

Pobre PRI, cuando aun tiene militantes dispuestos a luchar por él a brazo partido. Es en serio, hay priistas con la camiseta bien puesta con esperanzas de poder recuperar espacios.

En fin, a ver qué pasa. Igual un día de éstos el jefe político del priismo oaxaqueño, Alejandro Murat Hinojosa, da la sorpresa y él mismo impulsa la renovación del PRI estatal; una renovación democrática y libre aún cuando sea mediante Consejo Político, pues se pueden evitar dados cargados para la selección de un dirigente de mero adorno.

El priismo local se niega a pensar que Alejandro Murat impulse una inacción del PRI en el estado de Oaxaca con todo el propósito de entregar a Morena y al PVEM todos los cargos de elección popular en 2021 y en 2022.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com