CRÓNICA EXPRÉS: El compromiso de los priistas que no tienen cola que les pisen

Una ruta que sea del PRI de Oaxaca, y jugar el papel de oposición a Morena

Rosy RAMALES

Sin andarse con rodeos, Lizbeth Concha Ojeda considera que después de la derrota en la reciente elección de la gubernatura, es necesario saber quiénes son los cuadros priistas “comprometidos con una ruta que sea del PRI de Oaxaca”.

No se lo preguntamos. Pero se deduce que la ruta no debe ser del PRI de algún otro sitio. En otras palabras, una ruta de la militancia priista oaxaqueña; nada más, sin injerencias del priismo de otras entidades. ¿O no es así?

Es un breve intercambio de palabras vía telefónica, un saludo al tomar mi llamada.

__¿Qué sigue en el PRI-Oaxaca?,__preguntamos a la secretaria general del Comité Directivo Estatal de este patido y diputada local.

__Toca la reorganización, la oportunidad de salir avantes con mucha resiliencia de este proceso, es algo que a mi me ya me ha sucedido. Después de las derrotas se pueden observar los errores, revisar los aciertos.

Muy enfática agrega:  “Y sobre todo ver quienes sí están comprometidos en la misma ruta, una ruta que sea del PRI de Oaxaca. Yo creo que eso es importante.”

Esta escribiente diría que no solo es importante, sino es vital para el priismo oaxaqueño trazar sus propias rutas; y si han de padecer, que sea por sus errores, no por los de otros.

La idea de Liz Concha continúa de la siguiente manera:

“Independientemente de toda la situación que se dio en la campaña, hoy temos los priistas que saber quiénes sí estamos por lealtad a nuestro partido, por convicción a nuestros estatutos. Y obviamente, observar el panorama nacional de nuestro partido.”

__Sí, esa es la ruta. ¿Pero les dejarán seguir una ruta de priistas de Oaxaca?,__le observamos.

__ Lo teemos que hacer. Ahora sí en acuerdo a los nuevos, a los viejos, a los que sí trabajen; se tiene que hacer.

“Tenemos que marcar bien un posiconamiento. Porque los priistas de los 250 mil votos que votaron en esta elección por nuestro candidato, por nuestro partido, lo que esperan del PRI… ellos quieren que seamos una oposición en el gobierno de Morena ahora que será. Entonces yo creo que tenemos que tener esa visión.”

Y al respecto esta escribiente coincide, y así se lo decimos: “Sí, el PRI tiene que jugar su papel de oposición”.

En tanto, Liz Concha hace cierta revelación: “Hay una parte que no está de acuerdo en que nosotros tenemos que ser la voz, ¿no?, con acciones que ayuden a nuestros militantes y refuerecen su confianza.”

Ups. ¿Quiénes integrarán esa “parte” renuente (por decirlo de algún modo sutil)? No se lo preguntamos. Puede que a los lectores y lectoras les resulte obvio. Si quienes debieron luchar por el triunfo del PRI en la reciente elección no lo hicieron nada al respecto en seis años, menos querrán que el priismo auténticamente oaxaqueño juegue el papel de oposición.

Por el candidato Alejandro Avilés Álvarez, no quedó; dio todo en la campaña.

Liz Concha remarca: “Se tiene que hacer. Yo creo que lo podemos hacer todas las personas que no tenemos cola que nos pisen; porque no nos pueden reclamar, esto es política y nuestro país sigue siendo un país democrático”.

Tiene razón.

Incluso, a ella ni siquiera le pueden echar en cara ser diputada plurinominal, pues es la única mujer priista que en las elecciones de 2021 ganó la curul de mayoría relativa y con alta votación.

Quizá sea prematuro hablar de candidaturas al Senado, pero Liz Concha representa uno de los cuadros priistas de Oaxaca que bien puede encabezar una de las dos fórmulas a los escaños de mayoría; se lo ha ganado a pulso. Por cierto, fue de las pocas mujeres priistas haciendo campaña de a pie a favor de Avilés Álvarez en esos actos políticos denominados “campaña sin candidato”.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario