CRÓNICA EXPRÉS: Hasta que el PRI puso un representante avezado

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) nombró a Elías Cortés López como su representante ante el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

¡Vaya, ya era hora!

Hora de dos cosas: Que el PRI reconozca el peso específico de cada uno de sus cuadros, y que su representación ante el órgano electoral no sea testimonial.

Un representante viene siendo como el portero del partido en la cancha electoral, por donde lo pueden golear. En otras palabras, donde pueden meter derrotas que serían victorias.

Qué bueno que el Comité Directivo Estatal, a cargo de Eduardo Zavaleta Rojas, rectificó y puso un cuadro avezado en materia político-electoral; Elías ya tiene experiencia como representante del PRI ante órganos electorales.

Y se ha caracterizado por el manejo del argumento jurídico y político, incluso ironizando sin caer en la ofensa, grosería o vulgaridad. Vaya, hace debate.

El PRI traía un representante que ni pío decía.

Ah, parece que lejos han quedado los tiempos en que había debate en el Consejo General del IEEPCO, representantes partidistas y consejeros electorales argumentaban de modo tal que el órgano electoral se convertía en el centro de atención mediático.

Y al mismo tiempo daba personalidad tanto a representantes como consejeros.

Recordemos por ejemplo los debates que daban representantes partidistas como Carlos Moreno Alcántara, del PAN, y Juan Manuel Cruz Acevedo. Y más recientemente, el priista Elías Cortés y Noel García Pacheco del PT.

También se defendía Jesús Cervantes del entonces Panal; así como Karen Pastrana ahora del PVEM y quien inició equivocándose muchas veces, pero se adentró sin miedo en su función y aprendió pronto.

Ahora, las sesiones son prácticamente testimoniales. Los representantes partidistas solo iban a comer galletas cuando las sesiones eran presenciales, y ahora que son virtuales dada la emergencia sanitaria ni fu ni fa. Algunos ni a éstas asisten.

Claro, el representante partidista no solo debe debatir, sino también cumplir cabalmente con la presentación de los medios de impugnación pertinentes, las quejas y denuncias, observar la actuación de la autoridad electoral.

No se trata de pelearse, pero tampoco de ser testigos mudos. El silencio siempre despierta conjeturas.

En fin.

Ah, según trascendió, Elías Cortés también fungirá como representante del PRI ante el Consejo Local del Instituto Nacional Electoral (INE) llegado el momento.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario