CRÓNICA EXPRÉS: Jorge Toledo, ¿quiere dirigir el PRI-Oaxaca?

Rosy RAMALES

En base a los resultados de las recientes elecciones concurrentes, el priista Jorge Toledo Luis pide a Alejandro Moreno Cárdenas (Alito) renunciar a la presidencia nacional del PRI porque “forma parte del problema”, léase debacle de este partido. Y pide lo mismo a Javier Casique Zárate, presidente del Comité Directivo Estatal.

En un video subido ayer a sus redes sociales, Jorge Toledo dice: “Es momento de dejar que el proceso que viene lo hagamos quienes hemos militado en el estado, quizá sea mucho pedir, pero espero una dosis pequeña pero de compromiso serio de partido, para que se hagan a un lado y renuncien a la dirigencia estatal del PRI”.

Ese “lo hagamos” suena a un “me apunto” por parte de Jorge Toledo. ¿Será que quiere dirigir al PRI estatal? Tiene experiencia; ya estuvo al frente del Comité Directivo hace algunos años. Y, por cierto, ¿todo estuvo bien entonces?

Pero también suena a un llamado para que la presidencia estatal del PRI la encabece un cuadro priista oaxaqueño (hombre o mujer)…más bien, que se haya formado en el PRI oaxaqueño, y haya trabajado para este partido político aquí.

Bueno, Casique es oaxaqueño, tiene sus orígenes en Ciudad Ixtepec, pero se fue a estudiar a la Ciudad de México donde conoció a priistas de Puebla y ahí se quedó, aunque nunca dejó de visitar Oaxaca, según cuentan.

Fue en ocasión del proceso electoral, en que “Alito” lo nombra delegado del PRI en Oaxaca, cargo que luego asumió Helidoro Díaz Escárraga y Casique asume la presidencia estatal.

Los priistas oaxaqueños son bastante regionalistas, se sienten celosos de tanto apapacho de “Alito” hacia Casique, se han sentido desplazados hasta porque Casique alcanzó una candidatura a diputado local plurinominal, y será diputado local en la próxima Legislatura (una de las dos diputaciones que alcanzó el PRI en la entidad).

Por cierto, priistas muy regionalistas pero enmudecieron cuando el PRI nacional (léase Enrique Peña Nieto y José Murat) les impusieron a Alejandro Murat como candidato a gobernador en el 2016; quien luego como gobernador y, en consecuencia, como jefe político del priismo oaxaqueño fue el principal protagonista de la carrera en picada del otrora partidazo en Oaxaca.

Retomando el tema: A decir verdad, el único culpable de la debacle priista es Alito, debacle en las elecciones federales y locales porque hizo los cambios en el PRI cuando el proceso electoral prácticamente estaba a la mitad. Porque él manipuló órganos colegiados para darse la facultad de poner y quitar dirigentes locales y candidaturas a los cargos de elección popular.

Y de eso, ¿quiénes son los culpables? Las y los priistas que le han consentido todo a Alito, quien, por cierto, cuando viene a Oaxaca, hagan de cuenta que para la militancia priista viene Dios. Ahí está, también han puesto su granito de arena en la debacle del PRI.

En fin.

***

rosyrama@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *