CRÓNICA EXPRÉS: Morena ganaría la próxima elección de gobernador de Oaxaca, solo o en coalición

CRÓNICA EXPRÉS: Morena ganaría la próxima elección de gobernador de Oaxaca, solo o en coalición

13 agosto, 2019 0
  • Pero en política nada está escrito

Rosy RAMALES

Los datos de una encuesta o estudio demoscópico varían año con año, mes con mes, semana con semana y día con día, según el tema a medición. Y en política, por supuesto, según los tiempos y circunstancias. Así que tranquilos, pues además las encuestas deben verse no como verdades absolutas, sino como contenidos para tomar precauciones.

Bueno, tras esta reflexión damos paso a desglosar otros datos muy interesantes de la encuesta de Consulta Mitofsky que hemos venido manejando; los de ahora corresponden a la preferencia electoral por partido político y coalición para las próximas elecciones de Gobernador de Oaxaca.

En ambos casos, ganaría Morena; de calle.

A la pregunta ¿Si el día de hoy fuera la elección a gobernador del estado de Oaxaca por cuál partido votaría usted?, Morena alcanza el 39.0%, el PRI el 8.0%, el PAN el 6.8%, el PRD el 2.0%, Movimiento Ciudadano (MC) el 0.8%, el PT el 0.5% y el PVEM el 0.3%, siendo éste el de la menor preferencia electoral.

Pero, el estudio demoscópico reflejó un 39.9% de los ciudadanos encuestados que no declaró su preferencia electoral. Y ese puede ser un altísimo voto indeciso o, en el peor de los casos, un eventual abstencionismo en un próximo proceso electoral.

Un alto porcentaje de voto indeciso puede incrementar la votación a favor del partido puntero o inclinarse al segundo o tercer lugar en la preferencia electoral, lo cual, claro, dependerá de lo atractivo o desalentador de las candidaturas y la forma de ejercicio de gobierno, entre otros factores.

Pero si llegado el momento nada ni nadie convence puede traducirse en abstención y alta.

Por lo pronto, vean a gráfica:

Ahora veamos la opinión en torno a la preferencia electoral en escenarios de coaliciones con los partidos políticos con registro nacional existentes.

Y ojo, en estos escenarios no se están considerando a los partidos locales que tuvieran derecho a coaligarse, y que serían aquellos con por lo menos una participación en procesos electorales anteriores.

Incluso, en el escenario de la preferencia electoral por partido político el estudio demoscópico solo considera partidos con registro nacional, no incluye partidos locales existentes como el Unidad Popular (PUP) y Nueva Alianza (Panal). Además se desconoce aún el número de nuevos partidos nacionales cuyo proceso de constitución y registro está en marcha actualmente.

Por eso bien dice la leyenda anotada en gráficas de la encuesta: “Por favor nadie vea esto como un pronóstico, porque seguramente se equivocará”.

En fin, a la pregunta Si en las próximas elecciones para gobernador se dieran algunas alianzas, ¿por cuál partido o alianza de partidos votaría usted si las únicas alternativas para votar fueran…?”,  una coalición Morena-PT-PVEM-MC ganaría de calle, pues registra una preferencia electoral de más del 50% frente a otros supuestos de coalición.

Morena-PT-PVEM-MC tendría aproximadamente una preferencia electoral del 53.5% frente a una coalición PAN-PRD, y del 62.3% frente a una coalición PAN-PRI-PRD. Curiosamente la preferencia hacia la alianza de la “izquierda” aumentaría cuando el Revolucionario Institucional se suma a la alianza PAN-PRD, para la cual también aumenta la preferencia pero no de manera significativa.

Quien sabe si tal incremento hacia la alianza de “izquierda” represente votos priistas a favor de ésta si el PRI se alía con el PRD y el PAN, o porque la ciudadanía considere mejor opción a la primera frente a cualquier otra coalición; puede significar también un rechazo al priismo.

En el escenario de alianzas también se registra un porcentaje importante de encuestados que no declaran su preferencia electoral: 25.2% y 22.5%. Y probablemente sea voto indeciso o abstención.

Y ojo: La preferencia es sin candidatos. Una buena candidatura; con presencia, buena imagen, simpatía, y con el menor número de negativos, puede darle vuelta a la preferencia electoral partidista y/o aliancista. Claro, tampoco hay que menospreciar lo arrollador de una fuerza electoral, que por sí sola hace ganar hasta a los peores candidatos.

En fin, por lo pronto vean la gráfica:

Y después de la gráfica anterior, en el estudio demoscópico en comento, en el segmento “Preferencia Electoral”, viene la gráfica que publicamos la semana pasada relativa al “Posicionamiento de Personalidades Estatales”, y que es la siguiente:

Así que hagan el cruzamiento de datos y saquen sus propias conclusiones. Otro ojo, aquí reiteramos que las encuestas no deben verse como verdades absolutas, sino como meros estudios para tomar precauciones, hacer proyecciones, planes, estrategias, etc.

Y Dalay; o sea, calma, porque la información no lleva dedicatoria para nadie, al menos por parte de esta escribiente; es más, la encuesta llegó al poder de la misma cuando buscaba información relativa al reciente elección interna a la dirigencia nacional del PRI, y como traía datos interesantes adicionales como, por ejemplo, la “Preferencia Electoral para Gobernador”, la “Aprobación de Autoridades”, etc., pues simplemente hicimos algunas reflexiones en la columna.

Pero la gráfica relativa al “Posicionamiento de Personalidades Estatales” levantó tanta ámpula, que se desataron los trolles en redes sociales y hasta el presidente estatal del PRI, Jorge González Ilescas, salió en Twitter a decir lo siguiente:

“Recordemos amigos, que no son tiempos de destapes, ni de sucesión gubernamental, ni de dividir. Lo que nos ocupa a los priistas es la Elección para la Dirigencia Nacional de nuestro partido, el @PRI_Nacional, que necesita de todos unidos, #somosPRI, somos más fuertes.”

¿O no fue por tal gráfica? A lo mejor y no, porque en la misma aparece punteando Ivette Morán, y ni modo que el llamado la incluya también y sin deberla, pues a decir verdad ella es ajena a la difusión de los datos de la encuesta y seguramente al levantamiento de la misma, pues la fuente es totalmente distinta.

En fin, cabía la precisión para que vean el tamaño de los demonios priistas y de otras filiaciones.

Retomando el tema: Como decíamos al principio de esta columna, los datos de una encuesta o estudio demoscópico varían año con año, mes con mes, semana con semana y día con día, según el tema a medición. Y en política, por supuesto, según los tiempos y circunstancias.

La encuesta en comento fue levantada del 13 al 15 de julio del año en curso, y seguramente la opinión de los encuestados ya varió, máxime en función también de los resultados de la elección interna del PRI a la dirigencia nacional y del faraónico destape.. perdón, del acto del primer informe legislativo del senador Salomón Jara Cruz, de Morena.

Además aún hay un trecho para que inicie el proceso electoral a la sucesión gubernamental, lo cual ocurrirá en el 2021. Entonces seguramente estudios demoscópicos subsiguientes reflejarán más u otros nombres de prospectos a suceder al gobernador Alejandro Murat Hinojosa; prospectos de distintas filiaciones.

Por ejemplo, el senador petista Benjamín Robles Montoya también tiene su corazoncito puesto en la candidatura a gobernador. Y tampoco hay que descartar a cuadros como Samuel Gurrión Matías, como Mariana Benítez Tiburcio, como Javier Villacaña Jiménez, como Ericel Gómez Nucamendi, etc.

(La encuesta, cabe recordar, fue levantada bajo los siguientes datos metodológicos:

Ciudadanos en viviendas particulares en el estado de Oaxaca que cuentan con servicio telefónico en sus hogares

El método de muestreo fue con arranque aleatorio y selección sistemática de los números telefónicos particulares. Este método se aplicó con el sistema CATI (Computer Assisted Telephone Interview)

Se realizaron 400 entrevistas a habitantes en el Estado de Oaxaca a mayores de 18 años que cuentan con servicio telefónico.

Los resultados aquí presentados reflejan la opinión de la población con teléfono, lo que deriva en sesgos hacia niveles de ingreso y escolaridad medio y alto, además de ser un segmento de la población más informada que el resto de los ciudadanos.

Aunque cada porcentaje tiene su propio error asociado, el diseño de muestra garantiza que en al menos 90 de cada 100 veces, el error no sobrepasa el +/-4.9% en las estimaciones para el estado.

Y la encuesta, no tiene desperdicio; trae datos muy interesantes, para tomarse en cuenta en proyecciones de escenarios políticos.)

***

 Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir la Nota: