CRÓNICA EXPRÉS: Mujeres Independientes, grupo parlamentario ilegal…¿o no?

Rosy RAMALES

El nuevo marco jurídico del Congreso del Estado de Oaxaca permite la formación del grupo parlamentario de Diputados (as) Independientes.

Veamos qué establece el artículo 80 de la Ley Orgánica del Congreso:

Se podrá constituir un solo Grupo Parlamentario por cada instituto político representado en el Congreso, y será requisito indispensable que lo integren cuando menos dos Diputados de la misma filiación.”

En base a ese precepto se conformaron las bancadas de Morena, del PRI, del PT y del PES.

En el siguiente párrafo del precepto, se precisa: “Por lo que hace a los Diputados Independientes, estos podrán constituirse como Grupo Parlamentario, debiendo cumplir para tal efecto, lo dispuesto por esta Ley y su Reglamento”.

Y la fracción XIII del artículo 3 de la misma Ley establece que el “Diputado Independiente” es aquél “que emana de una contienda electoral y haya solicitado su registro ante la autoridad competente con tal carácter, en términos de lo dispuesto por el artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

Y el artículo 35 de la Carta Magna General se refiere a los derechos políticos del ciudadano (a), entre los cuales se encuentra el de solicitar el registro como candidato (a) independiente.

Está claro, ¿verdad? De las disposiciones antes descritas se entiende que el derecho a formar un Grupo Parlamentario de Diputados (as) Independientes a quienes hayan competido y ganado como tales con todas las formalidades constitucionales y legales.

Entonces, por qué las diputadas Elim Antonio Aquino y Aleida Tonelly Serrano Rosado han pretendido conformar el Grupo Parlamentario de Mujeres Independientes, si la primera entró por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y la segunda por el Partido Encuentro Social (PES);

Entonces, por qué las diputadas Elim Antonio Aquino y Aleida Tonelly Serrano Rosado han pretendido conformar el Grupo Parlamentario de Mujeres Independientes, si la primera le fue asignada al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y la segunda al Partido Encuentro Social (PES) postulada dentro de la coalición “Juntos Haremos Historia” por el Distrito XIX, con cabecera en Salina Cruz.

Aleida es de mayoría relativa y Elim es de representación proporcional (plurinominal).

Las diputaciones plurinominales le son asignadas a los partidos políticos en función del número de votos que obtiene éste; o sea, no las gana la persona que encarna la candidatura.

Imagínense, a duras penas el PRD obtuvo una diputación plurinominal y Elim, al formar su bancada “independiente”, lo deja sin representación formal en la LXIV Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca. En el caso del PES al salirse Aleida, se quedan 2: Arsenio Lorenzo Mejía García y Fabricio Emir Díaz Alcázar, que tendrán dicha filiación aunque el partido haya perdido su registro.

Incluso, la Ley Orgánica, en su artículo 81, permite que los diputados renuncien a la fracción a la que pertenecen para adherirse a otra. Lean:

“Para los casos de renuncia por parte de un Diputado al Grupo Parlamentario que pertenezca, bastará con el documento en el cual se declare esta circunstancia por parte del renunciante.

“Para las adhesiones a Grupos Parlamentarios después de su constitución, deberá acompañarse el escrito correspondiente, mismo que será presentado a la Presidencia de la Mesa Directiva y a la Presidencia de la Jucopo.”

Pero se refiere a grupos parlamentarios ya constituidos, no a declararse independientes para ser considerados como tales como si hubiesen emanado de la contienda con tal carácter.

Claro, hay ciertas lagunas en la Ley. Y quizá si alguien impugna la formación del Grupo Parlamentario de Mujeres Independientes, no pase nada. Porque tampoco las pueden obligar a pertenecer a la filiación que las postuló.

Pero imagínense que no se de reversa a la reelección y las diputadas “independientes” pretendan reelegirse. ¿Qué principio harán valer? ¿Y se los harán válido?

En fin, es más digna la actitud de la diputada del PAN, María de Jesús Mendoza Sánchez, que permanece sola y hasta Comisión Permanente le tocó presidir: Transparencia, Acceso a la Información Pública y Congreso Abierto.

Vaya, las llamadas “independientes” bien pudieron formar el Grupo Parlamentario del PRD, sumándose Aleida. Igual como lo hizo la diputada electa por el Panal, Victoria Cruz Villar, que se sumó al PVEM para formar la bancada de esta filiación.

De ese modo podrían haberse incorporado a la Junta de Coordinación Política si acaso eso pretendían las “independientes”; claro, una de ellas, la coordinadora de la supuesta bancada.

También así tendrían acceso a la subvención que establece la ley:

“La Jucopo dispondrá de una subvención mensual para cada Grupo Parlamentario, integrada por una suma fija de carácter general y otra variable, en función del número de Diputados que los conformen.”

(Subvención: Cantidad de dinero que se concede a una persona, una entidad o una institución como ayuda económica para realizar una obra o para su mantenimiento, especialmente la que se recibe del Estado o de un organismo oficial)

En fin, ¿por qué “independientes”? Tendrán sus razones.

Lo que sí es que las mujeres que acceden al poder tienen el deber de no actuar como lo hacen los hombres, con sus excepciones: Pisoteando la ley.

Por cierto, en los corrillos políticos-legislativos ha sido harto criticable ver al respectivo papá de las diputadas autodenominadas “independientes” cuidándolas en todo momento. ¿Quiénes ejercen la diputación? ¿Ellas o ellos?

Ah, pero Elim sigue participando en actividades del PRD…¿cómo militante o como invitada?

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email

Categories: Columnas,CRÓNICA EXPRÉS

Deja una respuesta