CRÓNICA EXPRÉS: ¿Neri contra Oswaldo?

Rosy RAMALES

El candidato de Morena a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña, Francisco Martínez Neri, subió un tuit con el siguiente comentario: “Seguimos adelante para transformar Oaxaca. El cambio es inminente y absolutamente necesario”.

Vean:

¿Quiere decir que es absolutamente necesario el cambio en la capital oaxaqueña? ¿Quitar a Morena del gobierno municipal?

Así se entiende porque Neri está haciendo campaña para presidente municipal, no para gobernador del estado, ni para ningún otro cargo de elección popular.

¿Quién le manejará sus redes sociales que no se dio cuenta que al escribir el citado comentario, prácticamente habla de un cambio de partido en el gobierno municipal porque Morena nada más no dio el ancho?

¿O a propósito escribieron tal texto para hacerle la mala obra? Y ya serían dos: Ésta y el no haberle sugerido posponer su arranque de campaña porque la empezó sin tener la calidad de candidato, pues el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) aún no aprobaba las candidaturas.

Hasta parece que en vez de colaboradores y de compañeros militantes, tiene enemigos.

La frase “El cambio es inminente y absolutamente necesario” está ni mandada hacer para que la use algún candidato de oposición a Morena a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña en cada reunión, en cada mitin, en cada plática con ciudadanos y ciudadanas.

Porque a quien le toca hablar de un cambio es al candidato de oposición al partido gobernante en la demarcación electoral de que se trate; en este caso, el municipio de Oaxaca de Juárez. Por ejemplo, queda decirlo a Javier Villacaña Jiménez, candidato común del PAN-PRI-PRD, partidos que representan la oposición de Morena en la capital oaxaqueña.

Pero al candidato del mismo partido gobernante no le queda hablar de cambio y todavía «inminente y absolutamente necesario». Eso no lo debe decir Neri.

Vaya, es como echarle tierra a su mismo partido.

O es tener como contendiente o rival al presidente municipal saliente, que en el caso se trata del morenista Oswaldo García Jarquín.

¿Neri contra Oswaldo?

A ver si tiene más cuidado la persona que maneja las redes sociales del contador Neri.

En fin, de por sí flaco favor le hace Oswaldo García Jarquín a Martínez Neri con tan mala administración municipal, le pesa al candidato y le pesa a Morena.

Ni una obra de envergadura. Nada trascendente. Ni siquiera ha podido bachear todas las calles averiadas del municipio de Oaxaca de Juárez.

Oswaldo ha dejado tan mal parado a Morena, que quien sabe cuántos ciudadanos y cuántas ciudadanas que votaron en las elecciones municipales del 2018 a favor de este partido, refrenden su voto en las elecciones de junio próximo.

Hay cierto hartazgo por el gobierno morenista municipal.

Quizá por eso han manejado el siguiente slogan: “Por la persona y por la Cuarta Transformación”.

¡Destacan a la persona!

Vean:

Eso de la 4T lo hubiesen omitido.

Y sí, Martínez Neri es buen candidato, pero le pesará el pésimo gobierno de Oswaldo García Jarquín que a la vez impacta en Morena, además de los propios errores del partido. Y por si fuera poco tiene una planilla que lo maniata, porque está compuesta de cuotas morenistas al estilo tribal.

En fin, los morenistas le manejaron mal su arranque de campaña. Le provocaron un tropiezo al arrancar sin tener la calidad de candidato, y debieron evitarlo (los morenistas no son neófitos en temas electorales).

Luego lo exhiben con la comentada frase.

Y también suben a tuiter una imagen donde se ven huecos en las gradas de la Plaza de la Danza, y que no son precisamente para guardar la sana distancia, porque en otras partes las gradas se ven más llenitas.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario