CRÓNICA EXPRÉS: ¿Quien pide el debate, es porque va abajo en la preferencia electoral?

Rosy RAMALES

Quien sabe si sea una regla para aplicarse en todos los casos a raja tabla; una regla de oro en la praxis política-electoral. Porque toda regla tiene sus excepciones.

Pero hace tiempo, un político me dijo: «El candidato que pide debatir es porque va abajo en la preferencia electoral. Porque con el debate busca subir o posicionarse en el ánimo del electorado».

Yo agregaría que quizá también cuando existe la posibilidad del empate técnico, entonces busca el desempate mediante el debate.

Nos referimos a candidaturas a cargos de elección popular.

El contexto viene a colación porque en la capital oaxaqueña, la mayoría de los candidatos a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez han retado a debatir al abanderado de la candidatura común PRI-PAN-PRD, Javier Villacaña Jiménez.

¿Por qué? ¿Acaso lo ven como puntero? ¿Acaso sienten que van abajo en la preferencia electoral?

Claro, también puede existir la posibilidad de que solamente busquen confrontar ideas, proyectos, planes, programas, políticas, para que el electorado tenga mayores elementos para decidir su voto en las elecciones del próximo seis de junio.

Como sea, hay un debate en puerta, programado el próximo domingo 23 de mayo a las 19:00 horas en las instalaciones de una institución educativa.

Y según un comunicado de unos de los actores políticos en dicho debate participarán los siguientes candidatos: Francisco Martínez Neri, de Morena; Hilda Pérez Luis, del PT – Verde Ecologista; Jesús Ruiz Olmedo, de Fuerza por México; Javier Chávez, de Movimiento Ciudadano; Ricardo Leyva del Partido Unidad Popular; Rey David Villagrana, de Nueva Alianza, y Raúl Castellanos Hernández de Redes Sociales Progresistas.

Pregunta: ¿Enfocarán baterías hacia el abanderado de Morena considerando que este partido político es el que actualmente gobierna en la capital oaxaqueña?

En casi todo debate el blanco es precisamente el partido gobernante en la demarcación de que se trate, porque los adversarios políticos buscan ganar, no perder.

Igual y puede tratarse de un debate solamente para confrontar propuestas, en un marco de civilidad y sin sacar a colación cualquier aspecto negativo del ejercicio de gobierno del partido en el poder municipal.

En fin, pueden hacer un pacto de caballeros de no agresiones.

Y el candidato del PRI, PAN y PRD, Javier Villacaña Jiménez ¿por qué no asistirá? De acuerdo al comunicado enviado por uno de los actores políticos opositor, no asistirá «en virtud de contar con poco tiempo para la campaña y prefiere el contacto directo con la ciudadanía».

Está en su derecho. Además, los debates entre contendientes a este cargo de elección popular, no son obligatorios.

Y al final de cuentas él no sería el blanco, sino el abanderado morenista, salvo que el resto de los candidatos lo vean como puntero.

Mmmm…en los debates, además del puntero, se le tira al segundo lugar para cuando menos conseguir regidurías de representación proporcional.

¿A quién de todos los contendientes ven como puntero? ¿Y a quién en segundo lugar? Hagan sus apuestas, señores, que ya faltan solo días para la jornada electoral.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario